No es lo mismo una especie temida y totalmente ajena a nosotros como los tiburones, que los perros y otras mascotas habituales.

Existen un gran número de especies dentro del reino animal de las cuales desconocemos una gran cantidad de información relevante debido a que a priori no mantienen un contacto tan cercano y/o constante con el ser humano como sí hacen otras. Específicamente, los animales marinos son los que más sufren este “rechazo” habitual, más aún en el caso del tiburón, un depredador marino que infunde temor allá por donde va.

Los tiburones no son tan peligrosos como los pintan, en especial el tiburón blanco.

El daño que ha hecho la película de tiburón a esta especie es altísimo. Especialmente al tiburón blanco, protagonista de la cinta y mediante el cual se encargan de demostrar una ferocidad y una sed de sangre que, realmente, no existen.

Puede que se traten de depredadores marinos, pero su posición en la escala alimenticia no dista mucho de la de otros depredadores terrestres, y que simplemente realizan su función en la naturaleza. De hecho, si buscas tiburón blanco información te darás cuenta de que apenas y hay ataques de este animal a humanos, siendo el tiburón toro la especie más agresiva y territorial dentro de todos los tipos de tiburones existentes.

Y es que el ser humano no entra dentro de lo que comen los tiburones habitualmente, siendo una presa con demasiados huesos y poca carne, y lo que es aún más importante: muy poco común en el océano, por lo que a los tiburones ni les gusta ni tan siquiera están interesados en el sabor de nuestra carne.

Hay quienes, sin embargo, prefieren mantenerse al margen de este tipo de animales y establecer contacto estrictamente con las especies más típicas y con las cuales convivimos casi a diario, como bien son los perros, los gatos, pájaros, etc. Que en definitiva pueden llegar a ser domesticados y convertidos en mascota. Esto es debido a que los humanizamos, y en ellos no solamente vemos un animal, sino más bien un compañero. Eso sí, un compañero al que hay que cuidar

 

La alimentación de nuestro perro, esencial.

La mascota más habitual de todas son los perros, y es por ello que nos centraremos en sus cuidados (tanto alimenticios como de diverso tipo, como veremos a continuación) para ejemplificar cuáles son las necesidades que deberemos de cubrir, y sobre todo cómo hacerlo.

Bien es cierto que a un perro puedes darle prácticamente de todo en cuanto a términos de comida se refiere, pero la realidad es que las sobras de la comida habitual de los humanos no es el tipo de alimentación más adecuada para ellos. Para eso ya existe el pienso.

Acude a primeras marcas como piensosloboazul.com ya que son garantía de calidad en este sentido, ofreciendo en sus distintas líneas de producto alimento adecuado para cada tipo de perro, atendiendo sobre todo a su raza o a la edad. Y que le proporcionarán todos los nutrientes necesarios para su correcto crecimiento, desarrollo, etc. De forma que crezcan y se mantengan siempre lo más fuerte y sanos posibles. Si no tienes muy claro qué tipo de pienso comprar a tu perro, siempre puedes consultar al dueño de las tiendas de mascotas en cuestión el cual a buen seguro podrá ayudarte a solucionar cualquier problemática relacionada con el tema.

A esto hay que sumarle, evidentemente, cuidados de limpieza e higiene habituales, así como la práctica de ejercicio constante, salidas a la calle continuas para la deposición de sus necesidades, etc. Y no abandonar dicha rutina bajo ningún concepto, inclusive cuando nos vamos de vacaciones.

 

¿Qué ocurre con nuestra mascota cuando nos vamos de viaje?

Abandonarla o dejarla al cuidado de otros no es una opción. Es tu responsabilidad, por lo que tendrás que mantenerla siempre bajo tu cuidado sin importar qué, y ni mucho menos dejarla en otro domicilio por puro ocio y placer personal. Aprovecha las distintas opciones existentes en cuanto al alojamiento para mascotas a la hora de ir de vacaciones y alquila un piso que habiliten la posibilidad de poder tener mascotas en él, u organiza una escapada en Málaga en un bungalow con tu mascota, siendo este un espacio que no solamente no te pondrá ningún problema al respecto sino que, además, favorecerá la actitud y el ánimo de tu animal de compañía gracias a que normalmente se encuentran en plena naturaleza, rodeado de verde y proporcionándole un gran espacio para pasear, jugar, etc.

Los bungalows son, por tanto, una de las mejores alternativas a la hora de viajar y alojarte junto a tu mascota durante las vacaciones, ya sean muy prolongadas en el tiempo o tan solo una simple escapada de fin de semana. Lo importante es que el animal pueda acompañarte y ambos disfrutéis juntos del lugar escogido para el hospedaje, tal y como hacéis habitualmente en vuestro lugar de residencia ordinario.