image

La ministra de Empleo, Fátima Báñez, y la vicepresidenta del Congreso, Celia Villalobos, acudirán al acto de apertura del complejo CSI-IDEA, que comenzará a funcionar en breve plazo. La inversión es de 3,5 millones de €

La futura Ciudad Aeroportuaria del Ocio y la Investigación de Alhaurín de la Torre acaba de dar un paso de gigante. El próximo lunes, 23 de marzo, es la fecha elegida para la inauguración de los dos primeros edificios destinados a la promoción y desarrollo de la tecnópolis, uno de los principales proyectos de  generación de empleo y riqueza de  toda Andalucía. El acto de apertura del complejo CSI-IDEA (Centro de Servicios Integrados para el Impulso y el Desarrollo Estratégico Aeroportuario), situado en la barriada El Peñón, contará con la presencia de la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, y de la vicepresidenta del Congreso de los Diputados, Celia Villalobos, además del subdelegado del Gobierno en Málaga, Jorge Hernández, y del alcalde de la localidad y parlamentario, Joaquín Villanova. Estas instalaciones comenzarán a funcionar en muy breve plazo.

 

QUÉ ES LA CIUDAD AEROPORTUARIA

Como es sabido, la Ciudad Aeroportuaria (C@DOIT 130), un proyecto que comenzó a dar sus primeros pasos administrativos y urbanísticos hace una década, está concebida para atraer a cientos de empresas e industrias vinculadas a la actividad del aeródromo malagueño, lo que va a generar un impacto económico estimado en el 4% de todo el Producto Interior Bruto de Andalucía. Estimulará una inversión de unos 300 millones de euros y creará 25.000 empleos directos y 80.000 indirectos. Se desarrollarán más de un centenar de usos productivos, tanto industriales como terciarios. Serán más de 1,7 millones de metros cuadrados para albergar empresas relacionadas con la industria aeronáutica, operadores logísticos, laboratorios, industrias farmacéuticas, ciencia e innovación, industria automovilística, hoteles, restaurantes, empresas de catering, ‘rent a car’, centros de formación, galerías comerciales, aparcamientos, entidades financieras…

Además, se prevé destinar un 28% del total para zonas verdes (1.038.970 metros cuadrados) y un 10% para equipamientos públicos (386.300 metros cuadrados), ya sean centros sanitarios, educativos, deportivos y culturales, todo ello con la mayor calidad constructiva y de servicios para equipararla a los centros productivos de los mejores aeropuertos del mundo.

Ante la contundencia de estos datos y en aras de una correcta canalización de los recursos y oportunidades que se avecinan, Alhaurín de la Torre ha dedicado parte de sus esfuerzos a la creación de la infraestructura previa necesaria. Los dos inmuebles que se inauguran el lunes, construidos como primera fase de la Ciudad Aeroportuaria, suman una inversión de tres millones y medio de euros, y se erigen como los primeros signos visibles de la tecnópolis. El 80 por ciento de esta suma económica ha sido aportada por la Unión Europea, dentro de los Fondos FEDER.

 

SENTIDO FINAL DE LA CIUDAD AEROPORTUARIA

El sentido final de esta Ciudad Aeroportuaria es bien sencillo: el Aeropuerto de Málaga ha recibido una importantísima inyección de dinero en la última década para ponerlo entre los cuatro mejores de España y entre los 20 mejores de Europa, y esta tecnópolis se vislumbra como esa gran oportunidad para que semejante inversión revierta de forma efectiva en toda la comunidad.

Alhaurín de la Torre es el primer y único municipio de la provincia que se ha puesto a trabajar para desarrollar el Área de Oportunidad, denominada A-3. La Ciudad Aeroportuaria es mucho más que la mayor oportunidad de empleo de Andalucía. Es mucho más que el cambio definitivo de modelo de usos de suelo residencial hacia el productivo y de servicios. Es la conjugación perfecta de tener a Málaga y su Costa del Sol para disfrutarla y, al mismo tiempo, donde trabajar.

La Ciudad Aeroportuaria es avalada expresamente por la Fundación CIEDES, el Club Málaga Valley, la Confederación de Empresarios de Málaga (CEM), el Ayuntamiento de Málaga y el propio Aeropuerto Internacional Pablo Ruiz Picasso.

 

EDIFICIO INTELIGENTE

El complejo CSI-IDEA consta de dos edificios. Uno de ellos será sede de la empresa pública de promoción y desarrollo de la Ciudad Aeroportuaria y destaca por su diseño arquitectónico moderno y que persigue fundamentalmente la eficiencia en el aprovechamiento energético de recursos renovables. La construcción, ubicada en la avenida Gran Canaria, cuenta con un área administrativa para la gerencia, otra para oficina técnica, una zona administrativa y comercial y un área más espaciosa que servirá como sala para reuniones, jornadas y otros actos.

En planta, el inmueble tan solo ocupa un tercio de la parcela y se ha proyectado permeable al peatón en su planta baja, para dejar pasar el parque, con el queda perfectamente integrado al contar con unos apoyos diseñados en forma de esculturas arbóreas. A nivel del suelo tan solo se sitúan la escalera y el ascensor, para minimizar su ocupación. Para su diseño en volumen, se estudió el soleamiento (la entrada de luz solar) actual de las viviendas a ambos lados del parque, para minimizar el impacto. Para ello, se realizó un diseño a través de un modelo informático que permitiera obtener el camino solar y la proyección de sombras sobre las fachadas de las viviendas.

Por otro lado, de cara a la privacidad de las casas, no presenta muros cortina o grandes ventanales en sus fachadas noroeste y sureste, de forma que los huecos solo se presentan en las fachadas sur y norte, lo que refuerza la transparencia del edificio en la dirección del eje del parque. Sobresale en este sentido las fachadas verdes a modo de jardín vertical, un diseño único en toda la provincia de Málaga y que sirve para aislar térmicamente el interior, con el consiguiente ahorro energético. Al suroeste, cuenta con cristales coloreados como una vidriera, que permite el paso hacia el interior de una luz tamizada. Los arquitectos destacan el carácter único y pionero que se refleja en un diseño perfectamente enclavado al inicio de un parque en una urbanización de reciente construcción, para dotarlo de mayor visibilidad desde la red de comunicaciones exterior. Su superficie construida es de unos 900 metros cuadrados, y su superficie útil es de unos 500. Consta de dos plantas en las que se distribuyen la recepción, despachos de dirección, oficina técnica, tres aseos, sala de reuniones, secretaría, gerencia, almacén, escaleras y terraza, entre otras dependencias. En las obras se han invertido 1.171.000 euros, financiados al 80% por fondos europeos FEDER y un 20% por el Ayuntamiento.

 

EDIFICIO DE PROMOCIÓN

El otro edificio del CSI-IDEA, situado entre la avenida Gran Canaria y la calle La Graciosa, se ha pensado para albergar ferias, exposiciones y eventos, ofreciendo a la industria auxiliar del sector aeroportuario un canal de presentación y proyección de sus iniciativas, con especial atención a los emprendedores y empresas. Se trata de un espacio de unos 2.000 metros cuadrados con una sala polivalente de exposiciones con aseos, camerinos, ‘office’ y almacén anejos, y dos salas polivalentes que permitan su uso para reuniones, talleres, conferencias, aulas o exposiciones.

Desde el punto de vista arquitectónico, refleja también un diseño único y pionero, como un gran lucernario que permite una retroiluminación desde el exterior y que actúa como un faro, permitiendo su visibilidad desde la Hiperronda. Por otro lado, el edificio funciona como una ”chimenea solar” durante los meses estivales, pues el aire calentado su interior a través de sus cerramientos de vidrio y acero favorecerá una corriente que succione el aire caliente de la sala. Por contra, en el invierno este mismo sistema permitirá aprovechar el aire como calefacción natural, por lo que se dispondrá de un ventilador capaz de hacer pasar el aire a través de un filtrado, y conducirlo e impulsarlo a la sala cuando la temperatura alcance un mínimo.

Consta de una sola planta, con una superficie construida de 1.870 metros cuadrados y una superficie último de 1.675 metros, en los que se incluyen dos salas polivalentes, cuatro aseos, office, almacenes, camerinos, sala de exposiciones, vestíbulo, almacenes y otras dependencias. La inversión total ha sido de 2.031.757 euros. Un 80% procede de fondos FEDER y otro 20% son recursos propios del Ayuntamiento.

El edificio se ha ampliado con unos mil metros cuadrados más, al integrar el espacio de una pista polideportiva anexa. Para ello, se han ejecutado unos cerramientos verticales para integrar por completo en el inmueble este espacio, que ya contaba con una cubierta horizontal de geometría curva, con un diseño acorde a la arquitectura del inmueble. La creación de estos cerramientos supondrá además mejorar las condiciones acústicas del conjunto. Esta última obra, que está a punto de finalizar, ha supuesto otra inversión de  467.755 euros, financiados en la misma proporción que el resto del complejo CSI-IDEA.