Las instalaciones, que estarán operativas a principios del año que viene, han contado con una inversión de la Diputación de Málaga de 1,2 millones de €,junto a otros 600.000 del Ayuntamiento

La nueva Biblioteca Pública Municipal de Alhaurín de la Torre situada junto a la avenida Presidente Adolfo Suárez e Isaac Peral, en la llamada futura ‘Manzana Cultural’, conservará el nombre de Antonio Garrido Moraga,un referente en la provincia por su amplia carrera vinculada al mundo de la cultura.

Hay que recordar que el actual centro de lectura, ubicado en la plaza de Santa Ana, fue bautizado en 2001 con el nombre del actual parlamentario andaluz, y que fue maestro en el municipio en los años 70 y director del Instituto Cervantes en Nueva York.

Así lo ha dado a conocer el presidente de la Diputación, Elías Bendodo, en su visita junto al alcalde de la localidad, Joaquín Villanova, a las instalaciones cuyas obras se retomarán en breve tras diversos problemas administrativos y abrirá sus puertas a mediados de 2018. El proyecto ha supuesto una inversión de 1.227.704 de euros por parte del ente supramunicipal, por otros 600.000 que aporta el Consistorio.

Garrido Moraga, que dedica su vida actual a la política y cuyo estado de salud es delicado en estos momentos, fue un maestro muy querido en el municipio, pues ejerció sus primeros años de profesión en el ‘Colegio del mercado’, situado en el barrio viejo de Alhaurín, en la actual plaza de José Benítez a finales de los 70.

Bendodo, que ha deseado una pronta recuperación a Garrido Moraga, ha explicado que las nuevas instalaciones será un espacio de referencia en la provincia, el más importante y extenso de la comarca del Guadalhorce, y ha hablado de las oportunidades de futuro que brinda Alhaurín de la Torre en torno a la ciudad aeroportuaria, el mayor proyecto de inversión para la provincia en los próximos años y que generará 25.000 puestos de trabajo.

El presidente de la Diputación ha recordado que desde 2011 el ente supramunicipal ha invertido en el municipio cerca de 5 millones de euros que han permitido actuaciones como la reurbanización y arreglo de diversas calles de barrios urbanos o el equipamiento de instalaciones deportivas, entre otras.