(Diputación) Un centenar de personas participan hoy y mañana en unas jornadas organizadas por el Consorcio Provincial de Residuos

Un centenar de personas participan en unas jornadas sobre ‘El futuro de los residuos urbanos en la provincia de Málaga’, que se desarrollan durante hoy y mañana en el Auditorio Edgar Neville de la Diputación de Málaga.

En diferentes ponencias, se está ofreciendo una visión de la situación actual en la gestión de los residuos y se plantean alternativas para mejorar su aprovechamiento. Actualmente, en toda la provincia se recogen al año un millón de toneladas de residuos domiciliarios (procedentes del contenedor gris). Igualmente, se recogen 61.400 toneladas de envases, vidrios, papel y cartón.

Este encuentro, organizado por el Consorcio Provincial de Residuos Sólidos Urbanos de la Diputación de Málaga en colaboración con empresas del sector (FCC, Ferrovial, Urbaser, Valoriza y Ecoembes), reúne a representantes municipales y técnicos de Medio Ambiente de la provincia de Málaga, así como a profesionales del sector.

Entre otros, participan representantes de la Asociación de Empresas Públicas de Medio Ambiente, la Asociación Catalana de Empresas de Valorización Energética de Residuos Sólidos Urbanos y la Diputación de Almería, al igual que técnicos de los tres entes gestores de residuos de la provincia: el Consorcio Provincial de RSU, Limasa y la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Occidental.

El vicepresidente de la Diputación de Málaga, Francisco Salado, durante la inauguración de las jornadas -a la que también ha acudido el delegado del Gobierno andaluz en Málaga, José Luis Ruiz Espejo-, ha destacado que “una adecuada gestión de los residuos es una acción capital para la sostenibilidad y para la mejora de nuestro entorno, que, además, contribuye a aminorar los efectos del cambio climático”.

En este sentido, ha recordado que la Diputación de Málaga está llevando a cabo, desde hace un año, un conjunto de iniciativas y estrategias para coordinar, en el ámbito de la provincia, la lucha contra el cambio climático”.

Una de estas estrategias se centra en la eficiencia energética, que contempla, entre otras medidas, la mejora de la gestión de los residuos cara a evitar el colapso de los vertederos de la provincia y facilitar el reciclaje, lo que contribuye a reducir la emisión de CO2 a la atmósfera y a ahorrar agua, energía y materias primas.

Datos de residuos y reciclaje

En nuestra provincia, el 32% de los residuos domiciliarios (contenedor gris) se producen en la capital; el 43%, en los municipios de la Costa del Sol Occidental, y el 25%, en el resto de la provincia, gestionada por el Consorcio Provincial de Residuos, cuyo presidente y diputado de Sostenibilidad, Francisco Delgado Bonilla, ha valorado el servicio que se está prestando desde el Consorcio.

En cuanto a la recogida selectiva, en toda la provincia, se recogen 21.401 toneladas de vidrio al año, de las que el 29% corresponden al Consorcio, que se encarga de la gestión de 91 municipios, en tanto que el 51% procede de las localidades de la Costa del Sol Occidental y el 20%, de la capital.

Por lo que se refiere a envases, se recogen 22.295 toneladas anuales, de las que el 34% corresponden al Consorcio. Y en el caso de papel y cartón, se recogen 17.212 toneladas al año, de las que el 23% proceden de los 91 municipios del Consorcio.

Planta de compostaje

Francisco Salado ha explicado que, desde la Diputación de Málaga, a través del Consorcio, en los últimos cinco años se ha incrementado y modernizado el parque de contenedores, facilitando a la ciudadanía el reciclaje, además de aumentar la flota de camiones y de vehículos para prestar un mejor servicio. Igualmente, de forma permanente, se están realizando mejoras en el complejo medioambiental de Valsequillo, incluyendo un mejor aprovechamiento de los residuos.

El vicepresidente de la Diputación ha resaltado la importancia de la nueva planta de compostaje, ubicada en el complejo de Valsequillo, que se ha ejecutado gracias a fondos europeos gestionados por la Junta de Andalucía y que va a permitir una notable mejora en la gestión de los residuos sólidos urbanos, convirtiendo en compost la materia orgánica para su posterior uso en agricultura o jardinería.

Además, en esta nueva planta se reciclarán los residuos de envases, metálicos, cartón, vidrio que vayan en el contenedor de basura orgánica. “De esta manera, se reducirá notablemente el volumen de residuos que se depositan en el vertedero, obteniendo un notorio beneficio ambiental, que es lo que nos preocupa a todos”, ha indicado Salado.

Así mismo, ha añadido que desde el Consorcio se promueven las campañas de concienciación y sensibilización, colaborando, por ejemplo, con Ecoembes, porque tenemos que convencernos de la importancia que tiene intentar reducir la basura que generamos, así como clasificarla adecuadamente para su posterior reciclaje.

Por ejemplo, el año pasado visitaron el Centro de Interpretación de Residuos de Valsequillo 6.200 alumnos y 330 profesores de toda la provincia.