La semana pasada se celebró en las instalaciones del Club de Tiro Olímpico Jarapalo la tercera edición del llamado ‘Grand Prix Málaga de Trap Nórdico’, con un total de 44 participantes provenientes de dos países escandinavos: Noruega y Suecia. La competición, en la que el Área de Deportes del Ayuntamiento colaboraba con la cesión de trofeos y medallas y era patrocinada por la marca de escopetas Zoli, se llevó a cabo los días 30 y 31 de marzo, si bien las dos jornadas anteriores fueron de entrenamiento.

Se trata de la segunda ocasión consecutiva en la que los organizadores se decantan por las instalaciones de Alhaurín de la Torre, debido a las óptimas condiciones climatológicas -con 22 grados de media- y la calidad del recinto, considerado entre los mejores de Europa.

Lo más llamativo de esta competición de foso olímpico de tiro al plato fue la altísima participación en las categorías Junior y Damas, precisamente modalidades que son menos defendidas tanto a nivel federativo como privado, lo cual es motivo de gran alegría para el club y para el organizador del evento, el noruego Bard Thuve, porque representan el futuro de este deporte.

La convivencia fue también la nota predominante de todas las jornadas, ya que la comitiva de participantes se alojaba en un conocido hotel de Torremolinos. Se da la circunstancia de que los cartuchos empleados en estos torneos no tienen plomo, sino solo acero, lo cual contribuye a preservar mejor el medio ambiente. Otra peculiaridad de esta modalidad de Trap Nórdico es que la escopeta no puede elevarse más allá de la zona superior del tronco.

Print Friendly, PDF & Email