15.4 C
alhaurin de la torre
lunes, 30 marzo, 20

Apoyemos el plan de choque social

(Eduardo Madroñal Pedraza) No ha sido fácil. Hay quien ha intentado mantener a toda costa las políticas de recortes, por encima de la defensa de la salud. Hay que recordar al FMI, que hace una semana “recomendaba” a España enfrentar la crisis del coronavirus manteniendo la reforma laboral -es decir permitiendo despidos masivos-, recortando el gasto en pensiones -atacando a los mayores, el principal sector de riesgo- y subiendo impuestos -no a bancos y monopolios sino los tributos que pagamos todos, como el IVA-. Frente a estas “recomendaciones” miserables, se ha impuesto la mayoría progresista, con el plan más avanzado de medidas sociales de toda Europa.

Y algunos también esgrimían la deuda y el déficit para que “no se disparara el gasto público”; limitando la capacidad pública para proteger a la población. Incluso la reforma del artículo 135 de la Constitución permite que “los límites de déficit estructural y de volumen de deuda pública” se superen en caso de “catástrofes naturales, recesión económica o situación de emergencia extraordinaria”. Quien levanta ahora la bandera de “no elevar la deuda” lo hace para evitar que grandes bancos y monopolios deban cargar con una parte del enorme esfuerzo necesario para ganar la batalla al coronavirus.

Es además reseñable que el decreto del gobierno prohíba que empresas o fondos de fuera de la UE adquieran ahora empresas españolas aprovechándose de que su valor en bolsa ha caído en picado. Eso es lo que sucedió tras la crisis de 2010, con un desembarco en España de capital extranjero, especialmente norteamericano. Esta es también una medida necesaria para proteger la industria nacional.

Las medidas aprobadas por el gobierno para afrontar las consecuencias de lo que es una emergencia sanitaria, pero también económica y social, amenazando especialmente a los más vulnerables, han superado todas las expectativas. Hasta 200.000 millones que se pondrán a disposición de este objetivo. Es, como ha remarcado el presidente, Pedro Sánchez, “un plan de choque sin precedentes” y “la mayor movilización de recursos de la historia”.

Impulsado desde dos principios fundamentales, remarcados en la intervención del presidente del gobierno. En primer lugar, una declaración tajante: “No vamos a escatimar ningún esfuerzo. Nadie se va a aquedar atrás, especialmente los que ahora van a necesitar más protección. Tenemos que proteger a nuestras familias, empresas, autónomos con un escudo social que solo pueden forjar los poderes públicos”. En segundo lugar, un llamamiento y una exigencia: “El Estado tiene recursos poderosos, pero también los empresarios, los trabajadores, los propietarios, los inquilinos. Si construimos una cadena de solidaridad antes saldremos de esta crisis”. El gobierno, con las atribuciones reforzadas que el estado de alarma le proporciona, sitúa a quienes más recursos concentran a colocarlos al servicio del interés general.

Este plan de choque es excepcional por su montante. Alemania ha aprobado medidas cuyo valor asciende al 15% de su PIB. Francia ha hecho lo propio, con una inversión que asciende al 12% del PIB galo. Los 200.000 millones movilizados por el gobierno español es una cifra que se acerca al 20% de nuestro PIB. Es un esfuerzo que se coloca a la cabeza de toda la UE.

Y su carácter extraordinario se refleja también en la distribución de esfuerzos. El Estado será, con todos sus recursos, el garante de este “escudo social”, pero deberá nutrirse también de recursos privados, de la gran banca para proporcionar créditos, de los monopolios energéticos para garantizar los suministros… Y no se trata de un llamamiento retórico. Las cantidades están fijadas en el decreto aprobado por el gobierno: 117.000 millones corresponderán a recursos públicos, y 83.000 millones deberán ser aportados por fondos privados.

Esto va a permitir impulsar un paquete de medidas, muchas de ellas nunca aprobadas en España y que parecían imposibles hace pocos días. Protegiendo, como prioridad, a familias y trabajadores. Aprobando una moratoria en el pago de las hipotecas, que deberá ser asumida por la banca. De la que se van a beneficiar las familias vulnerables, pero también pymes o autónomos que ven descender sus ingresos más de un 40%. A esta medida se suma la prohibición de cortes en los suministros de servicios básicos, luz, agua y gas, cuyo coste será asumido por los grandes monopolios energéticos y de servicios.

Planteando medidas para proteger el empleo, y para garantizar cobertura a todos los trabajadores que temporalmente dejen de percibir sus salarios. Para ello se ha flexibilizado el mecanismo de los ERTEs, los expedientes temporales de regulación de empleo, con el objetivo de que el parón en la actividad económica no se traduzca en despidos masivos. Y se garantiza que nadie de los trabajadores afectados, por ERTEs o despidos, quede sin prestación. La podrán percibir aunque no acumulen el tiempo mínimo cotizado -un año-, y las ayudas que reciban no serán descontadas de los subsidios que le corresponderán si en un futuro, una vez superada la actual crisis sanitaria, queda en paro.

Y las medidas aprobadas por el gobierno afrontan el principal problema que ya están sufriendo pymes y autónomos: la falta de liquidez para afrontar los gastos fijos en un momento donde sus ingresos descienden o quedan reducidos a cero. Para ello se impulsa un auténtico plan de rescate a pymes y autónomos, con una línea de crédito de hasta 100.000 millones avalada por el Estado -en un 80%- pero también -en un 20%- por la banca.

Otras medidas van a ser un balón de oxígeno, como la cancelación del pago de cotizaciones sociales a las pymes que no despidan, o la instauración desde el primer momento de la prestación extraordinaria por cese de actividad a los autónomos que deban cerrar su negocio.

Estas son medidas en la dirección que necesita el país, los trabajadores, las familias, las pymes y autónomos que sostienen el tejido productivo. Se puede defender que se amplíen -eliminando la cuota de autónomos para aquellos que no tengan ingresos, o aplicando también una moratoria en el pago de alquileres-, pero el plan de choque presentado por el gobierno debe ser apoyado sin peros ni fisuras. El mismo ejecutivo ha anunciado que este es un primer paso que puede complementarse con más medidas.

La aplicación del estado de alarma ha permitido nacionalizar de facto la sanidad privada o la industria sanitaria, disponiendo de sus recursos para ponerlos al servicio de los intereses colectivos. Ahora, empiezan a utilizarse estas atribuciones para defender al 90% de la población ante las consecuencias económicas y sociales de actual emergencia sanitaria.

En su conjunto, las medidas aprobadas por el gobierno son un plan de choque social, un plan de rescate esta vez al servicio de los intereses del país y de la mayoría de la población. Deben tener el más decidido y masivo apoyo popular, deben dirigirse a concentrar los recursos nacionales en ganar la batalla al virus, y deben impulsar medidas de redistribución de la riqueza para reconstruir la economía y proteger a la población.

La calle de Málaga Cristo de la Epidemia y el coronavirus

(Antonio Serrano Santos) La Cofradía de Jesús el Rico, de Málaga, tiene el privilegio concedido, mediante indulto, por el rey Carlos III, de conceder la libertad a un preso el Miércoles Santo. Hay dos versiones de esta historia, que no leyenda. Por no extendernos, relato la primera, sucintamente.

Durante una gran epidemia que se extendió en Málaga, con muchísimos muertos y no acababa de terminar, como hoy pasa en Málaga y en casi todo el mundo, los presos de la Prisión Provincial pidieron dejarlos salir para llevar en procesión al Cristo con el deseo de que El los salvara de la endemia. La petición fue denegada y, entonces, se levantó un motín y, con sus cadenas y todo, salieron hasta conseguir apoderarse del Cristo y realizar la procesión por las calles de la ciudad, recorriendo la prolongación que llevaba hasta calle de la Victoria; es decir, la que hoy es Cristo de la Epidemia. De ahí su nombre actual. Luego de la procesión, todos los presos volvieron a sus celdas, voluntariamente. Y cesó la epidemia, radical, sorprendente y, digamos, milagrosamente, porque no hay otra explicación. Esa es la historia, que no leyenda. La otra versión, con más o menos detalles, acaba diciendo lo mismo.

Un probable nuevo amigo mío, de distinta opinión, que, por respeto y afecto que le tengo, , no voy a citar, decía, con ocasión de la propagación y duración del coronavirus, o Covid- 19, que “ ahora que se ha demostrado que la oración no sirve para nada, el presupuesto de la Iglesia debería darse a Sanidad”. Sin meterme mucho en  profundidad sobre esta opinión, que es una desviación a la política, dije y digo que el presupuesto de la Iglesia no depende del Gobierno. Este no puede disponer de él porque no es su dinero. Es el de los fieles que ponen su cruz en la casilla de la Iglesia. Y muchos que no son fieles, la ponen también convencidos de la gran labor social y caritativa de ella, sobre todo en Caritas y asistencias múltiples en hospitales, propios y públicos, por lo que parte de ese dinero va a parar a esas atenciones, además de hacerlo con personal dedicado o voluntario. Cosa imposible de suplir por el gobierno, si la Iglesia dejara esta actividad suya, y menos con voluntarios y por puro amor. Por eso,  ya, el mismo PSOE, con María Victoria Fernández de la Vega, se dispuso que fuera así: desglosar de los prepuestos la parte correspondiente a la Iglesia, por lo que hace, desde entonces,que la Iglesia Católica se autofinancie sin ayuda del gobierno. Cosa que, de paso, podrían hacer los sindicatos y partidos políticos dedicando sus millonarias subvenciones, ahora, especialmente, a Sanidad. Autofinanciarse de las cuotas de su afiliados, como hace la Iglesia, en casi todos los países del mundo.

Dicho esto, nos centramos en lo principal del tema. También contesté a esas palabras invitando a llegarse a Lourdes, donde, inexplicablemente, para creyentes y no creyentes, sin explicación científica alguna, para lo que tienen que firmar y reconocer los médicos internacionales, con fe y sin ella, que las curaciones se dan realmente con pruebas, radiografías, etc., comprobadas durante años. La oración y la fe es la única razón que puede explicarlo. Oración y fe, que hasta llega a curar a no creyentes realizadas por los que sí creen. Para admirarlo basta con ir y ver. Yo he estado allí: radiografías anteriores, con pulmón sin materia y posteriores con recuperación de la materia pulmonar, etc, etc. Millones de personas acuden, la procesión de las antorchas con las carretillas de enfermos con el canto del Ave María en todos los idiomas. No todos se curan pero sí todos vuelven con más fe y orando. Y no solo se dan curaciones,también hay conversiones; como la del Premio Nobel de Medicina, Alexis Carrel, ateo, que se convirtió acompañando a una enferma agonizante que se curó al recibir una partícula de la sagrada comunión en la misa de enfermos. Y que enviaba a sus incurables, a Lourdes, cosa que le valió las burlas de su colegas, por lo que tuvo que marchar a EEUU.

Esto es en lo que demuestra que la oración sí sirve. Pero no solo se reza. Veamos el lema de San Benito, Patrón de Europa, y a quien se debe, a través de sus monjes copistas, la transmisión de la cultura greco-latina a Europa, la misma conformación de Europa y su primera unión, siendo la Iglesia Católica la primera en exclusiva de la creación  de las universidades en Europa, América y parte del mundo. Así que no se trata solo de orar, también de trabajar. El lema de San Benito, a sus monjes, es: “ Ora et labora”: reza y trabaja”.

Todo esto que estoy diciendo es con todo respeto a las opiniones distintas o contrarias. Exponso solo hechos, no solo opiniones. Que los presos sacaran, hasta amotinados, por prohibírselos, al Cristo, para poder salvar de la epidemia a Málaga, en la que seguro estarían familiares suyos, es, para muchos, una forma de oración porque¿ para qué se sacan los santos? No sólo para pasearlos, y piropearlos. Para rezarles, muchos con lágrimas, pidiendo por sus necesidades. Muchos, que no van nunca a la Iglesia,es para ellos una gran catequesis: creen, o aumenta su sencilla fe; rezan mejor que otros en las iglesias; son sinceros porque nadie los obliga a ir a un templo ni a Dios. El templo es la calle y Dios, Jesús, el Cristo, va a por ellos, como cuando iba por las calles y pueblos recorriéndolos al encuentro de tantos: la samaritana, Zaqueo, los leprosos, los pescadores sus discípulos, los pecadores y publicanos; comía y bebía con ellos, con escándalo de los fariseos y publicanos, los oficialmente religiosos.

¿ Para qué sirve rezar? ¿ Por qué los monjes y monjas se encierran de por vida en un convento o monasterio? Cartujos, trapenses, cistercienses, carmelitas, clarisas…Para orar por el mundo, por los pecados de la Humanidad, para pedir perdón sacrificando su libertad, su vida…Exactamente igual que Jesús.

Jesús se pasaba noches enteras en oración y luego salía a encontrarse y buscar a la gente. Estos contemplativos oran de noche y de día; también trabajan en sus huertos, en la confección de productos que salen también al mercado, bebidas como el Chartré de los cartujos, dulces como los famosos de Navidad de las monjas, chocolates, y muchos más de tanta garantía por la moral y conciencia de sus creadores que los compran sin dudar , muchos. “ Ora et labora”. Además, su vocación es envidiable, como dice el comienzo de la oda de Virgilio, traducida por Fray Luis de León: “ Beatus ille qui procul negotiis..” “  ¡Qué descansada vida la del que huye del mundanal ruido /y sigue la escondida senda/ por donde han ido/ los pocos sabios que en el mundo han sido…!

Para terminar, añadiré una escena que narra la Sagrada Biblia; una gran lección de cómo la oración intensa, constante y llena de fe, salida del corazón, consigue lo que pide o lo que Dios sabe que más conviene. Luchaban en guerra Israel y el pueblo enemigo. Moisés, en la montaña, oraba por su pueblo. Con los brazos levantados en cruz,; y así, Israel iba ganando la batalla. Pero cuando se cansaba y bajaba los brazos, Israel perdía. Dos israelitas sostuvieron sus brazos y así, Israel vencía. Pero también ellos se cansaban y volvía a perder Israel. Pusieron, entonces, unas piedras grandes bajo los brazos y, al fin, Israel ganó la batalla. ¿ Quién duda ahora de orar así,con todas las fuerzas de nuestra alma y del cuerpo, por la desaparición del coronavirus? Cada uno haga y hará lo que pueda; los sanitarios, los voluntarios, todos¿ y por qué no con la oración? Seguro que habrá más de uno que, aun sin fe, o apartado de ella mucho tiempo, viendo a su hijo, a su madre, a su esposa con el mortal virus,  ¿no sentirá la necesidad, en la desesperación, de acudir a Dios, cuando la ciencia ya no puede hacer nada? Como aquel niño al que su padre le decía que eso del cielo y de ver a su mamá, muerta, en el cielo, no era verdad: “ Papá, y  eso es malo?”.

Para los que creemos en el poder de la oración hecha con fe, con sencillez, humildad, confianza y perseverancia, no tenemos la más mínima duda de que Dios escucha, como un buen Padre, a sus hijos. Como enseñó Jesús en la oración más universal que puede rezar todos sean de la religión que sean:” Padre nuestro del cielo..” Y nos dio una lección formidable:” ¿ Si tu hijo te pide un pan, le das una piedra? ¿ Si te pide un huevo, le das un escorpión? Si vosotros, siendo malos,sabéis dar a vuestros hijos cosas buenas ¿cuánto más vuestro Padre del cielo dará cosas buenas(y el Espíritu Santo)a los que se las pidan?” Cosas buenas, para la vida del cuerpo, y el Espíritu Santo para la vida del alma, para que seamos buenos con todos, “ como vuestro Padre del Cielo es bueno, que hace llover sobre buenos y malos y salir el sol para justos y pecadores” También dijo Jesús.

Se acercó uno a Jesús, rogando por su hija que se moría. “Ven y cura a mi hija, antes que muera”- Jesús le dijo: “ Si no veis milagros y prodigios, no creéis”. El insistía: Ven y cúrala”. El le dijo: Vete, que tu hija está curada”. Al llegar a su casa vio que así era. Y creyó él y toda su familia”. Otro padre rogó a Jesús por su hijo, epiléptico y “ endemoniado”, diciendo: Señor, tus discípulos no han podido curar a mi hijo, pero tú, si algo puedes, te ruego que lo cures. Jesús dijo: ¿ Si puedes? Todo es posible para el que cree”. El hombre exclamó: ¡ Creo, Señor, pero ayuda tú a mi incredulidad!”. Después de curado, los discípulos dijeron a Jesús: ¿ Por qué nosotros no hemos podido? Ya que en otras ocasiones, sí pudieron. El les contestó: “ Esta clase de demonios solo se expulsa con oración y ayuno”.

¿ Para qué sirve la oración? Decíamos antes. Ahora que el coronavirus no es posible expulsarlo y avanza terriblemente en todo el planeta, que la ciencia y todos los medios no sirven, la oración y “ el ayuno”, es decir una vida sin pecado, sin maldades, sí puede servir para “ expulsar” el demonio del coronavirus. Jesús lloró, ante las puertas de Jerusalén, su amada patria, exclamando: “¡ Jerusalén, Jerusalén, que matas a los profetas y a los que a tí son enviados! ¡ Cuántas veces he querido acogerte como la gallina a sus polluelos bajo sus alas y tú no has querido!” Y anuncia como castigo sobrevenido por ellos mismos la terrible desolación y destrucción de la ciudad,” por no haber conocido y aceptado el día de su llegada( de Jesús). La muerte de los profetas y hombres santos que avisaban de la llegada del Mesías Salvador, y la misma muerte y pasión del Mesías, trajo la autodestrucción. Exactamente como está pasando ahora en todo el mundo, la gran Jerusalén, a la que Jesús y todos los santos, misioneros y profetas, vinieron para acogerlos como la gallina a sus polluelos bajo sus alas, y no han querido. Este mundo, en general, no ha querido. Persiguen, odian, matan, martirizan, después de Jesús, a todos los cristianos, en casi todas partes del mundo. No han querido conocer y aceptarlo. De ahí, seguramente, el coronavirus, el más terrible, inesperado, sin precedentes en la Historia, el precursor, tal vez, del Apocalipsis.

Que cada uno piense y diga lo que quiera. Ahí está. Los presos sacaron a Jesús y acabó la epidemia. Si nosotros, presos de nuestras maldades, de nuestra indiferencia y egoísmos, de nuestras comodidades, no salimos en busca de Jesús, pidiendo perdón y misericordia, unos tras otros, muchos, iremos pereciendo, igualmente, víctimas de nuestros pecados y maldades. Aún es tiempo: la oración y el ayuno sí sirven. Estamos advertidos. El coronavirus no es un “ castigo de Dios”; es algo que él permite, no los quiere, como tantos otros males, como aviso para corregirlos, como todo buen padre, si quiere a su hijo, lo corrige y “castiga”. Todavía Jesús dice: “ Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen” y dicen.

 

La unidad, fármaco inesperado para Torra

(Eduardo Madroñal Pedraza) El president de la Generalitat catalana, Quim Torra ha hecho unas declaraciones que solo pueden calificarse de naturaleza inhumana: “la Constitución no es un fármaco contra el virus”. Torra ha insistido en sus críticas a la declaración de estado de alarma y su despliegue, tras la reunión que el presidente del Gobierno de España Pedro Sánchez ha mantenido por videoconferencia con todos los presidentes autonómicos de España.

Porque no sólo ha manifestado valoraciones negativas en las que habla de insuficiencias del Gobierno de la nación para la lucha contra el coronavirus: “las medidas anunciadas ayer son insuficientes, no servirán para parar el contagio”; se permite señalar objetivos prioritarios para luchar contra el coronavirus: “necesitamos el cierre de aeropuertos, puertos y trenes de alta velocidad. Necesitamos aislar Cataluña y Madrid”.

Quim Torra -el representante máximo del Estado español en Cataluña, como president de la Generalitat- ha llegado utilizar el ingenio más siniestro, por inhumano, al afirmar que: “la Constitución no es un fármaco contra el virus”. En verdad, lo que Torra estaba expresando era su profundo desprecio y su virulento ataque al pueblo de todas las nacionalidades y regiones de España, pueblo que ya ha empezado a demostrar que siente, sabe y practica su unidad como el fármaco -inesperado para los más contumaces sectarios- básico para lucha contra el coranavirus, y también para la lucha por la libertad, la igualdad y el progreso de nuestro país.

Pero a Torra su propia inhumanidad le ha jugado una mala partida -Freud mediante- cuando al afirmar: “esto va de salud, de vidas, no de proclamas patrióticas caducas” en crítica al Gobierno de España, no era consciente de que se estaba describiendo a sí mismo. Como de hecho, Torra se ha permitido echar mano del recurso ya utilizado con anterioridad por el independentismo para pedir que el confinamiento sea una “aturada de país”, la misma consigna que se usó en la huelga tras el 1-O.

A diferencia de Torra, el lehendakari Iñigo Urkullu -como representante máximo del Estado español en Euskadi- ha ofrecido al presidente del Gobierno de España Pedro Sánchez su disposición “total” a asumir las directrices que ha marcado el Gobierno de la nación con el estado de alarma. Verdad es que también ha mostrado su disconformidad con la “invasión competencial” que acarrea las decisiones nacionales por “asumir el mando de la Ertzaintza y de Osakidetza -Servicio vasco de Salud-”, porque es una pérdida de “la eficacia práctica y profesional” del “autogobierno vasco”. Pero parece solo un caso de pobre comprensión de lo que realmente significa la eficacia práctica y profesional contra el coronavirus en España.

Lo que debemos hacer ahora es mantener la confianza. Todos debemos apoyar y llevar adelante las medidas de prevención que vaya decidiendo el Gobierno de España. Tenemos un potente sistema público de sanidad a pesar de los recortes. Todos debemos tener confianza en que ganaremos esta guerra si nos mantenemos unidos, solidarios, disciplinados y organizados. Porque la tarea de prevención y control es ardua y complicada, y exige esfuerzos coherentes y persistentes, y considerar la prevención y el control de la epidemia como una tarea colectiva de importancia fundamental.

Debemos rechazar cualquier mezquina utilización política de este nuevo y grave virus. Tanto dentro de España como fuera, tanto contra España como contra otros países. Contra el coronavirus, ni bulos ni ataques. Contra el coronavirus, apoyo y colaboración con las medidas de contención, drásticas y masivas pero justas y necesarias, como único medio de frenar la epidemia. Contra el coronavirus, unidad y solidaridad. No olvidemos que España es líder mundial, ya durante 28 años, en donantes y trasplantes, es decir, en unidad, solidaridad, disciplina y organización, con el famoso modelo español, como se reconoce en todo el planeta.

#Yomequedoenmicasa

Artículo Periodístico 2.030º: “¿Cómo construir los Estados Unidos de Europa?”

(Jmm Caminero) Existen corrientes de opinión, y por consecuencia ideológicas, que expresas que existen fuerzas externas a Europa e internas, que tienen como fin, dividir y secesionar Estados Nacionales actuales, para así de ese modo construir unos Estados Unidos de Europa más fácilmente…?

¿O dicho de otro modo, que los veintiocho Estados que forman la Unión Europea, actualmente veintisiete, en un plazo de tiempo corto, puedan convertirse en una docena más, es decir, en unos cuarenta, por secesión de Estados actuales, como España, Italia, Gran Bretaña, etc.?

– Desde el ámbito de la estrategias y tácticas políticas, ni de las organizaciones político y económicas, ni desde otros planteamientos tocaré estos temas, solo rozaré este pequeño y modesto análisis, pero si, expresaré algunas pinceladas, desde la filosofía de la política y desde la filosofía de la historia e Historia.

Ya Carlomagno, mostró y demostró, que era necesario para la estabilidad de su imperio, crear marcas. Dichos territorios serían, diríamos los grandes diques ante las eventualidades exteriores.

Roma, en todo su apogeo, en su inmensidad, tenía un defecto estratégico, es que disponía de muchas fronteras, es decir, no tenía suficientes marcas. Y debido, a este tipo de factor y a otras variables, ya sabemos lo que sucedió.

Si Europa, de verdad, quiere ser, unos Estados Unidos de Europa, debe intentar, que todos sus puntos difíciles y débiles, todas sus fronteras, con problemáticas especiales, dadas a presiones externas graves, sean los más fuertes posibles, para que así de ese modo, el núcleo de Europa, Centroeuropa, tenga estabilidad suma, y a si mismo, la estabilidad del centro se reparta por las periferias o extremos.

La primera y la segunda guerra mundial, cierto, en una situación diferente, mostró y demostró este principio. Europa, al ser una península tiene una enorme cantidad de fronteras, no sucede lo mismo con Estados Unidos, que está encajonado entre dos océanos, y el Norte no es problema, y algo, algo diríamos el Sur.

Por lo cual, si existe, de verdad voluntad, que se formen, seria y profundamente los Estados Unidos de Europa, y si existe voluntad en Norteamérica que estos se formen y conformen, lo antes posible, porque no existe tanto tiempo, es necesario, que lo hagan lo antes posible, y que no se entre en un proceso, que aún más se divida Europa, los actuales Estados, sino que se unan definitivamente en un Único Estado Europeo.

Es más, pienso que para los avatares del futuro, para la misma supervivencia de Estados Unidos de América, necesitan a medio plazo, no solo a Gran Bretaña como socio preferente, que ya con el Brexit lo han conseguido, sino una Europa Unida y Fuerte, y cohesionada con los mismos Estados Unidos de América, una especie de bastión, de gran marca al Este de Estados Unidos, que sea el parapeto para todas las presiones de todo tipo que puede que surjan, que ya se perciben en el horizonte que pueden venir y devenir.

– A mi modesto, entender y comprender, es un error táctico y estratégico, a y en todos los sentidos, quien haya diseñado, que la unidad de Europa, que tiene que ser lo antes posible, porque el tiempo se nos termina, pasa por secesionar la Península Ibérica, que ya la conforman en dos Estados, a corto plazo, se conviertan en tres o cuatro o cinco Estados, y de hecho, se cree una cadena o la estrategia del dominó, que otras zonas de Europa hagan lo mismo.

Porque al final, habríamos perdido un tiempo esencial que se necesita, quizás, una generación o más, veinte o treinta o cuarenta años, y después, aunque parezca contradictorio, cada nuevo Estado, con identidades nuevas, surgirán presiones de todo tipo, ante la totalidad de los futuros Estados Unidos de Europa, porque si no han sido fieles con los Estados que estaban unidos, durante siglos, en algunos casos, no lo van a ser con la Nueva Entidad, además de presiones y problemas con otros territorios del antiguo Estado. Sus antiguos Estados que son los que les han permitido ser y estar durante siglos. Es decir, se pueden balcanizar regiones de la misma Europa.

Sin tener en cuenta, que existen en todas las fronteras de Europa, enormes presiones de todo tipo, culturales, ideológicas, económicas, sociales, demográficas, históricas.

– Para terminar y no cansar más, dicen que existen no solo presiones dentro de Europa, para secesionar los actuales veintisiete Estados que lo forman y conforman, sino además, que existen grupos de presión externos, que dicen vienen del mismo Occidente, no solo de otras zonas del mundo, para que nos dividamos en entidades políticas más pequeñas, porque así creen que será más fácil formar el puzzle, es decir, destruir para después construir, crear piezas más pequeñas, aunque en más cantidad, para después formar una unidad Superior más fácil.

Pero bajo mi modesto entender y comprender, es un grave error, porque existe el tiempo, Europa no dispone de tanto tiempo, para formar un Estado en sentido estricto y serio. Y, creo, modestamente, que Alemania y otras potencias de centro Europa, junto con Estados Unidos de América, debe ser consciente, que o hacemos Europa como Estado en los próximos veinte años, en la actual generación, o quizás, después ya será demasiado tarde… Destruir o secesionar para después construir, un enorme puzzle, pienso que es un riesgo enorme de mentes, que se creen casi Dios, estén en las praderas de Norteamérica o estén en las meseta de Europa…

Los grandes grupos ideológicos o grupos de presión, que estén diseñando este plan, o que lo hayan hecho, de formar o conformar más de veintisiete Estados en Europa, en un plazo corto de tiempo, para después unirlos en un único Estado, suponiendo que ese sea el fin que quieran de verdad, han caído, todos sus diseñadores de geoestrategia social y política y económica y de defensa en un grave error. Error, que quizás, sean conscientes, cuándo sea demasiado tarde. A Europa, es absolutamente necesaria, si queremos sobrevivir, formar y cerrar ya definitivamente, la última fase de la Unión, pero ya es ya.

Y, a Estados Unidos de América, tiene enormes horizontes de incertidumbre en el futuro, le interesa tener un socio fuerte en su Este, para de ese modo, vivir y sobrevivir. Porque, lamento decir, si Europa no se conforma en unos Estados Unidos de Europa, ya, es decir, en los próximos quince o veinte años no lo hace, el horizonte de los mismos Estados Unidos de América, y, del mismo Occidente, se llena de más incertidumbre, porque tendría que hacer frente potencialmente a muchas variables que no puede controlar solo, a muchas presiones mundiales que no será capaz de resolver solo…

Bien harían, los grandes ideólogos de estos problemas, que existan en Norteamérica y en Europa, que quieren secesionar Europa en más trocitos nacionales, que piensen mejor lo que han diseñado o están llevando a cabo, porque no tienen suficiente conocimiento de Europa, ni del mundo. Nosotros que llevamos aquí, siglos y siglos de enfrentamientos y de sufrir presiones en todas las fronteras de Europa, lo sabemos y conocemos hasta la saciedad. Paz y bien para la humanidad.

http://articulosperiodisticosjmm.blogspot.com.es      © jmm caminero (03 febr.-13 marz 2020 cr).

Fin artículo 2.030º: “¿Cómo construir los Estados Unidos de Europa?”.

Contra el coronavirus, unidad y solidaridad

(Eduardo Madroñal Pedraza) Contra el coronavirus, ni bulos ni ataques. Contra el coronavirus, apoyo y colaboración con las medidas de contención, drásticas y masivas pero justas y necesarias, como único medio de frenar la epidemia. Contra el coronavirus, unidad y solidaridad. No olvidemos que España es líder mundial, ya durante 28 años, en donantes y trasplantes, es decir, en unidad, solidaridad, disciplina y organización, con el famoso modelo español, como se reconoce en todo el planeta.

Lo que debemos hacer ahora es mantener la confianza. Todos debemos apoyar y llevar adelante las medidas de prevención que vaya decidiendo el Gobierno de España. Tenemos un potente sistema público de sanidad a pesar de los recortes. Todos debemos tener confianza en que ganaremos esta guerra si nos mantenemos unidos, solidarios, disciplinados y organizados. Y podremos cantar ¡victoria para España y para el resto del mundo! con el puño cerrado.

Los virus no respetan fronteras en la aldea mundial. En semanas, el coronavirus se ha propagado a todos los continentes excepto a la Antártica. La seguridad de salud pública es un reto común que enfrenta la humanidad, y todos los países deben unir esfuerzos para hacerle frente. La enfermedad viral respiratoria se ha propagado a más de 100 países y regiones, infectando a más de 100.000 personas y representando una grave amenaza de salud pública para la humanidad luego del SARS, el MERS y el ébola.

Hay que declarar una “guerra popular” para combatir a este enemigo invisible movilizando la fuerza de todo el país. Mientras médicos y científicos siguen combatiendo al virus desconocido previamente, los demás debemos aplicar, con disciplina y organización, las medidas de contención que para frenar la epidemia determine el Gobierno de la nación.

Porque la tarea de prevención y control es ardua y complicada, y exige esfuerzos coherentes y persistentes, y considerar la prevención y el control de la epidemia como una tarea colectiva de importancia fundamental.

Debemos rechazar activamente la “infodemia”, los bulos y falsas noticias que se extienden como una epidemia. Debemos rechazar la utilización política de este nuevo y grave virus. Tanto dentro de España como fuera, tanto contra España como contra otros países.

La decisión política más grave tomada es la de Trump, el mandatario del país “más poderoso” del planeta, suspendiendo los vuelos con Europa, utilizando el más falso y demagógico argumento de que el virus llega a EEUU desde Europa. Un golpe económico a una Europa que quiere vasalla y débil. Un golpe hacia fuera que esconde que EEUU tiene un serio problema propio en su sistema sanitario, al ser dominantemente privado y muy escasamente público, para oficializar y enfrentar una epidemia de estas características, que obviamente lleva ya muchas semanas incrustada en la sociedad estadounidense.

Tengamos la opinión que tengamos sobre China y su sistema social, su práctica respecto a la epidemia es un ejemplo antagónico respecto al de EEUU. El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, insiste en que la respuesta al brote ha exigido, y sigue exigiendo, todo el tiempo medidas de prevención y control, como las tomadas por China. Tomar tales decisiones requiere de un valor político enorme porque el tiempo exige acciones drásticas que evitarán problemas posteriores mucho más graves.

Aylward de la OMS dijo que la enorme voluntad colectiva del pueblo chino ayudó a ganar unas cuantas semanas que fueron “tan importantes” para el mundo. El secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), António Guterres, expresó gratitud a los chinos que se sacrificaron en muchos aspectos de su vida normal para evitar la propagación del virus.

China suspendió en Wuhan todo el transporte público urbano y todos los vuelos y trenes hacia el exterior. Puso a una megaciudad con más de 10 millones de habitantes en cuarentena, una medida sin precedentes pero que resultó una medida muy efectiva. De hecho, Tedros valoró que las drásticas medidas tomadas por China en el epicentro no sólo protegieron al pueblo chino, sino también evitaron la propagación del virus hacia otros países. Como afirmó Robert Lawrence Kuhn, un importante experto estadounidense sobre China y presidente de la Fundación Kuhn, “la movilización de China no tiene precedentes en la historia de la salud global”. El uso de todos los recursos del país para reunir todas las fuerzas para enfrentar la epidemia es una ventaja del sistema socialista de China.

Universidades, institutos y empresas de investigación han estado trabajando juntos para mejorar los diagnósticos, vacunas y medicinas. El kit de prueba rápida más reciente puede mostrar ya resultados en 15 minutos, examinando una sola gota de sangre. Y el gobierno chino lo dejó claro: “una vez confirmados, los pacientes no deben preocuparse de los costos; el tratamiento es gratuito”. En todo el país se tomaron medidas específicas de prevención y control desde el inicio del brote sobre la base de dichos principios.

La gestión coordinada y la vigilancia en los vecindarios permitieron detectar y aislar casos sospechosos y sus contactos cercanos tan pronto como fue posible. En un enorme país con una población de 1.400 millones de habitantes, las personas actuaron ordenadamente; siguieron las indicaciones del gobierno y se encerraron en sus casas durante semanas. La misión conjunta China-OMS señaló que esta verdadera implicación “de todo el gobierno y de toda la sociedad” ha evitado o al menos retrasado cientos de miles de casos de COVID-19 en China y en el resto del mundo.

La esencia del procés, el 3%

(Eduardo Madroñal Pedraza) Hace quince años Pasqual Maragall destapó el robo del 3%. Hace quince años Maragall -en el fragor de la batalla dialéctica en el Parlament por el desastre del Carmel, Maragall en el Govern y CiU en la oposición- apuntó con el dedo a Artur Mas y disparó: “Ustedes tienen un problema y este problema se llama 3%”. Aunque después se retrajo de lo dicho, lo dicho dicho estaba. Quince años después esa verdad se ha hecho evidente. La base económica de la élite del procés se ha alimentado continuadamente del cobro de comisiones a cambio de contratos públicos. Ahora ya es de una claridad meridiana que la burguesía burocrática catalana “también” roba a los catalanes.

La entonces “sospecha” exigió una comisión de investigación que concluyó: “Un presunto cobro de comisiones a cambio de adjudicaciones de obras públicas en Catalunya que no se ha podido acreditar”. Pero el fantasma del 3% volvió a aparecer con el caso Palau en 2009 cuando se sacó a la luz judicial el pago de comisiones de Ferrovial a CDC utilizando la institución cultural. Curiosamente, como declaró uno de los acusados, el 3% era variable y podía llegar al 4%, “porque Convergència pedía más dinero”.

La Audiencia de Barcelona condenó a Millet, el presidente de la fundación, a 9 años y 8 meses de prisión; a Jordi Montull, mano derecha de Millet, a 7 años y 6 meses; y al extesorero de CDC Daniel Osàcar, a más de 4 años. En 2009 con el caso Pretoria, la mayor trama de corrupción urbanística en Catalunya, estuvieron involucrados un exconseller y un exsecretario de Presidència que fueron condenados. Pero el golpe definitivo vino con la confesión de Jordi Pujol en 2014. Era obvio que la fortuna ocultada en Andorra provenía del 3%.

Convergència Democràtica habría recibido 6.676.005 euros. Porque el 3% no es un cifra, sino un base económica. Los empresarios contactaban con el tesorero del partido y se interesaban por un contrato. Después hacían donaciones a las fundaciones del partido durante el concurso hasta su concesión. Las fundaciones transfirieron 5.800.000 euros al partido entre 2010 y 2017.

Desde Puyol, pasando por Mas, y llegando al dúo Torra-Puigdemont, la élite del procés -una auténtica burguesía burocrática, constituida gracias al control del enorme presupuesto y el gigantesco poder político y social que otorga la autonomía catalana- se ha impuesto sobre la mayoría de la sociedad catalana. Tal clase -sus intereses y sus proyectos- es la protagonista de todas las turbulencias que el procés ha provocado. Ya no es la vieja burguesía catalana basada en la actividad productiva y en la venta de sus mercancías, sino una auténtica burguesía burocrática que vive de la gestión y saqueo de los fondos públicos.

En 1980, cuando se celebraron las primeras elecciones autonómicas, la izquierda, que había obtenido mayoría, aunque distribuida en diferentes partidos, renunció a gobernar, y entregó la Generalitat a Jordi Pujol. Desde entonces -y por encima de cambios políticos, como los dos tripartitos encabezados por el PSC- se ha construido una nueva élite de poder en Cataluña. Se ha gestado una nueva clase.

En siete años de gobierno Mas y Puigdemont manejaron la astronómica cifra de 266.518 millones de euros, sumando presupuestos y aumento de la deuda. Esta es la cuenta del enorme poder que disponen, base desde donde desplegar su proyecto de fragmentación.

La Generalitat tiene el control directo de 278.000 funcionarios, incluyendo las administraciones autonómica y local, a los trabajadores públicos sanitarios, docentes, Mossos y policías locales. Tienen a su disposición un sector público de más de 200 entidades, de las que forman parte 27 sociedades mercantiles, 54 consorcios y 34 fundaciones, desde ellos controlan la gestión de los contratos públicos y la colocación de personal, especialmente de profesionales afines en los puestos de dirección. Han levantado un enorme aparato de propaganda, con una Corporación Catalana de Medios Audiovisuales, con TV3 como punta de lanza.

Y han creado una amplísima red clientelar extendida por todos los ámbitos de la sociedad catalana, las instituciones políticas y sociales, la economía regional, los medios de comunicación o el mundo de la cultura, nutrida con millones de subvenciones y las posibilidades que ofrece la cercanía al poder político. A través del reparto de subvenciones han impulsado organizaciones soberanistas -desde la Asamblea Nacional Catalana a Omnium Cultural- presentadas después como “representantes de la sociedad civil, o creado una clase empresarial independentista, a la que la cercanía al poder político le permitía hacer pingues negocios.

La Generalitat representa al Estado en Cataluña y usufructa un inmenso poder político y social. Cataluña tiene un PIB de 223.139 millones de euros anuales, un 20% del PIB español. Un volumen que la situaría en el puesto 22 de un hipotético ranking mundial por delante de Portugal o Grecia. Evidentemente, no todo en Cataluña se limita a esta élite burocrática. Ni lo controlan ni lo pueden abarcar todo. Pero su capacidad de intervención social, en primer lugar en el interior de Cataluña, es enorme.

La élite de procés, una clase con relaciones internacionales

Si Puigdemont recibe amparo en países europeos como Bélgica y Alemania, o es recibido por importantes miembros del Congreso y el Senado cuando viaja a EEUU, no es gracias a su “agenda de contactos” individual, sino a las relaciones internacionales tejidas durante décadas por la burguesía burocrática catalana.

Los sucesivos gobiernos catalanes desde la transición han sido alumnos aventajados en aprovechar las nuevas condiciones internacionales para fortalecer sus relaciones con el nuevo centro de poder europeo que se configuró en torno a Alemania. Y que ofrecía a las regiones más ricas la posibilidad de tratar directamente con el centro europeo. A través de instituciones como la “Europa de las regiones”, o estableciendo por parte de los núcleos dirigentes de la ex Convergencia una relación privilegiada con la CSU, representantes de la “fracción bávara” de la burguesía alemana.

En 2012, cuando España era sometida a un acoso y derribo por parte del FMI y la Comisión Europea, para imponerle un draconiano programa de recortes, entonces las élites independentistas encontraron lo que Artur Mas definió como “una ventana de oportunidades que debemos aprovechar”. Entonces, solo en esas condiciones, es cuando lanzaron el procés como un desafío de fragmentación abierto.

Y por eso siguen recibiendo el amparo de los grandes centros de poder internacionales, en EEUU o en la “Europa alemana”, que no teniendo en su agenda inmediata la fragmentación de España, sí les interesa mantener abiertas las heridas contra la unidad, como una vía de intervención que permita aumentar su grado de control sobre nuestro país.

 

La élite del procés, extremadamente reaccionaria

Su base burocrática confiere a la élites catalanas, a los Puigdemont, Mas y Torra, un carácter extremadamente reaccionario. Viven de parasitar los recursos públicos, extraídos, como un moderno vampiro, a toda la sociedad catalana. Su rostro está dibujado en el escándalo del 3%, una trama de corrupción convertida en modus vivendi. Y en la facilidad con la que se convirtieron en los más aventajados ejecutores de los recortes que exigía Bruselas o el FMI. Han transformado a Cataluña en la comunidad donde se ha impuesto un mayor tijeretazo contra la sanidad y la educación pública o las ayudas sociales.

Conforme aumenta su poder esta nueva clase, se agudizan los rasgos más reaccionarios -que nunca habían sido dominantes en el nacionalismo catalán-: la difusión del odio a España, la siembra de un racismo de clase hacia los “charnegos”, los trabajadores venidos de otras partes de España, o la nueva clase obrera inmigrante, la sumisión al catolicismo más conservador, el recurso estructural a la corrupción, etc.

Y, mientras la inmensa mayoría de la burguesía catalana tradicional tiene el mercado español como base de sus ganancias, y no quiere saber nada de independencias, la nueva burguesía burocrática de los Mas y Puigdemont está más dispuesta a proyectos secesionistas, pues convertirse en virreyes de una gran potencia, con un Estado propio, aumentaría su capacidad de esquilmar a la población catalana.

Es la existencia de esta burguesía burocrática catalana, organizada como clase y con intereses propios, el centro que impulsa el procés. Cuyo objetivo es imponer, de forma antidemocrática y quebrando su voluntad, la independencia a la mayoría de catalanes que defienden la unidad.

Humor VI-61 No es lo mismo torear que ser toreado

(Jmm Caminero) Humor VI-61.

No es lo mismo torear que ser toreado

¿Para cuándo aplicar la normativa de perros?

(A. P. A.) La verdad es que no me gusta nada tener que solicitar este tipo de medida. Pero visto y comprobado el comportamiento ante la campaña que realizó el Sr. Alcalde, la Concejal de Medioambiente y el Concejal de SS.OO; en vista de que la misma no ha tenido casi nada de repercusión en relación con en el tema de la limpieza de los orines de nuestras mascotas, pues no me queda más remedio que solicitar la misma medida que ha aplicado ya el Ayuntamiento de Ronda (hay que recordar, que no tiene que ser como consecuencia de haberlo puesto en la práctica dicho Ayuntamiento, si no que, desde mi punto de vista, se nos ha dado la oportunidad a los ciudadanos de Alhaurín a través de la campaña antes aludida y publicada en el Facebook del Ayuntamiento (que ha sido muy poca, por cierto),  habiendo pasado un tiempo más que prudencial desde dicha campaña, pues solicito como ciudadano que pago impuestos, (como todos), que ya que existe una Norma, se ha publicitado, se ha realizado campaña, nada más y menos que por el Sr. Alcalde (vean facebook ayuntamiento), pues es hora, ya que no aprendemos de otra manera, de que la policía municipal (me hubiese gustado que ésta hubiese realizado también notificaciones verbales a los ciudadanos) imponga las sanciones que considere oportunas; vamos, no pido otra cosa distinta de que se cumpla la norma por parte de los ciudadanos y por la Policía Municipales.

Y pienso que sería mejor así, puesto que cualquier sanción impuesta y publicitada (igual que cuando se sanciona a los grafiteros) en los medios sería la mejor publicidad para que todos vayamos concienciándonos de que el pueblo debe estar limpio; y concienciarnos de que el Ayuntamiento, con los impuestos de todos, está haciendo labor por mejorar la calidad de vida de las mascotas, instalando fuentes para beber en la avenidas, instalando parques para perros, instalando depósitos de recogidas de excrementos, etc… ES DECIR, QUE ESTA GASTÁNDOSE UN DINERO PARA NUESTRAS MASCOTAS, Y NOSOTROS, LA MAYORÍA, NO ESTAMOS CUMPLIENDO CON NUESTRAS OBLIGACIONES.

No se me olvidará cuando una chica, en el parque de Carranque, dejó que sus dos perros se orinasen al lado de unos bebés que estaban tomando el sol con sus madres. Se le hizo la observación y la puñetera se molesta, cuando la molestia era para esos bebés que no tienen porqué estar recibiendo los olores de los orines de sus perros.

Por eso es bueno que también sepan los ciudadanos, y TAMBIÉN LA POLICÍA MUNICIPAL Y CONCEJAL, (QUE DEBERÍA INTERNAMENTE DAR INSTRUCCIONES A SUS POLICÍAS PARA PONER YA EN PRÁCTICA UNA NORMATIVA). Porque si no, para qué las Normas?. Entiendo,  que  no es motivo suficiente el hecho de no haber el suficiente número de Policía Municipal (por cierto yo siempre he reclamado y apoyado a los sindicatos para que aumenten el número de policías municipales) sea IMPEDIMENTO para actuar ya. El pueblo se lo merece, los ciudadanos merecemos un pueblo más limpio, y sobre todo, me jode mucho (con perdón por la expresión) tener que pagar impuestos para que los perros estén más cómodos, y sin embargo, nosotros los dueños de los mismos no cumplimos las normas.

Y LO MALO ES QUE TAMPOCO NO LAS HACEN CUMPLIR. CON LO FÁCIL QUE SERÍA QUE INFORMASE LA POLICÍA MUNICIPAL A AQUELLAS PERSONAS QUE LLEVAN SUS MASCOTAS DE LA OBLIGACIÓN DE LIMPIAR LOS ORINES Y LLEVAR LA BOTELLA DE AGUA (está claro que en el tema de la recogida de las cacas, estamos más concienciados e informados). BUENO, PUES NADA, ESPERO QUE ALGÚN DÍA EL AYUNTAMIENTO ACTÚE COMO EL DE RONDA, PERO NO POR SEGUIR LOS PASOS DEL MISMO, SI NO PORQUE ES OBLIGACIÓN NORMATIVA Y PORQUE YA ESTÁ BIEN DE GASTAR UN DINERO PARA INFRAESTRUCTURAS PARA LOS PERROS Y LOS DUEÑOS PASEMOS DE NUESTRAS OBLIGACIONES.

En resumidas cuentas, solo estoy pidiendo que se actúe como cuando se cambia la señalización de las calles, se da un tiempo razonable para que los ciudadanos se informen de la nueva señalización, y en el caso de que no se cumpla, pues se sancione.  Pero durante ese tiempo, el Ayuntamiento y la Policía Municipal informan. Entonces por qué no con la Norma Medioambiental de la recogida y limpieza de los excrementos y orines de nuestras mascotas?. Qué sentido tiene?. PUESTO ASÍ, MEJOR QUE IMPONGAN UN IMPUESTO GENÉRICO PARA LOS DUEÑOS DE LAS MASCOTAS Y POR LO MENOS, ESTAREMOS CONTRIBUYENDO ECONÓMICAMENTE A LA LIMPIEZA DEL PUEBLO. AUNQUE LO JUSTO SERÍA QUE SE ACTUASE EN LA PERSONA QUE INCUMPLE, PORQUE LA OTRA FÓRMULA SERÍA MÁS INSOLIDARIA Y “PAGARÍAN JUSTOS POR PECADORES”.

Un saludo y por un Alhaurín más limpio. Que se puede.

8M, avance y conquista

(Eduardo Madroñal Pedraza) El movimiento feminista de toda España, movilizado y con todas sus fuerzas, ha preparado un sinfín de actividades por toda la geografía para que el 8M de 2020, el Día Internacional de la Mujer Trabajadora, sea aún más masivo, combativo y transformador que los anteriores.

El movimiento feminista tiene una gran unidad y fortaleza. El movimiento feminista ha ido buscando, a lo largo de su dilatada historia, diversas formas de lucha, desde manifestaciones y huelgas, hasta encierros y caceroladas. Este año, el protagonismo lo tiene una revuelta feminista que quiere mostrar que el 8 de marzo no es solo un día, y poner en su justo lugar, reconocer el valor, de todo lo que las mujeres hacen.

En la preparación y la organización del 8M el protagonismo inequívoco es del vasto y organizado movimiento feminista de nuestro país, de decenas de miles de mujeres organizadas en una enorme variedad de colectivos y plataformas feministas a lo largo de toda España. No hay ciudad ni pueblo en el que no haya habido asambleas, pasacalles o actos de preparación del día de la mujer trabajadora, en la que no se organice una concentración, una pegada de carteles o algún acto reivindicativo acerca del 8M.

Este 8M es un triunfo de la unidad. De la unidad de distintos movimientos, colectivos y sensibilidades en torno a las reivindicaciones feministas. Pero también de la unidad del pueblo de las nacionalidades de España. El 8M español es poderoso porque el movimiento feminista lucha unido -con la sororidad (hermanamiento entre mujeres) por bandera- de norte a sur, de este a oeste de nuestro país.

El movimiento feminista, junto al de las pensiones, son dos sectores protagonistas del viento popular y patriótico que lucha por una España de progreso, de igualdad y de libertades. Las reivindicaciones feministas se han colocado en el centro de la opinión pública, del debate parlamentario, de los editoriales y las tertulias. Ha llegado a toda la sociedad. Ha sacudido las conciencias y ha comenzado a remover cimientos. Ha obligado a todas las fuerzas políticas a tomar posición, y a poner a la defensiva a las fuerzas reaccionarias, defensoras del patriarcado.

El 8M marca un camino en la conquista de la igualdad, de la exigencia de la equiparación salarial, de la eliminación de la discriminación laboral o de los techos de cristal, de la abolición del machismo, el maltrato y de toda forma de opresión patriarcal, del avance de las ideas de respeto entre géneros y a las distintas identidades y orientaciones sexuales. Todos esos objetivos y exigencias irrenunciables forman parte de la irresistible corriente de progreso de la Historia de la humanidad, y nada va a poder detenerlas.

Eduardo Madroñal Pedraza

El coronavirus y la vacuna contra el sarampión

(Antonio Serrano Santos) Miles de millones se están gastando en encontrar la vacuna contra el coronavirus. En una carrera nunca vista contra reloj. Una vacuna contra el sarampión cuesta menos de un euro. En Africa, el Congo, por ejemplo, están muriendo miles de niños por falta de la vacuna del sarampión. No hace falta dudar de la noticia. Hay otras enfermedades curables sin grandes gastos en Africa y en muchas partes de nuestro increíble mundo,tan moderno y tan atrasado. Y el reloj del tiempo, para esto, se ha parado o está en ralentí casi eterno.
Atentos, cristianos y los demás que seguís el evangelio: “ Se acercaron a Jesús sus discípulos para contarles que Pilato había mezclado la sangre de unos galileos con la sangre de los sacrificios rituales que ellos ofrecían. Y, respondiéndoles, dijo: “¿ Pensáis que esos galileos eran más pecadores que los otros por haber padecido todo esto? Yo os digo que no y que si no hiciéreis penitencia, todos, igualmente, pereceréis. Aquellos dieciocho sobre los que cayó la torre de Siloé y los mató, ¿ creéis que eran más culpables que todos los hombres que moraban en Jerusalén? Os digo que no y, que si no os arrepentís, todos, igualmente, pereceréis. Y dijo esta parábola: Tenía uno plantada una higuera en su viña y vino en busca del fruto y no lo halló. Dijo entonces al viñador: Van ya tres años que vengo en busca del fruto de esta higuera y no lo hallo; córtala; ¿por qué ha de ocupar la tierra en balde? Le respondió y dijo: Señor, déjala aún por este año que la cave y la abone, a ver si da fruto para el año que viene…; si no, la cortarás”.


Muchos, cristianos, sobre todo, se preguntan por qué Dios permite tantos males. Ahora es el coronavirus. No dicen por qué los quiere, que sería decir que Dios es malo, y sería una contradicción. ¿ Y por qué los permite? Siguiendo esta línea de fe y hasta de sentido común cristiano, la respuesta es de la misma fe: “Dios quiere que todos los hombres se salven y lleguen al conocimiento de la verdad”. Por eso, su paciencia no es como la nuestra, que es impaciencia y urgencia a nuestro modo. Para Dios” un día es como mil años y mil años, como un día”, dice San Pedro en su carta. “ No retrasa el Señor su promesa( de salvación universal y de todos los males), como algunos creen, es que pacientemente os aguarda, no queriendo que nadie perezca, sino que todos vengan a arrepentirse”.
¿ Por qué el viñador le dice a su señor que espere a ver si, cavándola, abonándola, da fruto aunque tarde un año más?


Arrepentirse, hacer penitencia. Para los cristianos, ése es el espíritu de la Cuaresma, en la que estamos ya metidos. Para salvarse, para salvar. De todos los males, en la Resurrección por Jesús y como Jesús.
¿ Y para el resto del mundo? El mundo, la gran viña de Dios, está siendo cavado, abonado, con infinita paciencia. A ver si da el fruto deseado. Pero, hasta ahora, nada en infinitos casos. ¿ Qué hace ocupando una tierra en balde?” Señor, tu viña, que con tanto amor y sabiduría plantaste, han derribado su cerca, la han dejado como pasto para las alimañas; han sembrado cizaña y da frutos amargos y no los que tenía que dar”.
Mueren por el coronavirus, por el sarampión, por accidentes, o víctimas del terrorismo…¿ Son éstos, por eso, más pecadores que los demás? “ Yo os digo que no. Y, si no hiciereis penitencia, todos moriréis igualmente”. He ahí las palabras de Jesús, de Dios, para este mundo, de siempre y para siempre. Pero el mundo actual, como la viña, no acaba de dar fruto de justicia, de ayuda a los necesitados, a los pobres…Mientras miles de niños mueren sin vacuna de menos de un euro, y el coronavirus es la atención de lujo con miles de millones en busca de la vacuna, y tantos otros, las tres cuartas partes de la población mundial es pobre, y millones mueren de hambre, la cuarta parte se enriquece fabricando y vendiendo armas, produce productos alimenticios suficientes para acabar con el hambre, y, sin embargo, mira inmisericorde a los que se mueren de hambre; la tecnología y su avance no está paralelo al servicio de los más necesitados, hasta los explotan con precios inhumanos, y venden armas a los países subdesarrollados. Matan a los niños antes de nacer y a los enfermos, antes de su muerte natural; la ambición, el poder, la corrupción lo invade casi todo. La violación sexual en “ manadas”, el amor rebajado a puro sexo instintivo, animal; el hedonismo, el placer inmediato y sin límites; el paraíso de la droga extendido por todo el mundo a precios de sangre. Han convertido lo bueno en malo y lo malo, en bueno. Hasta en las altas instancias donde se presume de defender los derechos humanos en Europa y en gran parte del llamado mundo “civilizado”. La civilización del amor ha sido sustituida por la “ civilización o cultura de la muerte”. La libertad y los valores humanos y cristianos, en la enseñanza y en general, están sometidos a ideologías totalitarias. Son muchísimos más numerosos los cristianos martirizados, masacrados, en gran parte del mundo, que los de la Iglesia primitiva con las persecuciones. “ El humo de Satanás ha entrado en la Iglesia” confundiendo a muchos, desde altas instancias hasta las más bajas. Obispos, sacerdotes, religiosos y religiosas y seglares, desviados del evangelio, de la doctrina y práctica tradicional de la Iglesia, de la moral y dogma. No son muchos comparados con el resto, pero son suficientes para que los enemigos e ignorantes, a través de los medios, crean la impresión de que es en general. Solo ven lo malo y callan ante lo que es más abundante y bueno.


“ Si no os arrepentís, todos pereceréis igualmente.” Y el castigo no vendrá directamente de Dios. El mismo hombre se acarreará su propio y merecido castigo. Testigo es la Historia. Y hoy, más que nunca, por cuanto hay más medios de soluciones, pero más medios de acapararlos , más ambición, más crueldad, más indiferencia, más egoísmos, más desprecio a los pobres, a los enfermos. Pocos son los que se arrepienten y siguen, como la viña, sin fruto.
Por eso, ha llegado a este mundo el momento cumbre de nuestra historia, ya que, como decía el Papa San Juan Pablo II: “ Hoy estamos viviendo los síntomas del Apocalipsis”. El mundo, hoy, ha llegado al límite de la maldad. La máxima autoridad moral, el Papa, fue víctima de un atentado. La inocencia de los niños está siendo pervertida, explotada, prostituida, víctimas de abusos hasta los bebés. Ha convertido lo bueno en malo y lo malo, en bueno. Al margen de la maldad humana de muchos, el planeta Tierra está sufriendo esos signos: Terremotos nunca vistos, clima desaforado, descontrolado, inundaciones, incendios espantosos, guerras, terrorismo, el mar con gigantescas olas, tsunamis arrasadores, volcanes en erupción, innumerables víctimas del odio, de crímenes. “ Los hombres se secarán de espanto por el oleaje y estruendo del mar y de las olas. Los padres irán contra sus hijos y los hijos contra los padres. Y por la abundancia de la maldad ,muchos, hasta buenos, se pervertirán.. Se levantarán nación contra nación y reino contra reino, habrá grandes terremotos y en diversos lugares hambre, pestes, espantos y grandes señales en el cielo y seréis aborrecidos de todos por causa de mi nombre. Todo esto ya está ocurriendo. Nunca ha llegado nuestro mundo, hasta ahora, a estos gigantescos sucesos.” Pero no se perderá un solo cabello de vuestra cabeza. Con vuestra paciencia salvaréis vuestras almas”. “ En el mundo tendréis tribulación. Pero confiad; Yo he vencido al mundo”. Ya se está cumpliendo la profecía: Los signos del Apocalipsis.
Ahora, que se rían los escépticos. Que nadie se arrepienta de sus pecados. “ Todos moriréis igualmente”. “ Moriréis en vuestro pecado”
Ahora es tiempo de perdón, de arrepentirse, de amor y misericordia. De dar fruto. Dios, la Iglesia , el ejemplo de los santos y de los buenos cristianos y de toda alma buena, la oración pidiendo misericordia, están cavando, abonando la viña de la Tierra, la viña de Dios. Y espera Dios, en su paciencia y misericordia infinitas, todavía, fruto.