19.2 C
alhaurin de la torre
martes, 15 octubre, 19

Artículo Periodístico 1.821º: “Proverbios XIX de Juan de Portoplano”

(Jmm Caminero) Al mediodía, esa mitad del tiempo de cada día, el de Portoplano frente a su plato de comida, pensaba y repensaba. Y se decía a si mismo, mis palabras no tienen eco en otras personas, mis colores-formas-imágenes no son aceptadas por otros seres humanos. Me he pasado toda mi existencia buscando palabras más correctas, dibujos más verdaderos. Y me temo, que todo será perdido o destruido, me temo que todo se irá destruyendo con el tiempo…

– ¿Por qué una persona siente y se siente que ha fracasado en la vida, o que ha fracasad en tal o en cual tema o cuestión…?

– ¿Qué hacer cuándo una sociedad, en parte, está lleno de inquinas, rencores, heridas, traumas debido a razones históricas sucedidas hace décadas? ¿Qué hacer para curar esas heridas, traumas, sufrimientos, angustias, penas que han ido heredando una generación tras otra, a nivel familiar, pero por lo general, solo la opinión de una parte, no de las demás partes…?

– Existen traumas personales, pero también algunos familiares que se van transmitiendo de generación en generación, y también traumas colectivos, que algunas partes o grupos o colectivos de la sociedad heredan o sufren, incluso traumas sociales o de la sociedad, que gran parte de esa sociedad, los sufre… ¿Cómo curar todas esas heridas, traumas, desalientos, sufrimientos, angustias, para que no se transmitan de una generación en otra, y haya peligros de que se vuelvan a repetir, de otra manera, de otra forma…?

– ¡¿Qué hacemos de nosotros mismos, tengamos unas circunstancias o tengamos otras?!

– El ser humano tiene como una triple área de certezas, unas, las que les vienen del saber ortodoxo, otras de la experiencias y vivencias y sus interpretaciones; una tercera, de las creencias de todo tipo. Todo ser humano, sea cual sea su circunstancias, tiene que analizar y ponderar de verdad cuales son sus creencias, porque éstas les llevarán hacia un lado o hacia otro…

– La mayoría de personas humanas, piensan que todos los enunciados o juicios o conceptos en los que cree, son verdaderos, pero olvidan que la mayoría son creencias, una parte de ellos y una parte de cada uno, son demostrables, pero otra parte, son una mezcla de opiniones, creencias, experiencias que solo hasta un grado relativo están demostrados.

– Cada día, en distintas ocasiones optas por el bien o el no bien, el bien o el mal, sea en forma de palabras, de deseos, de intenciones, de actos. Este es el gran negocio de los seres humanos, ir optando por el bien o por el mal, poco a poco.

– Pocos hablan hoy del bien y del mal, salvo cuándo indican que cada uno puede hacer lo que quiere, a lo máximo con el límite de la ley jurídica y un cierto sentido común y de la prudencia. Pero el error es no ser conscientes, que además de la racionalidad humana, de la ley jurídica, de las costumbres sociales existen la moral y la ética. Los humanos han creado o inventado o descubierto varias éticas y morales, y en cualquier tema, varias posibilidades. Pero no todas las posibilidades son exactamente, ni igualmente ciertas, verdaderas y morales.

– Hay muchos días que sientes, soportas, vives, percibes que la mayoría de los seres humanos, no tienen una moral mínima, ni en la teoría, ni menos aún en la práctica. Cada uno se salta la norma o clase de norma que cree conveniente, sea por unos motivos u otros, unos caemos en la lujuria o en la avaricia o en la gula o en la pereza o en la vanidad o en la soberbia o en la envidia. O en varios de estas realidades… ¡Y el mundo se complica a y en todos los sentidos exponencialmente! ¡Es como si uno caminásemos con tres ojos, aquellos otros con dos bocas, los de allí con cinco orejas…!

– Debo confesar que durante muchos, muchos años, pensé que podría ocupar un pequeño lugar en el mundo cultural de la literatura-filosofía-arte plástico. Debo confesar, que he pensado y creído que abría nuevos campos y mundos en el mundo de la literatura-filosofía y del arte plástico. Debo confesar que todavía hay momentos que lo pienso. Pero debo confesar que ante los reiterados fracasos, una y otra vez, durante décadas, debo confesar que he fracasado como pensador-filósofo-escritor-autor plástico. Debo aceptar que el trabajo realizado debe ser mediocre. No puede ser, que después de enviada, gran parte de la producción cultural, de una manera u otra, durante lustros, a miles de personas y entidades, y todas o casi todas contesten con el silencio. No puede ser que todo el mundo esté en el error, y yo solo en la verdad. Debo aceptar el veredicto de la realidad, soy un mediocre con una mediocre obra en literatura, en filosofía, en arte plástico.

Hoy, el de Portoplano no había a endurecer sus oídos en las riadas de alquitrán de su pueblo. Hoy, por cansancio o agonía interior de tanto buscar, se había quedado en el silencio y resilencio de la penumbra de su morada. Hoy, el de Portoplano estaba realizando esfuerzos, sin nombre, para intentar recaminar por el interior de su ser en el exterior de su ser, una naturaleza en la Naturaleza.

http://twitter.com/jmmcaminero        © jmm caminero (03 junio-06 octubre 2019 cr).

Fin artículo 1.821º: “Proverbios XIX de Juan de Portoplano”.

La Columna de Fran: El club de los periodistas vivos

Los periodistas David Jiménez y Agustín Rivera en la Facultad de Ciencias de la Comunicación el pasado jueves. - Fuente: Francisco Zambrana - Diario Alhaurín.

(Francisco Javier Zambrana Durán – Alhaurín de la Torre)

Detrás de aquel telón que recubre la belleza de una redacción existe la ínfima posibilidad, remota en algunos casos, quizá reglada en otros, de que quien sea la cabeza no entienda lo que es el oficio del narrar historias. Probablemente, pocos se hayan parado a analizar el qué, el cómo, el cuándo, el por qué, el quién o el dónde. Teorías básicas para un periodista, pero de tesis doctoral para quienes no están familiarizados con lo mundano. Teorías, que, al fin y al cabo, demuestran que no todos pueden contar todo a su forma.

Quizá, esto es lo que pone de manifiesto en mayor medida David Jiménez, corresponsal de la vieja escuela, despedido como director de El Mundo por querer mejorar su calidad como diario. Una teoría desglosada en cientos de ocasiones, tenida en cuenta por gran variedad de generaciones, y no respetada por apenas nadie. Una basada en la ética de una profesión que no busca beneficiar a poderes, financiar corruptelas o rendirse ante las ofertas de varios ceros, sino mostrar a la sociedad a quienes lo secundan.

El Director es la novela que destapa el telón de la bondad, de la sonrisa pícara de quien conoce que al día siguiente comerá en el mismo plato, en la misma mesa de aquel restaurante en el centro de la ciudad. Es el símbolo de la profesión, de los periodistas que, todavía, siguen con fuerza. Es decir, de los que no ha matado el clientelismo.

De esos quedan muy pocos. Probablemente, una escasa cantidad que a día de hoy no sea capaz de ser contabilizada, sobre todo por el fango que recubre los teclados de quienes sí fomentan la praxis adecuada. Pocos capaces de fundar un diario, por pequeño que sea, ponerlo en bancarrota en cuestión de meses y saber que se ha hecho un periodismo de calidad, un planteamiento de democracia, y no una venta declarada al poder.

Sin embargo, de los que no conocen los hay a montones. Son cientos. Dirigen incursiones en la opinión pública, fomentan la demagogia entre quienes no perciben la efímera línea de un océano de grosor que separa el pseudoperiodismo del periodismo. Y, ante todo, se cuelgan la medalla del saber, del ser rentables. Todo ello sin conocer las reglas.

El presente se plantea como un juego de mesa capitalista. En él no hay reglas, al menos establecidas desde primera hora. Otros las dictaminan, sin rechistar. Se colocan las fichas exactamente como ellos lo desean. Se juega. Se gana. Se compra. Se vende. Se despide. Y todo ello sin que ninguno de los que dirige sepa de qué trata.

Es por ello por lo que solo resisten hoy los que plasman otra forma de entender el oficio. Solo resisten como verdaderos los que algún día se negaron a las reglas falseadas y se acogieron a las suyas, esas que David se grabó a fuego durante los cuatro años en el pupitre rígido. Las reglas a las que los periodistas vivos jamás le fallarán. Que difundirán. Aunque les cueste el sueldo.


Realizado por: Francisco Javier Zambrana Durán (@neyfranzambrana/Francisco Zambrana).

Fotografías de Francisco Javier Zambrana Durán. – Todos los derechos reservados.

David Er-Ramy: ‘‘Los deportes de contacto enseñan valores que se le podrían inculcar a los niños’’

David Er-Ramy posa tras la entrevista con el diario. - Fuente: Francisco Zambrana - Diario Alhaurín.

(Francisco Javier Zambrana Durán – Gimnasio Rebel Pride Málaga

El malagueño David Er-Ramy, a sus 23 años, suma ya 11 temporadas practicando deportes de contacto. Lo que comenzó como una afición de un chico joven se ha terminado convirtiendo en su oficio, en su lucha diaria. Con una experiencia que lo ha llevado a combatir en múltiples zonas europeas, el apodado como ‘Golden Boy’ conoce a la perfección un mundo que muchos tachan de ‘‘bruto y salvaje’’.

La frase lapidaria de que ‘‘los deportes de contacto son para brutos’’ pocos la desechan. Desde que hace escasas décadas el reino de Urtain terminase en nuestro país y comenzasen a surgir los avisos de que los boxeadores podían morir en el cuadrilátero, el seguimiento a este tipo de disciplinas cambió totalmente. Actualmente, el panorama que existe es de contrariedad ante un deporte que en ocasiones incluso llega a ser excluido del gremio, sin importar que arte marcial se esté practicando.

‘‘Las personas que tienden a no abrir su mente en ese aspecto piensan que es violento, salvaje, medieval, y no tiene nada que ver con ello. Simplemente, lo veo como algo por lo que no todo el mundo estaría dispuesto a sacrificarse para hacerlo, para llegar a pelear’’, comenta Er-Ramy haciendo especial hincapié en lo estigmatizado que se encuentra en estos momentos. ‘‘La gente ve a dos tíos pegándose, ven espectáculo, ven sangre, y ya, pero quien realmente hace por prestar atención un poco a los detalles, se da cuenta de que no es solo eso, que es tan solo una parte. Para llegar a eso, tienes que tener respeto, sacrificio, etc., y eso hay que verlo’’, añade.

Ramy posa en las cuerdas del ring del gimnasio Rebel Pride. – Fuente: Francisco Zambrana – Diario Alhaurín.

Las máximas de una modalidad deportiva que contiene la mayor de las disciplinas son obviadas por el alarmismo social que trata de justificar sin conocer lo que hay detrás. ‘‘Es un deporte que engloba muchas cosas que se eclipsan por el pensamiento de la gente. Tiene mucha disciplina, compromiso, trabajo en equipo, inteligencia, respeto, y eso la gente no lo ve’’, destaca David. Símbolos como el respeto son tomados como pilares en gimnasios como ‘Rebel Pride’ en el que se practica este tipo de artes marciales. ‘‘Es un deporte que enseña demasiados valores y que se le podría inculcar muy bien a los niños. Es algo en el que el respeto es el fundamento’’, señala Ramy como profesor en múltiples ocasiones de chicas y chicos que acuden al gimnasio con afán de aprender.

Afortunadamente para quienes lo practican, no toda la sociedad lo condena, sino que gran parte de ella entiende que puede ser realizado sin necesidad de pelear contra nadie, sino por el simple hecho de conocer técnicas de defensa o hacer un deporte específico. La corriente de clases de defensa personal o de lucha frente al acoso escolar han dado pie a que viva un cierto auge en la provincia de Málaga. ‘‘Parece que la gente, gracias a muchos referentes, factores beneficiosos de este deporte y otros motivos, se anima más a probarlo. Veo que cada vez se apoya más el deporte de contacto; no como me gustaría, pero lo importante es el incremento’’, apunta con una mirada de esperanza David.

Sin embargo, pese a esa evolución, Andalucía se encuentra todavía a años luz del nivel que alcanzan otras ciudades españolas que dan más cabida a estas modalidades. ‘‘Bilbao es una locura, Barcelona otra, Madrid otra, Valencia otra, Las Palmas otra… Por desgracia, en esta zona va muy despacio, pero va’’, explica el entrevistado. La tradición sumada a la popularidad de otros deportes de contacto como las artes marciales en Barcelona, la lucha canaria y el boxeo en Madrid permiten que vivan un crecimiento exponencial que no encuentran en la comunidad andaluza quizá por falta de tradición o a causa del señalado estigma.


Realizado por: Francisco Javier Zambrana Durán (@neyfranzambrana/Francisco Zambrana).

Fotografías de Francisco Javier Zambrana Durán. – Todos los derechos reservados.

Artículo Periodístico 1.810º: “Textos de Literatura de JMM”

En la dimensión escrita de la obra Cuadernos de la Mancha, I-XIX y XXXIV-XLVII, con D.L-Cr-907-2019 en un Dvd, que consta de unas quinientas partes o cuadernos, existen dos que son específicamente sobre literatura, teoría literaria, estética literaria y temas afines.

Además esta obra contiene cientos de referencias sobre el tema estética y estilística y géneros literarios, insertados en las miles de páginas escritas de dicho título y producción.

Además se incluyen en varios cuadernos, lo que se ha denominado Manifiestos artísticos plásticos y literarios, es decir, reflexiones sobre arte, que son referidos al arte plástico, pero también aplicados analógicamente a textos escritos o, y literarios.

– Podríamos sintetizar, que esta obra-título, en su dimensión escrita es un intento de unión-síntesis entre filosofía y literatura y arte plástico.

En lo literario es una amalgama y combinación de todos estos saberes y artes, no sabiéndose muy bien donde empieza lo literario o lo filosófico, y dónde termina una realidad u otra. Al final, es un intento, no solo de narrar y describir realidades y trozos de la realidad, sino especialmente, intentar descubrir nuevos datos, argumentos, razones, etc.

El autor piensa que toda cuestión humanística o literaria o cultural, tarde o temprano, debe ser analizada y estudiada por el método científico, y las ciencias sociales o, y naturales, o cientos o miles de cuestiones que entran hoy en el campo exclusivo de las humanidades y la filosofía y las artes, esperamos y esperemos que parte de estas dimensiones sean abordadas por las diversas ciencias de hoy, o que surjan mañana…

– Esta obra, que ahora se titula Cuadernos o Cuadernos de la Mancha, es un intento de obra de arte total, u obra total. Es decir, combinar cientos de cuestiones, con diversidad de saberes, diversidad de lenguajes, diversidad de metodologías de análisis y síntesis…

Esta producción no está hecha para la vanidad, soberbia, engreimiento del escribiente-pensante, aunque todo segador merece su salario, sino también es un intento de encontrar mayores grados de verdad-bondad-belleza-racionalidad-prudencia-utilidad…

El método humanístico-literario-filosófico-artístico, es un método que tiene sus luces y sus sombras. En lo que se mezcla lo racional y lo irracional, los conceptos y las emociones, todo en ideas o representaciones mentales…

He escrito y pensado muchas veces, que no es intención de esta obra, ni tampoco de las diversidad de opciones y posiciones que esta obra tiene o dispone. No desea a nadie cambiarle su mentalidad, su conciencia, sus actuaciones, sino hacerle reflexionar, o que se haga preguntas, y quizás entonces, cambiará sus ideas y conceptos y percepciones… Pero la finalidad, es ayudar a observar mejor, a pensar mejor. Ciertamente, tengo que indicar si el ladrillo me parece azul o verde, los argumentos de una realidad o de otra serán diferentes…

– Es un pequeño drama, porque el mundo literario, piensa que esto es una obra filosófica, y el sector de la filosofía, que esto es un producto literario. O posiblemente, que ambos, que esta obra, conformada por miles de páginas escritas, no tiene suficiente valor.

Pero además de la extensión, de ser una producción, de un único autor y título, tomando de las tradiciones, casi todo. Porque nadie es totalmente original. Esta obra es un intento de buscar nuevos conceptos y nuevos argumentos y nuevas razones y nuevas preguntas… No digo a todos los temas, pero si a muchos…

Quizás, al saltarse tantas reglas o normas estéticas y estilísticas, muchos pensarán que es el no-estilo, que tanto gusta indicar a muchos y a muchas corrientes de la teoría de la literatura y de las artes. Pero pienso que el error, el defecto, lo no terminado, lo no conformado totalmente, la hibridación de todos los estilos, de multitud de lenguajes, de muchos saberes, es y puede ser, un camino abierto a la verdad, aunque sea una verdad pequeña.

– Es triste que esta obra, en su dimensión escrita o en imágenes, es decir, plástica de pintura o dibujo o fotografía, se destruya o se pierda, o lo esté haciendo ya, o que suceda dentro de unos lustros… Porque solo en su dimensión escrita, es en cuanto producción de un autor, un solo título, una única obra, una de las más extensas del mundo. En un mundo actual que tanto se valora las marcas, bueno sería se valorase también ésta. Aunque después se buscase otros elementos… ¡Esta obra es un intento de buscar y encontrar lo real y la realidad y, de servir al ser humano…!

Esta teorización sobre lo literario, es un intento de que alguien, si lo desea, entienda algo del enorme esfuerzo y proyecto de análisis y de síntesis, de esta producción filosófica y literaria y plástica. Bueno sería, que al menos, figurase, aunque sea en último lugar de la producción cultural de esta época. En otras culturas y lenguas, me dicen, obras así, tendrían una existencia, pero aquí, después de décadas, la única respuesta es el silencio. Paz y bien…

http://filosliterarte.blogspot.com.es   © jmm caminero (27 julio-29 sept. 2019 cr).

Fin artículo 1.810º: “Textos de Literatura de JMM”.

Ana Alicia Ruiz: La pureza de lo simple sobre la pasarela

Modelo en el desfile de Alhaurín de este sábado. - Fuente: Francisco Zambrana - Diario Alhaurín.

(Francisco Javier Zambrana Durán – Plaza de España)

La pureza de los pasos sobre la alfombra roja tiñe con su desparpajo la retina de los asistentes. No necesitan flashes los cámaras, pues lo fotografiado brilla por sí solo. La atmósfera cubre una pintura magnífica, que recrea lo clásico, lo actual y lo futuro; lo complejo, lo elaborado y lo sencillo. La armonía de estos tres puntos cardinales hace de un simple desfile de moda una leyenda escrita sobre las telas más prestigiosas de la alta costura. Y no una cualquiera.

            Desfilan de menor a mayor, ya sea de edad o talla. Sin importar la belleza que exista dentro y fuera del cuerpo de cada una de las personas que danzan por la pasarela arreglada en la Plaza de España, centro de Alhaurín de la Torre. Se suceden los distintos estilos que son protagonistas en una noche en la que los focos alumbran la escena de la perfección llevada al extremo.

            Ana Alicia Ruiz es artífice de esta función. Su vocación, la alta costura, la ha llevado a convertirse en uno de los ejemplos de la ciudad de la Costa del Sol en este universo de la moda. Llevando la tradicionalidad por bandera y buscando a la vez la mayor de las innovaciones en cada uno de los momentos, ha destacado por sus habilidades dentro y fuera de la pasarela. Sin embargo, ante todo, en las gestiones realizadas en ella.

Modelo en el desfile de Alhaurín de este sábado. – Fuente: Francisco Zambrana – Diario Alhaurín.

            Para un adecuado funcionamiento de lo que tiene lugar en el desfile, es necesario poner a punto exactamente cada aspecto que tenga lugar en él. No falta detalle, y la planificación es exquisita, exactamente igual que lo que es exhibido. Se busca el más difícil de los matices y se le da forma para que sea parte de la recreación artística más pura y exacta de una verdadera reunión de modelos.

            Más de una decena de fotógrafos, situados en cada una de las zonas estratégicas, se hacen con las capturas de modelos que demuestran la mayor profesionalidad. Una mirada, un simple gesto, un guiño mueven los obturadores de un grupo llegado de toda Andalucía, de los cámaras especializados en esta disciplina. Nadie se arriesga a perder una sola captura, un solo disparo. Y es que, tal y como la organización conoce, todo lo no retratado, no puede ser contado.

            Es por ello por lo que cuando cae la más absoluta de las oscuridades sobre la parte central de la avenida, el espacio se queda pequeño para la multitud que observa, atónita, lo que allí acontece. Porque aquello va más allá, mucho más allá de lo convencional. Desafía los límites, rompe con lo establecido para crear una nueva base y reafirmarse en ella. Es puro. Es arte. Y, por ello, es digno de recibir todo elogio, todo calificativo que se encuentre a la altura de la costura más elevada.

            De la allí presentada.


Realizado por: Francisco Javier Zambrana Durán (@neyfranzambrana/Francisco Zambrana).

Fotografías de Francisco Javier Zambrana Durán. – Todos los derechos reservados.

David Er-Ramy: El chico de oro de las artes marciales

David posa en el ring del gimnasio Rebel Pride de Santa Bárbara. - Fuente: Francisco Zambrana - DA.

(Francisco Javier Zambrana Durán – Gimnasio Rebel Pride Málaga

David Er-Ramy se convirtió en 2014, con tan solo 18 años, en el campeón de España de K1 más joven en la historia. Desde entonces, su carrera ha continuado evolucionando y permitiéndole crecer como deportista dedicado al cien por cien a lo que él denomina ‘‘su trabajo’’. Conocemos en el gimnasio Rebel Pride de Málaga a su mayor estrella, a una de las personas que encabeza las artes marciales en nuestra ciudad en la actualidad.

¿Qué edad tenías cuándo llegaste a la lucha y qué te motivó a ello?

‘‘Lo mío fue algo normal, supongo. Fue el típico día que te apuntas con un compañero de clase para hacer algo y matar el tiempo de alguna manera. Con el transcurso del tiempo fui descubriendo que cada vez me gustaba más, que iba aprendiendo más, que iba evolucionando más hasta que a día de hoy es mi trabajo, mi pasión y mi vida’’.

¿Cómo fue el proceso de evolución desde tus comienzos?

‘‘La evolución fue yendo a más. Fue un proceso que comenzó con el amateur, fui evolucionando en cuanto a cualidades, y a día de hoy me mantengo a nivel profesional trabajando cada vez más’’.

¿Por qué elegiste el K1 entre todas las variedades que existían?

‘‘Yo empecé en la época del boom del Full Contact, pero mi transición al Kick Boxing, fue muy temprana, en apenas un año. El Kick Boxing fue evolucionando y entrando en España y se convirtió en el K1. Siempre he estado peleando entre las dos modalidades. La variación es mínima, pero se nota mucho la diferencia entre una modalidad y otra’’.

David mira a la cámara en el ring de Rebel Pride. – Fuente: Francisco Zambrana.
¿Qué buscaste desde el primer momento que comenzaste con esta disciplina? ¿Por qué decidiste dedicar tu vida plenamente a ello?

‘‘Algo así no te lo planteas. Algo así, tú evolucionas con él. Se crea un vínculo en el que uno va creciendo como deportista, le gusta lo que hace y le apasiona. Simplemente, el primer momento en el que yo practiqué este deporte, decidí que quería dedicarme a ello. A raíz de ahí uno va practicando y va progresando, pero no sabría decirte el momento exacto. Fue un transcurso en el que día a día fui descubriendo esto’’.

¿Cómo fue la experiencia de ganar aquel campeonato nacional tan joven?

‘‘Fue un momento en el que uno no se da cuenta hasta que lo consigue. Fue una gran noche, porque salió todo redondo. Ahora con el tiempo uno se da cuenta de que eso no es lo importante, sino que es lo que se haya trabajado antes. Para esa pelea me preparé muy bien y salió de lujo. Una vez que uno llega allí, lo difícil no es ganar, sino mantenerte en lo más alto’’.

¿Cómo definirías tu experiencia en el extranjero, en Holanda, en una época tan joven?

‘‘Una experiencia increíble. Es un sitio en el que se aprende demasiado. La gente tiene allí como cultura la lucha. Los niños no quieren ser futbolistas, quieren ser luchadores en ese país en concreto. Tienen una ética de trabajo, un sacrificio, una fuerza y voluntad de querer mejorar, progresar y luchar para convertirse en luchadores que me enseñó bastante’’.

¿A causa de qué motivo decidiste pasar a las MMA y dejar de lado el K1? ¿La madurez al pelear, la experiencia?

‘‘Llegué a un punto en el que me di cuenta de que necesitaba algo más y siempre me había llamado la atención. Es algo que es diferente a todo lo demás en tiempo, en guantillas, en todo. Tenía la espinita clavada de decir ‘me gustaría probarlo’. Hasta que llegó el día, me fui adentrando poco a poco y buscando hasta que nos hemos expandido por allí también. Es el futuro, es un deporte con visión de futuro, ya que es muy completo y requiere mucho sacrificio; y eso te ayuda bastante’’.

David posa en el ring del gimnasio Rebel Pride de Santa Bárbara. – Fuente: Francisco Zambrana – DA.
¿Crees que te encuentras en el camino para conseguir tus objetivos?

‘‘Por supuesto. Estamos en el camino y tengo a los mejores entrenadores y el mejor equipo detrás de ellos. La meta está marcada, y simplemente es objetivo tras objetivo, día tras día. Trabajo, trabajo y trabajo, no hay otro misterio. La verdad que hay que disfrutar el proceso, el entrenamiento, el trabajo duro, y todo lo demás viene solo’’.


Realizado por: Francisco Javier Zambrana Durán (@neyfranzambrana/Francisco Zambrana).

Fotografías de Francisco Javier Zambrana Durán. – Todos los derechos reservados.

La Columna de Fran: Es duro para vosotros, no para nosotros

Manifestante en la Plaza de la Constitución. - Fuente: Francisco Zambrana - DA.

(Francisco Javier Zambrana Durán – Calle Larios)

Duro. Quizá, en una sociedad como la nuestra, saciada por necesidades materiales que estigmatizan a niñas y niños desde sus primeros pasos, que enunciemos este tipo de argumentos es duro. Es duro que luchemos, que vayamos en contra de lo que se nos plantea como lo que nos salvará, como lo único que puede seguir haciendo girar una ruleta que lleva décadas parada. Es duro que salgamos a la calle, que nos lancemos en tromba, que rompamos los esquemas y volvamos a hacerlos como lo creemos, no como quieren que nos los creamos. Y, sobre todo, es duro que lo digamos los jóvenes, los que no sabemos, los que nada valemos, los que, al fin y al cabo, viviremos mientras, sin que nadie lo pare, el mundo es asesinado. Sí, no es que se muera solo, es que lo estamos matando.

            No se parte desde la base de un ecologismo que desafíe los límites, sino de un raciocinio que reaccione cuando estos se dan. Se parte desde el pensar más sincero y neutral de una sociedad que ha visto cómo se podían incorporar los distintos grupos que hubiera en ella para que vivieran todos en armonía. No se busca el extremo, y eso debe quedar claro, porque una bomba no se solventa lanzando otra.

            El negacionismo no es la solución, no es parte del mensaje constructivo que debe trasladarse a la sociedad. Se puede entrar en contacto con la vida normal llevando un modus operandi sostenible, no centrado en producir capital y buscar una salida rápida de usar y tirar a cada paso que demos en nuestra existencia. Negar el problema no es solucionarlo, al igual que quien posee una enfermedad no se cura por olvidarse de ella.

Manifestantes en la Alameda Principal. – Fuente: Francisco Zambrana – DA.

            Tal vez, la magnitud del caso ante el que se enfrenta una civilización cubierta por la desesperación en algunas ocasiones ante la pasividad de la clase política (clase por su diferencia con el resto en sus pareceres) supere a gran parte. No podemos imaginar que el planeta acabe, ya que no lo vemos, no lo sentimos, no lo vivimos. ‘‘Siempre hizo calor y siempre llovió’’, es lo más común decir. Es obvio, como siempre hubo Violencia de Género, sigamos aplicándola como una marca social más. No, no y no. Olvidemos el pasado para poder seguir aplicando el presente.

            Salir a la calle, de manera pacífica, reclamar una solución y una forma de entender que esto afecta absolutamente a cada especie, parece ser negativo. Lo es porque se rompe una cadena capitalista básica para la formación de la vida cómoda, de lo que es sencillo, del interminable juego de conseguir más dinero para terminar dándoselo a otra persona. Esa cadena que nos lleva a comer de industrias cárnicas de las que después nos escandalizamos por brotes graves, es la que al planchar la ropa nos traslada un leve hedor a fábrica de Vietnam, es la que nos mantiene con los ojos cerrados para que no se vea la realidad. Porque, de verla, el orden establecido por los grandes colapsaría.

            La lucha que se reclama por parte de una juventud que vivirá el mañana es la que quizá ellos creyeron que las personas adultas hacían. Mientras tomaban de una cuchara el potito de pollo, se sentían llenos, creyendo que sus madres, padres, abuelos y abuelas se desvivirían por ellas y ellos, y que, por supuesto, velarían porque el día de mañana les quedara un mundo mejor. En cambio, lo que esa gente joven, inservible y vacía para muchos tuvo que hacer fue colgarse la mochila de la responsabilidad y demostrar que, por una vez, era más intuitiva que quienes llevaban el cartel colgado de serlo.

Manifestantes llegan a Calle Larios. – Fuente: Francisco Zambrana – DA.

            Ellas y ellos fueron quienes se lanzaron un 27 de septiembre a bordear la costa, quienes movieron el planeta por minutos y explicaron a los demás que lo que estaba sucediendo les concernía. Reivindicaron sus libertades, protestaron contra la política inservible, y se sirvieron de lo más importante que una especie de un territorio puede tener: su comunicación. Cientos, quizá miles.

‘‘Camino por estas calles vacías en el Bulevar de los Sueños Rotos’’, cantaba aquel grupo de punk que decidió adoptar el nombre de ‘Día Verde’. Quizá hace unas décadas así fuera, pero no en un 2019 en el que nos centramos en una base que va más allá de la política, de la izquierda o la derecha, que supera las fronteras, que abre el núcleo de las ideologías neofranquistas, neocomunistas, neoliberales o neomachistas. Lo abre y lo cierra. Y es duro, es duro que esto ocurra, sobre todo para quienes están fuera y siguen creyendo que esto de ‘‘la Tierra’’ es un cuento, que no va con ellos.


Realizado por: Francisco Javier Zambrana Durán (@neyfranzambrana/Francisco Zambrana).

Fotografías de Francisco Javier Zambrana Durán. – Todos los derechos reservados.

Cientos de personas recorren las calles para trasladar el mensaje universal de salvar nuestra Tierra Por Francisco Javier Zambrana

Publicada por 103Málaga en Sábado, 28 de septiembre de 2019

Recuerdos para no olvidar

(Mariano Cabrero Bárcena) Ante las semillas de violencia  irradiadas por todo el mundo entero, hemos de cambiar la manera de vernos y tratarnos unos con otros: como personas conscientes, que somos…Puesto que el sufrimiento, el desperdicio y el coste humano que fomenta la susodicha violencia…creará para siempre recuerdos para no olvidar.

Es curioso cómo, a veces, los recuerdos afloran a nuestras memorias -verdaderas cajas de sorpresas-, que son silencios caídos del cielo como agua de mayo, y que, no lejos de la verdad, nos marcan las directrices exactas a seguir por nuestros entendimientos: éstas que son sacudidas por el motor que mueve la sangre por mis venas: el corazón humano. Corazón y entendimiento, entendimiento y corazón: ambos piezas fundamentales para mover el mundo.

“Es curioso cómo, a veces, los recuerdos afloran a nuestras memorias -verdaderas cajas de sorpresas-, que son silencios caídos del cielo como agua de mayo”

Porque los recuerdos afloran a nuestras memorias, que son silencios caídos del cielo como agua de mayo… Esto siempre nos pasa, sin duda, cuando estamos pensando un poco en los demás.

Globos, globos de ilusión, muchos globos de ilusión –llenos de sentimientos e ideas de paz–, harían falta para que, mediante un suave aterrizaje, se depositasen sobre los cerebros de nosotros –los humanos– tan llenos de odio y venganza, y que desterrase para siempre esa “bestia negra” que todos llevamos dentro: el placer de matar por matar. El hombre es el único animal racional sobre la tierra que experimenta y pone en práctica este último.

Apuré el puro que estaba fumando: un habano de los de Cuba, que casi nadie los fuma hoy en día -valen muy caros-, pero lo cierto es que me lo habían regalado. Uno, a veces, pasa el tiempo…con cualquier cosa, es decir, con el primer objeto que le viene a la mano: un libro, una fotografía, un sueño, una ilusión perdida… ¡Cualquier cosa! Cayó entre mis manos una fotografía… La verdad, dicho sea de paso, es que no supe jamás quien fue su dueño, pero qué más daLo importante es que la tenía entre mis manos, y ahora era elemental dejar a mi imaginación buscar el porqué de la misma, y el saber algo de sus integrantes.

Uno cree en la música, el cine, el sexo y en todos mis compañeros de viaje. Creo que la mujer es el ser más maravilloso sobre la tierra. Creo en las cosas que me hacen estremecer. Creo que me mienten muchas veces al cabo del día, pero me hago el tonto para así mejor dormir. Pero, sobre todas las cosas, creo en el deber y el amor que han de supervivir en todas las relaciones humanas…Porque en el fondo…uno es un romántico de los pies a la cabeza, que vive para soñar, y soñar es vivir para siempre. Todas las religiones tienen un solo Dios: el Dios de todas las religiones, que valga la redundancia ¡Ah!, ¡se me olvidaba! Creo en Dios- el Dios de todas las religiones.

“Uno cree en la música, el cine, el sexo y en todos mis compañeros de viaje. Creo que la mujer es el ser más maravilloso sobre la tierra. Creo en las cosas que me hacen estremecer. Creo que me mienten muchas veces al cabo del día, pero me hago el tonto para así mejor dormir”

Debo comunicaros que está noche no dormí bien. Dicho de otro modo: no pegué ojo. Me pasó lo que yo sé. “Cuando llevó un día agitado y preocupado, resolviendo o tratando de resolver -en la medida de lo imposible, haciendo que sean posibles- serios problemas, que afectan a esas ‘pobres gentes’ sin comida, sin ropas, sin ganas o con pocas ganas de seguir viviendo…, que malviven no lejos de mi domicilio, me ocurre siempre lo mismo: por la noche no duermo”.

¡Si hablaran mis ojos… de cuántas cosas nos enteraríamos! Y hablaron mis ojos y me relataron lo que vi en aquella fotografía: Sandra, Tamara y Jessica salieron el viernes a las 23.00 h, como todos los viernes, con el propósito de tomar unas copas con sus amigos. Llevaban sus neceseres en orden: barra de labios, píldoras anticonceptivas, globos protectores para el instrumento… –pues no es más que un instrumento, más grande o más pequeño, pero instrumento al fin y al cabo– procreador masculino, DNI y 50 euros. Paró un coche con conocidos. Les dijeron los tres del coche: “¡Subid! ¿A dónde vais?”. “A dónde vayáis vosotros”, contestaron.

Los jóvenes les comentaron que lo iban a pasar muy bien. Que sabían de un buen rollo y gratis. Corría el vehículo a gran velocidad, y del interior salía música estridente a toda pastilla. Sobre las 23.55 h, después de atravesar una arboleda semicircular llenas de hojas verdes, llegaron a un enorme hangar, se bajaron y subieron a un ascensor que bajó. Se abrió la puerta, y en una antesala el camarero les sirvió a todos una especie de vermú con aceitunas, caviar, salmón ahumado… Les indicó que se pusiesen unos pasamontañas negros autoadhesivos. Al poco, los jóvenes acompañantes se esfumaron.

Sandra me narró lo anterior, quien en compañía de las otras dos muchachas también desapareció. Mi pareja sentimental y yo fuimos en un taxi con cristales oscuros. Con los ojos sellados con esparadrapo, y con nuestros relojes parados y sin pilas. Nos llevaron a una sala semicircular, y en el centro aparecieron tres jóvenes completamente desnudas. Podrían tener entre 17 y 22 años, pues la hermosura de sus cuerpos así lo denotaba. Bailaban dentro de un aturdimiento de movimientos. Aparecieron tres hombres maduros–que ocultaban sus rostros con pasamontañas de tela fina negros–, que sodomizaron a las tres jóvenes, llevando a cabo toda clase de servicios sexuales. Desgarradores gritos salían de las gargantas de las tres infelices muchachas.

Los que estaban sentados en el salón y proscenios consumían cocaína, esnifándola por sus narices. Mi pareja y yo abandonamos el recinto ante tal salvaje espectáculo, volviendo en el mismo taxi que llegamos, y con los ojos bien tapados.

A los pocos meses apareció en prensa que “tres jóvenes habían aparecido muertas, con indicios racionales corroborados por el forense, de haber sido violentadas sexualmente”. Me dijo mi pareja sentimental que debíamos denunciar lo que presenciamos. Le contesté que poco o nada podíamos notificar: denunciar el lugar en que estuvimos y que desconocíamos, nuestros relojes –ya sin pilas– se pararon a las 23.05 h, y todos los presentes se hallaban con rostros tapados, así como aquellos insaciables enfermos hombres maduros que protagonizaron el espectáculo macabro. Al final, acudimos a la Policía…

La agresión sádica que hemos leído se ha llevado a cabo en una situación de cautiverio de las jóvenes aludidas con anterioridad: Sandra, Tamara y Jessica. Se empleó sobre éstas violencia -mental y psíquica-, violencia empleada por los propios hombres. Es triste reconocer que nosotros los humanos –seres creados por Dios, el todas las religiones– llevamos dentro de nuestros corazones odio y venganza negra, que repartimos sin que nuestras conciencias sientan estupor o pánico de lo que podemos ser capaces de cometer contra nuestros hermanos en el mundo entero.

Son semillas de violencia que albergamos en nuestros corazones, y que a lo largo de nuestra vida las empleamos como una falsa autodefensa y una revancha malentendida. (El Libro de los Salmos nos advierte que “el justo se regocijará cuando sediento de venganza se lave sus pies en la sangre: del malhechor”.) Termino diciendo: Una fotografía de tres muchachas y la imaginación-mi imaginación-, que trabaja como acostumbra… Un relato que pudo haber ocurrido y ocurrió (?)

La Coruña, jueves, 26 de septiembre de 2019

  Fdo. Mariano Cabrero Bárcena

 © De mi propia autoría

Artículo Periodístico 1.802º: “Artículo surrealista, VIII”

(Jmm Caminero) Hoy, los que saben mejor cazar el dinero y el poder son los héroes. Produzcan algo o solo palabras. Contar todo de forma absoluta. Contar la guerra y la paz de forma total. Eso es todo.

Terminaremos alguna vez la guerra en este planeta, como realidad o como posibilidad. O cuándo terminemos aquí, tendremos que empezar con otras civilizaciones del exterior. ¿Estamos condenados siempre al conflicto que termina en guerra?

¡¿De dónde nace y surge ese deseo, que no puedes controlar, del hastío de y en la vida y existencia, ese costar tanto trabajo el respirar, eso que ahora llaman depresión, sea leve o grave, quizás arrastrada durante años y años, medio superada y nunca curada!?

Abarcar lo real con la mirada, pero la realidad es más, que la mirada, ya que ésta va limitada por la percepción-cerebro y por el cerebro-ideas-cultura. Imágenes y abstracciones, con palabras o colores. Eso es todo. Una obra total, encerrada en cien palabras o en diez dibujos-pinturas. Con palabras solas, con pinturas solas, con imágenes solas no podemos abarcar ni un cinco por ciento de la realidad, tenemos que expresarlo con todo, imagen, palabra, sonido, el arte total, que es la ópera o el teatro o el cine. Hasta que surjan nuevos medios, dónde se combine también el olor-olfato y el gusto-sabor… ¡Todo es muy limitado, y la cultura aún más, pero tenemos que servirnos de la cuchara y tenedor que hemos diseñado…!

Construirse un espacio mental y un tiempo mental como método para hacerse preguntas y cuestiones que de otro modo son difíciles de plantearlas. Pero siempre sabiendo que estas en el mundo mental, cómo cuándo estas en el universo de los números. Se abren unas puertas, no sabes si te llevarán al purgatorio, infierno o semiparaíso aquí en la tierra. ¿Qué tienes que pensar atraviesas esa puerta? ¡Piensa si te saltas leyes jurídicas, morales, sociales, culturales, conceptuales, religiosas y mira con quién vas de camino, quién te acompaña, y así quizás disminuya la posibilidad de equivocarte, y no olvides el criterio del Buen Dios!

Muchos estilos de lenguajes y muchas hablas en un mismo texto, como voces en off, voces dentro, voces de personajes anónimos o elípticos, descripciones y narraciones, conceptos e ideas, preguntas y enunciados. Todo unido, todo, para intentar insertar una realidad en el laberinto de un mundo conceptual y mental humano. El mal y la maldad y el Mal y el Tentador tienta al mal, el mundo y la carne, a veces, al bien y a veces, al mal. Interior-exterior, racionalidad-irracionalidad, bien-mal luchando dentro de uno, fuera de uno mismo, uno solo, muchos.

Solo quedamos unos pocos, un tanto por ciento pequeño, que todavía tenemos el valor de indicar, con imágenes o conceptos, con un saber u otro, que todavía existe el mal y la maldad y los malos y los actos y deseos y pasiones malos, y el Tentador. Solo hemos quedado unos pocos, un tanto por ciento muy pequeño. De continuar así, dentro de unas generaciones, ya casi todo el mundo pensará que todo acto o deseo o pasión o palabra  o acto es bueno en sí, solo depende del autor y de su libertad y su voluntad y su autonomía. A lo máximo limitado por las leyes jurídicas cada vez más amplias y tolerantes y generales.

Todas las batallas que has perdido, y que no quisiste combatir. Al final, pierdes los hechos y los actos, pierdes en muchos sentidos y formas y maneras, y encima eres el malvado. Tú que has intentado siempre seguir las leyes sociales, las morales, las jurídicas y las divinas. Tú que tanto te has sacrificado, que tanto has dejado, que tanto pesos has soportado. Tú, sin ser perfecto, encima eres el malo. Y solo han oído y escuchado una parte. Pero esa parte, con mucho atractivo emocional y afectivo, quién sabe si con llantos. Alguien que ha tenido que ir dejando cosas, para que la situación no llegase a los tribunales jurídicos. Alguien que ha perdido, encima es la maldad personificada, que no merece casi nada, ni siquiera el saludo. ¡¿Y ahora tú, tú me dices, que no hay Dios, ni juicio particular, ni eternidad, es decir, que los menos buenos y los más extrovertidos y los más dicharacheros, esos aunque hayan realizado males profundos aquí, no se percibirá nunca su mal, ni aquí, ni en ningún lado, ni después, porque dices que no hay nada después…!?

Conflicto con uno mismo, conflicto con uno o con el resto, conflicto con el entorno, conflicto con la naturaleza, conflicto con la metafísica, o una combinación de estos conflictos, consigo mismo, entre sí. ¿Qué sucedería si una persona en la ficción o realidad, no tuviese ningún conflicto en ninguno de esos órdenes de la realidad? ¿Sería entonces feliz o eso sería la felicidad? ¿Una persona o personaje que realiza actos y cosas, sin conflicto con nada, ni con nadie…? Puede que en el existir tengamos necesidades y objetivos claros y evidentes. Pero posiblemente otros, estemos o nos movamos en el mundo sin entender lo que queremos hacer o desear o pensar o sentir. ¿…? Cada ramita, cada hoja es importante.

http://twitter.com/jmmcaminero        © jmm caminero (20 agosto-22 sept 2019 cr).

Fin artículo 1.802º: “Artículo surrealista, VIII”.

*

 

”Para mi hijo deben primar los estudios, pues nunca se sabe lo que ocurrirá con el skate”

Carlos y Adrián posan en el Skate Park Rubén Alcántara. - Fuente: Francisco Zambrana.

(Francisco Javier Zambrana Durán – Skate Park Rubén Alcántara)

Entrevistamos a Carlos García, padre de Adrián García, el joven skater malagueño de tan solo 6 años que destaca en la ciudad. Los ejes centrales sobre el pequeño y sobre el mundo del monopatín nos lo desvela un antiguo aficionado a un mundo que ha vuelto a retomar a causa de de su primogénito. 


¿Cómo os percatasteis de que era su afición una como esta que no es tan común?

‘‘Todo empezó cuando fuimos un día a una tienda de deportes a comprar ropa. El niño se fijó en los skates y quería que le comprásemos uno. Yo le dije que eso era muy peligroso, pero al final le compramos uno y lo llevamos a un skate park. Vimos que el niño tenía mucha soltura y mucho equilibrio. En menos de cuatro días ya estaba tirándose por rampas.

Cada día, cuando salía del colegio, lo primero que pensaba era en ir al skate park porque era lo que le gustaba. Así estamos aún después de unos 10 meses que lleva con este deporte’’.

 

¿Cuánto tiempo le suele dedicar al deporte Adrián a diario?

‘‘Entrena una media de unas tres veces, como máximo cuatro, días a la semana. Una media de dos horas, tres horas; en ocasiones, los fines de semana, un poco más. Pero siempre me cuesta trabajo llevármelo, porque siempre se va con ganas de más’’.

 

¿Entrena otro tipo de habilidades, o solamente el equilibrio sobre la tabla?

‘‘Él hace de todo, pero por su cuerpo únicamente hace rampas y bowl, que es la piscina. Ahí va un poco más suelto. Sobre todo, le gusta mucho el tema de rampas. En la modalidad de street hace algunas cosas, pero no muchas. Es muy pequeño, y no tiene mucha fuerza en las piernas para levantar el skate demasiado y hacer más trucos.

 

En una escala de niveles, ¿en cuál se encontraría como patinador a su edad?

‘‘Nos sorprendió cuando empezamos que había muy pocos niños en el mundo del skate en comparación con otros deportes de patinaje como los scooters, rollers, etc. En el norte es donde hay mucha cultura de skate, y en Andalucía no hay tanto. Nos gustaría que hubiera campeonatos para niños más pequeños, es decir, niños menores de 16 años.

En el norte hay campeonatos de 8 a 10 años, de 10 a 12, de 12 a 14. Van de dos años en dos años, pero aquí hay Sub16, y la mayoría son Opens, en los cuales él no puede participar, o tienen un nivel muy superior al suyo’’.

 

¿En qué campeonatos habéis participado hasta el momento si se pueden recordar algunos de ellos?

‘‘De momento de España no hemos salido. Hemos estado en el norte en una competición, y luego las demás han sido por Andalucía, en Córdoba, también en Madrid, un Kid Contest. Nos gustó mucho y nos gustaría que hubiera campeonatos de ese estilo que fueran para niños’’.

 

¿Recibís financiación por parte de alguna entidad para costearos los viajes?

‘‘Nosotros no estamos patrocinados por nadie, ni tampoco es lo que buscamos. Lo que buscamos es que el niño disfrute y se lo pase bien. Si tiene que venir algo, vendrá. Esta misma tienda donde estamos grabando ahora mismo, la Stax Skate Shop, sí que nos hace unos descuentos que se agradecen, pero por lo demás no tenemos ninguna ayuda de otro tipo. Los fines de semana que podemos, vamos y ya aprovechamos y conocemos la ciudad si no la hemos visto antes’’.

 

¿Qué precio puede tener un equipamiento de skate?

‘‘Depende mucho del bolsillo de cada uno. Lo importante para hacer skate es tener muchas ganas, ya que es un deporte de superación en el cual se siente uno orgulloso de decir que ha sacado un truco.

Realmente, con unas zapatillas adecuadas que estén preparadas para el desgaste de la lija sobre el skate, de unos 50 euros; una tabla de unos 40 o 60 euros de una gama bastante buena, y una rueda y unos rodamientos que son unos 20 euros cada cosa. A parte, después los ejes, que pueden rondar los 30 euros’’.  

 

¿Cómo está la situación de este deporte en nuestra ciudad?

‘‘Málaga tiene muchos skate parks. Algunos están un poco obsoletos, y sería oportuno que se remodelasen, incluso que hubiera algunos cubiertos, como los hay en muchos puntos de España, para que se pueda practicar en verano al mediodía o lloviendo. En Málaga no lo tenemos, por ejemplo’’.

 

¿En qué parte de España se patrocina más este deporte?

‘‘De Madrid hacia arriba hay mucha cultura de skate. No nos imaginábamos que había tanta. Estuvimos en muchísimo skate park en las últimas vacaciones que tuvimos por Cantabria y País Vasco. Nos sorprendió gratamente estar en un lugar con tantos patinando. Allí el niño podía patinar con muchos más niños, mientras que aquí el que menos edad tiene es de 10 años’’.

 

¿Tenéis pensado ir a Estados Unidos a competir o conocer el ambiente?

‘‘Si pensamos en California, nos gustaría ir por ocio. Ahora mismo es muy pequeño, y no podemos pensar a grandes escalas. El día de mañana puede ser que quiera otro deporte. Ir a esos sitios es un sueño para todo skater. España tiene muy buenos sitios, como Barcelona, o también Inglaterra. No es necesario pensar en ir a América, en Europa hay muchos lugares donde patinar’’.

 

¿Qué le inculcáis cuando practica el deporte: divertirse o mejorar?

‘‘Para mí es muy importante el tema de los estudios. Siempre va a primar el estudio. El estudio es lo primero, y esto es un deporte que él lleva realizando 10 meses donde le va bien. Nosotros no lo presionamos para que saque trucos, sino que él mismo los ve e intenta hacerlo hasta que lo saca’’. 


Realizado por: Francisco Javier Zambrana Durán (@neyfranzambrana/Francisco Zambrana).

Fotografías de Francisco Javier Zambrana Durán. – Todos los derechos reservados.