Cruz Roja amplía su ‘llamamiento’ excepcional frente a la crisis hasta 2015.

  • El incremento de las demandas de ayuda y la mayor precariedad de la

situación socioeconómica de los usuarios de Cruz Roja motiva esta ampliación.

  • Cruz Roja atendió a más de 1.400.000 personas en 2012 a través de la

cobertura de sus necesidades básicas, la mejora de la empleabilidad o la
promoción del éxito escolar.
En mayo del año pasado, coincidiendo con la celebración del Día Mundial de la Cruz Roja y de
la Media Luna Roja, Cruz Roja Española lanzó el llamamiento excepcional de ayuda ‘Ahora +
que nunca’ con el objetivo de ampliar la intervención de la Organización a favor de las personas
afectadas por la crisis socioeconómica en nuestro país. Hasta ese momento, los llamamientos
lanzados por Cruz Roja se dirigían exclusivamente a la captación de ayuda frente al impacto de
catástrofes o emergencias humanitarias (como el terremoto de Haití, el tsunami del sur de Asia
o distintos conflictos y guerras). El objetivo concreto del Llamamiento, previsto inicialmente
para los ejercicios 2012 y 2013, era incrementar la atención de Cruz Roja hacia colectivos en
situación de extrema vulnerabilidad, como familias con todos sus miembros en paro; niños que
viven en hogares pobres; personas mayores con responsabilidad o cargas familiares; personas
paradas de larga duración; personas sin hogar o jóvenes en paro.
Entre las medidas que contempla el Llamamiento se encuentra la cobertura de las necesidades
básicas, la mejora de la empleabilidad, la promoción del éxito escolar o la prevención de la
exclusión residencial.
A través de estas intervenciones directas frente a la crisis Cruz Roja cubrió durante 2012 las
necesidades básicas de más de 1.400.000 personas. De ellas, más de 1.000.000
recibieron alimentos; 352.000 ayudas como lotes de higiene y vestuario y apoyo económico
puntual (suministro de agua, luz, alquileres…); 40.000 mejoraron su acceso al empleo; y
55.600 fueron beneficiarias del programa de promoción del éxito escolar (que incluye
dotación de meriendas, material escolar y refuerzo en el estudio).
Y la tendencia, en este primer semestre de 2013, va en aumento: 273.000 personas han
recibido ya ayudas básicas como lotes de higiene y apoyos económicos; más de 30.000 han
mejorado su acceso al empleo y, cuando, finalice la distribución de alimentos, más de
1.000.000 de personas se habrán beneficiado de este programa.

 

 

Ampliación del Llamamiento excepcional de ayuda
Un año después del Llamamiento, Cruz Roja comunica la ampliación de esta petición “como
consecuencia del gran incremento de las demandas de ayuda que está recibiendo y, por
otra parte, de la creciente precarización de la situación socioeconómica de las personasque solicitan apoyo

porque la red familiar se está agotando y las prestaciones por
desempleo y otros subsidios se están consumiendo”, recalca José Javier Sánchez
Espinosa, subdirector de Inclusión Social de Cruz Roja.
En relación a este último apartado, la mejora del acceso al empleo como vía clave de inclusión
social, hay que destacar el esfuerzo que está llevando a cabo Cruz Roja a través de su Plan de
Empleo, “que ha consolidado su capacidad de cobertura en un contexto socioeconómico
de crisis prolongada”, según indica Maika Sánchez, responsable del citado Plan.
A través del citado Plan se está redoblando el trabajo de intermediación con el tejido
empresarial y la formación en aquellos sectores que siguen teniendo demanda o que tienen
potencial de crecimiento, promoviendo además el asesoramiento a emprendedores para que
constituyan su propio puesto de trabajo con microempresas o bien que consoliden el que ya
tienen. Y además se está fortaleciendo la generación de espacios de ayuda mutua entre las
propias personas desempleadas, sumando esfuerzos con las empresas a través de la
responsabilidad social empresarial. En este sentido, podemos destacar que durante 2012 más
de 8.600 personas en dificultad social accedieron a un trabajo (de ellas, 5.730 fueron mujeres);
20.800 personas mejoraron sus competencias para el acceso al empleo a través de alguna de
las 8.900 acciones formativas realizadas; y unas 7.000 empresas colaboraron con Cruz Roja a
través de ofertas de empleo, prácticas no laborales, información sobre el mercado de trabajo,
asesoramiento empresarial, etc.
Toda esta labor, y otras que no se enmarcan dentro del Llamamiento pero que se han seguido
realizando durante el año 2012, han sido posibles gracias al apoyo del millón de socios con
que cuenta la Institución, así como entidades, instituciones, empresas y colaboradores
puntuales pero, sobre todo, se ha podido llevar a cabo gracias a las más de 200.000 personas
voluntarias, que aportan cada día su tiempo, su esfuerzo e ilusión a la organización.