(Jmm Caminero) Debajo y observando el árbol, enorme árbol, el de Portoplano, pensó y sintió que dicha realidad existía y vivía en el mundo ya cientos de años, mucho más que él, y que seguramente viviría después de él, cientos de años más. Pero también, se preguntó, suponemos que el árbol no tiene alma-espíritu inmortal, pero espero que yo sí. Y yo, ya viviré eternamente, después de esta vida, esta es la gran pregunta de la humanidad.

– Existen personas, que con algunas otras personas, desean que se termine su historia de amor. Tendrán una excusa u otra. Pero esa es la realidad. O, intentan consciente o inconscientemente, que esa historia de amor, si no se destruya, al menos, se deteriore, y al final, sean infelices. Y lo peor de todo, es que, a veces, ninguno de las dos personas que sea aman, son conscientes, que existen personas que solo tienen como finalidad destruirles o amargarles ese amor y ese amar.

– ¿Hay quién se ha dedicado a restaurar obras de arte del pasado, y también, a destruir obras de la actualidad, de algunas personas y autores?

– ¡Tantos alaban las grandezas y genialidades de autores del pasado, en una disciplina y en otra, y esos mismos, no les importa destruir carreras de autores de su presente…!

– Debo indicar, que apenas entiendo, ni comprendo nada o casi nada de la vida, ni de los seres humanos…

– Intenta que la sonrisa no te la quiten ni las circunstancias, ni las personas…

– ¡Si de verdad existe Juicio Particular de cada persona, si de verdad existe Dios, si de verdad existe eternidad, si de verdad existe alma-espíritu inmortal, quizás, nos llevemos muchas personas, porque entonces veremos las luces y los claros, las sombras y las negruras de las personas, de muchas personas…!

– Malamente has soportado toda tu vida, que tu hermano de sangre, haya sido mejor que tú moralmente o en los estudios, pero al final era tu hermano o hermana y lo has soportado, pero lo que no podrás, ni consciente, ni inconscientemente es que esa misma situación se produzca con un yerno o nuera o cuñado o cuñada… ¡Y ese, ese es el problema de fondo, además de que has caído en alguno de los siete pecados capitales…!

– No podrás decir, en público o en conversaciones los errores propios y, el de los demás. Pero eso no quita, para que no seas consciente de tus errores propios y el de los demás.

– Tienes equis décadas de años, no quieras, pensar y sentirte que tienes menos. Y para eso, la solución que has encontrado es reivindicar una cosa u otra. Así, así te sientes interiormente más joven.

– No te engañes, desde fuera, tantas reivindicaciones que tienes, tantos buenos intereses y proyectos, quizás solo sean, estrategias y tácticas para tu intentar tener relaciones afectivas profundas e intimas…

– En algunos oficios y profesiones se sufre mucho, porque se percibe claramente la debilidad y la fragilidad humana, el dolor encarnado del ser humano en una persona…

– Hoy demasiadas personas son más fieles a sus empresas que a las leyes de su sociedad, que a las normas morales…

– No sabemos como se ha llegado, a que cada vez, las normas religiosas y espirituales, importan menos, o al menos, eso se dice, en los individuos, colectivos, sociedades, Estados…

– ¡Cuántas personas se quedan en las cunetas de los caminos, en las cunetas de la historia, y qué poco importa a los demás, a la mayoría de los demás…!

– Producen o incentivan la escasez para dirigir la sociedad hacia un lado o hacia otro. Demasiados individuos y colectivos no quieren crear riqueza, ni riqueza en todos los sentidos, para que la sociedad viva mejor, sino escasez en algunos sentidos, para que sea la fuente de cambios sociales o de llevarla más fácilmente hacia un lado o hacia otro…

– ¿Por qué en las carreras tecnológicas y científicas, utilizan masivamente los exámenes de tests y no lo hacen en las oposiciones de profesiones humanísticas…?

– Sé que molesto a muchos, y eso, eso que mi intención es no molestar a nadie, ni individuo, ni colectivo.

– Se les llena la boca de nubes con diálogos de libertad y libertad de expresión, pero cuándo se encuentran con alguien que de verdad es o intenta ser libre en su pensamiento y en su conciencia, no lo soportan.

– En cada región, de este país, el tener un pequeño carnet de un color o de otro, si has tenido el conveniente ha favorecido mucho sus carreras profesionales. O haber tenido alguien cercano que lo haya tenido. ¿Hoy, soportaríamos que alguien escribiese una nueva Regenta, narrando lo que el autor modestamente piense de lo que ha sucedido o está sucediendo…?

Cansado de tanto mirar y mirarse en el árbol, el de Portoplano se alejó de él, dirigiéndose hacia su cubículo-casa-vivienda-hogar. Este mediodía pasando por el supermercado y encontrar energía en forma de materia, para soportar que sus células no se destruyesen a sí mismas.

http://twitter.com/jmmcaminero         © jmm caminero (18 octubre-07 diciembre 2019 cr).

Fin artículo 1.903º: “Discursos I de Juan de Portoplano”.

*

Print Friendly, PDF & Email