(Jmm Caminero) Demasiadas veces, se estimula el amor o amar o estimar a las demás personas, pero a veces, no se enseña o se muestra que las personas también tienen que amarse a si mismas, de forma correcta, y para eso tienen que dirigir la vida y su existencia de forma adecuada, basándose en el saber ortodoxo, y en las formas prácticas de existencia correctas.

De este modo los seres humanos evitan muchos problemas a si mismos, evitan muchos problemas a los demás.

Podríamos indicar que cuando alguien comete una falta moral o ética contra otra persona, en el fondo, no solo no está estimando a la otra persona, ni respetándole sus derechos, sean estos de una materia o de otra, no está respetando su dignidad, sino tampoco se está respetando la propia, la suya propia.

– Ciertamente muchas faltas de autoestima, pueden nacer o surgir, de no entendimiento correcto de problemas externos o internos, o de sucesos que le han pasado al individuo, sea en una edad o en otra, que no haya sido capaz de entenderlos o de comprenderlos, o quizás, incluso de situaciones que no se esperaban, y por tanto, el sujeto, atraviesa momentos difíciles, en los cuales y por los cuales, no es capaz de superar esa herida, y se produce un trauma, en mayor o menor grado.

Pero toda persona, todo individuo, sea adulto o sea joven, tiene en sí mismo, lleva en si mismo, un traje por dentro y por fuera, que es diríamos de una enorme dignidad, todo sujeto, es o arrastra la dignidad humana, y como sujeto de dignidad humana, tiene derecho a una serie de deberes y de derechos inalienables. Y por tanto, siempre debe suceder, que sean cuales sus circunstancias, y pueden ser buenas o regulares o malas, él o ella, tiene el derecho y el deber de amarse a si misma de forma correcta y adecuada, en la verdad del saber ortodoxo y en el saber de la moralidad correcta.

Si además tiene una concepción religiosa-espiritual de la realidad, y de si mismo, debe saber, que tiene “un principio de inmortalidad o alma inmortal”, y por tanto, se considera hijo de Dios, y por consecuencia, tiene en sí un principio de ser, que supera todo lo creado. Es decir, el ser humano más pobre del mundo en cuanto que tiene alma es semejante e igual al ser humano más rico y poderoso del mundo.

– Que determinadas ideologías en el mundo, ya no solo que afectan a determinadas elites culturales y académicas, hayan dejado de creer que existe Dios, o que tenemos alma inmortal, o que tenemos después un Juicio Particular, y un destino de ir a una eternidad, al Lado Bueno o al Lado No-Bueno, esto ha hecho a los seres humanos no más libres, como les prometían, sino a los humanos más atados a la tierra. Es decir, les han quitado un traje en los que los seres humanos se defendían de miles de posibilidades y circunstancias negativas. Todos los humanos sabían, que cualquiera que fuese su situación existencial y vivencial, eran iguales al resto de los seres humanos, y que nadie en este mundo, poder o ideología, podrían abolirte la convicción profunda de que tenías una dignidad infinita, no igual a la de Dios, pero si semejante a la de Dios, porque eras un ser creado por Dios, sin entrar en las diversas interpretaciones de este aserto o convicción.

Sin negar que las religiones deban limar muchos aspectos, teóricos y prácticos, que tengan el deber también de adaptarse sus principios, o al menos algunos, al descubrimiento ortodoxo que la humanidad ya ha realizado en muchos campos, sin negar esto, el abolir las religiones o el sentimiento o concepción religiosa o de Dios, como algunas ideologías han pretendido y han conseguido en parte, no han hecho a los humanos más libres, sino todo lo contrario. Es decir, han quitado a los humanes un traje enorme de poder, el sentirse a si mismos, que incluso en ese día les haya sucedido enormes desgracias, personales o sociales o económicas, todavía seguían siendo hijos de Dios, y tenían el derecho de levantarse y de ponerse de pie.

– Por tanto hay que buscar los parámetros e ideas y conceptos y prácticas que incentivan de forma correcta y adecuada una justa autoestima, porque de una correcta autoestima del individuo, es la fuente esencial del desarrollo de esa persona, de los grupos en los que participa y entidades, de la sociedad y del Estado. Y de no tener una correcta autoestima surgen y nacen multitud de males en esa persona y en la sociedad. Al final, caer en la ebriedad, que es siempre el caso que pongo, no demuestra, entre otras muchas cosas, una falta correcta de autoestima… y lo mismo en cientos de temas o cuestiones…

– ¿Hay que preguntarse, si una correcta o adecuada o más verdadera ética y moral, personal e individual, ayuda a tener una autoestima más correcta? ¿Y que una ética o moralidad más correcta, hacia si mismo y hacia los demás, ayuda a que los demás tengan una autoestima más correcta…?

¿Hay que indicar y preguntarse, si una moral o ética, incorrecta o más incorrecta a nivel teórico, y, o más incorrecta a nivel práctica, acarrea muchos problemas, pero entre otros, menos autoestima hacia si mismo, menos estima hacia otras personas, menos autoestima de otras personas consigo misma…?

¿Quizás, conceptos más adecuados y verídicos y demostrables y verdaderos sobre un grado mayor de verdad y bondad a y en todos los sentidos, también moral, y también, en multitud de temas o cuestiones, no solo ayuda, a hacer un mundo mejor, cada uno en sus respectivos campos, privados o públicos, sociales o económicos o familiares, sino que aumenta en nosotros, una correcta y mejor autoestima, y también contribuimos en los otros, que aumente dicha realidad y entidad y concepción…?

¡Al final, que gana usted, con producir en otros baja autoestima, quién sabe, aunque sea por egoísmo, en que le puede ayudar la otra persona, en el futuro, y con más y mejor autoestima de ella misma, hacia si misma, podrá ayudarse a si misma mejor, y a usted también, directa o indirectamente…! ¿El concepto de la exagerada y enorme competitividad entre personas y entidades sociales, están en muchos sentidos, siendo perniciosas para individuos, grupos, colectivos, sociedades, culturas, Estados…? ¡Paz y bien…!

http://twitter.com/jmmcaminero         © jmm caminero (24 septiembre 2018-27 diciembre 2019 cr).

Fin artículo 1.929º: “Cuestiones sobre la autoestima, II”.

*

Print Friendly, PDF & Email