(Jmm Caminero) Museo del cómic Joan Pieras o Museu la Massana Cómic está situado en Andorra,  consta de mas de tres mil piezas del comic y de libros teóricos desde los años 40.

Siendo el edificio un lugar de exposiciones del cómic de figuras internacionales.             En primavera se celebra una cita o salón sobre la historieta gráfica, también la realización de conferencias, una sala de audiovisuales, como una exposición permanente dedicada al dibujante Carlos  Ezquerra…

– Entre los museos del cómic en la Península Ibérica estarían el de Joan Pieras de  Andorra, el de Benavente en León, Museo del cómic y de la ilustración de Sant Cugat del Vallês, Museo Akira Cómics en Madrid, el Arte del Cómic en Madrid, Museo del Cómic en Calpe, el de Provencio en Cuenca, la hemeroteca del cómic en el IVAM, en proyecto uno en Cambia o en Avilés, que reflejan el interés por la historieta, la Tebeosfera que es una WEB pero podría ser considerado también un museo virtual.

A nivel internacional entre otros museos del cómic, además del CBBD de Bruselas que es una referencia, el MOCCA del cómic y del arte de dibujos animados en Nueva York, Museo Vaccaro y Paseo de la Historieta de Buenos Aires, Manga Museum de Kyoto, Wow Spazio Fumetto de Milán, Centro Nacional del Dibujo animado y la imagen de Angulema, Cartoon Museum de Londres, Cartoonmuseum de Basel, CAM de San Francisco, MUF de Lucca, CCAM en Hangszhou, etc.

Debo reconocer, que contrariamente a la mayoría de personas interesadas en estos temas, que narran sus vivencias y su interés por este campo desde muy pequeños, en mi caso no fue así. Ha sido, diríamos de adultos, cuándo me he ocupado y preocupado, por esta combinación de género, o subgéneros como muchos indicarían, el cómic o la historieta o el tebeo o la viñeta gráfica o el humor gráfico. Ya que considero el cómic como un género mixto, donde se combina el arte plástico, la literatura, la narración, la filosofía, o, al menos, podría ser así considerado. Faltan, muchos estudios estéticos, sobre este arte, no solo perspectivas históricas…

En mi modesto entender, ahora, que según muchas voces, están indicando que está esta entidad o realidad artística y cultural, en cierta decadencia, porque muchos analistas creen que las nuevas generaciones no se están subiendo a este carro. Es ahora, cuando se empieza a reflexionar quizás más sistemáticamente sobre algunos aspectos de la estética, es cuándo se están creando museos sobre el humor gráfico y las viñetas de historias en todo el mundo.

Bajo mi punto de vista, si aceptamos que mucho humor gráfico, que mucho cómic o historieta, no está ya solo en libros o álbumes de dicha especialidad, ni solo en viñetas de periódicos en papel, sino que están en medios digitales, sean periódicos, o sean en las redes de Internet de comunicación. Si admitimos esta posibilidad, el cómic no está tan en extinción, como muchas voces indican. Una prueba de alguna manera, es este museo que comentamos, pero digamos, todos los que se están produciendo o creando en el ámbito peninsular, con mayor o menor desarrollo, suerte, proyección, etc. Por cual, supongo que este museo y los demás sobre este ramo, quizás, deberían empezar a tener una sección para ir recogiendo, muchas veces, anónimas, tiras de historietas que recorren las redes sociales…

– Si entendemos el humor gráfico o la historieta o cómic como el noveno arte, merecería que nos planteásemos distintas proyecciones o realidades en torno a este fenómeno. De momento, diríamos que aunque con nosotros, lleve un siglo y pico, en la forma actual, el medio de historieta de narración con dibujo o forma, tendría su origen, al menos medieval, con las pinturas miniadas de los códices, por no ir a la Columna de Trajano del 113 D.C., o, incluso con algunas escenas de pinturas rupestres prehistóricas.

Por consecuencia, sea considerado el noveno arte o no. Podemos pensar, que es una invención o descubrimiento que se ha ido plasmando y materializando a lo largo de siglos y milenios, y que fue la prensa quien lo popularizó o materializó o cristalizó, aunque posiblemente, en forma de pasquines, de propaganda religiosa y política, de papeles sueltos tendría en Europa un nacimiento anterior, según lo que algunos autores indican.

A veces, pienso que como la poesía o el teatro, géneros antiquísimos, que parecen que van a morir, pero que jamás fenecen. Algo así, sucederá con el cómic y la viñeta de humor. Irá adaptándose, creándose o expresándose en nuevos medios y nuevos estilos.

Echaría en falta, dos realidades, una, diríamos estética y conceptual, que el cómic o la historieta gráfica, permitiría una ampliación de géneros y de temas, por ejemplo, pienso que podría existir, más desarrollado un cómic más metafísico y más filosófico, que abordara más la gran problemática humana, desde lo antropológico, psicológico, etc. En estos últimos lustros, con el cómic se han contado historias políticas y sociales. Recordemos, que en la invasión alemana del sistema soviético, el mismo Stalin supervisó una tira cómica o viñeta de un artista del género.

En segundo lugar, creo que los diversos museos del cómic y del humor gráfico, podrían crear sinergias entre ellos. No solo para colaborar en exposiciones temporales, sino crear una red nacional del cómic y del humor gráfico. Si se reuniesen, sea por videoconferencia, o cuándo vengan mejores días, de forma física, podrían entre todos encontrar y plantear multitud de cuestiones, soluciones. ¡Esperemos ese día, que podría denominarse “Encuentro de Museos y Fundaciones del Humor Gráfico y del Cómic…!

http://twitter.com/jmmcaminero          © jmm caminero (20-28 mayo 2020 cr).

Fin artículo 2.125º: “Museo del Cómic Joan Pieras de la Massana”.

Print Friendly, PDF & Email