(Jmm Caminero) Esta obra está expuesta en el Museo Cervantino de El Toboso, este Quijote, libro de artista, del tamaño de 65 por 50 cms. Titulado: El Quijote-Soliloquios. Vic-Mar-Car de El Toboso. Contiene la primera parte 119 hojas pintadas por los dos lados, en cartulinas de 65 por 50 cms. –Realizados entre 10 de febrero del 2004 y 19 Enero del 2005.

La segunda parte del Quijote contiene en total, 110 hojas pintadas por los dos lados –desde la pagina 120 a la 230 ambas incluidas -, en cartulinas de 65 por 50 cms., realizados entre 19 de enero del 2005 y 23 marzo del 2005. En total 230 hojas. Más cuatro tapas un poco mayores. Textos pegados del Quijote. Autor de las pinturas JMM.

– Esta obra es un libro, textos del Quijote, pegados en hojas tamaño cartulina, y cada hoja pintada, por los dos lados, firmada y numerada abajo en cada hoja. Es un libro y un libro de artista y un libro objeto y un libro único, pero también es, siguiendo el medievo, una especie de “códice ilustrado o miniado”. Por lo cual, diríamos, lleva en sí una multitud de significantes y significados, contenidos y continentes. Es una interrelación entre el arte literario, la obra genial del Quijote, y el arte plástico, es combinar, al menos, dos grandes artes, la literatura y la plástica actual.

Las pinturas-dibujos que llevan insertas, o mejor el texto se mezcla y combina con la pintura-dibujo-colores-formas, son en cada página, pinturas únicas, solo existe este ejemplar y es por eso un libro único. Intenta abrir nuevos significados, no solo al concepto de libro, no solo al concepto de libro de artista, sino también a la interpretación de la literatura y de la literaria del Quijote, y desde luego al arte plástico actual de las vanguardias de estos dos últimos siglos…

– Pero es también un libro-mural. Es decir, si las doscientas hojas, se expusiese como un mural, entre metacrilato, ocuparía, tendría un tamaño similar al Juicio Final de la Capilla Sixtina de Miguel Ángel. Lo cual, nos permite interpretar esta obra, con otras formas y otros significados. Sin olvidar, que esta obra, está hecha bajo el concepto de Manifiestos Artísticos de JMM, que en definitiva abre, un nuevo punto de vista. Por ejemplo, uno de los manifiestos reivindica, como los mosaicos o teselas, cada hoja, sería una de ellas, y podría colocarse en distinto orden y forma, por lo cual, las combinaciones posibles, saldrían millones o cientos de millones de “cuadros diferentes”.

Dicen que Joyce expresaba “que había escrito el Ulises para que los críticos estuviesen tres siglos buscando interpretaciones”. En la medida de la modestia de este artículo, y del firmante o autor de esta obra, de este Quijote, creo y estimo que esta obra, con esas doscientas hojas, con las pinturas incorporadas, con los textos del Quijote, con cada hoja abajo poniendo un subtítulo, estaría formada y conformada con una multitud de espejos de significados que entre sí, se interrelacionan, de tal modo, que una vida, pienso, no es suficiente para entender y comprender todas las posibilidades estéticas, plásticas, literarias, filosóficas, antropológicas, psicológicas, sociales, que esta versión del Quijote tiene…

Comprendo y entiendo, que lo normal, es ilustrar los Quijotes, sean en ediciones en papel, de cientos de copias, o sean ediciones de varias decenas, de grabados o facsímiles, firmados cada uno por el autor, con una edición limitada, en general, utilizando algunas de las técnicas del grabado. Digo, entiendo que la mayoría son “ilustraciones en imágenes de los textos que se narran en cada capítulo del libro”. Pero esta obra, este Quijote, que comentamos, no ha sido así la intención, aunque tenga referencias al texto y a las historias, esencialmente, lo que buscan y rebuscan, lo que provocan es ampliar el significado y el significante, tanto del libro del Quijote en sí, tanto de la significación humana de la búsqueda de sentido. No es una pura ilustración del texto, sino es una recreación del texto. Es diríamos, nuevas interpretaciones al texto escrito o a la materialidad de ese escrito.

Es decir, si habla de una escena, como los gigantes de los molinos, en esa hoja, o en otra de adelante o detrás, se plantea el problema del ser humano y el conocimiento, o del bien y del mal, o de la psicología con relación a alguna cuestión de la sociología, o un problema de metafísica o religioso o… ¡Es, diríamos, intentar de llevar el Quijote más lejos, es como si fuese escribir-pintar una tercera parte, es darle una nueva dimensión, es proyectarle hacia otros futuros de reinterpretación estética y cultural y de las teorías de la literatura…!

Hasta dónde sé y conozco, de la decena, aproximada, de libros de Quijotes más grandes en tamaño que existen, todos están en Celtiberia o España, y casi todos menos uno, si mis datos son ciertos están en la Mancha.

Bien, digo yo, me pregunto y les pregunto. Bien harían, los gestores públicos y privados, y los directores depositarios de esas obras o sus propietarios, que con tanta “riqueza cultural”, al menos, en un parámetro, la dimensión de libros más grandes en tamaño del mundo, porque estos Quijotes, serían o tendrían la categoría de ser de los cinco o seis libros más grandes de los treinta del mundo, en todas las categorías y temáticas, salvando los libros de mapas.

Decía que podría hacerse con estas obras, alguna exposición itinerante, o con algunos de ellos, por la Mancha y por la Piel de Toro, quizás, nos animaría un poco, y comprenderíamos y entraría un poco de aire fresco, en unos tiempos de tantas convulsiones biológicas como estamos sufriendo. Paz y bien y salud.

http://filosliterarte.blogspot.com.es     © jmm caminero (31 mayo-17 junio 2020 cr).

Fin artículo 2.146º: “El Quijote-Soliloquio de El Toboso”.

Print Friendly, PDF & Email