(Jmm Caminero) En la feria y fiestas de su barrio o aldea o pueblo o ciudad, aquella tarde-noche el de Portoplano intentaba ser-estar-hacer-deshacer en el fondo del mundo. En lo que es y no es. Sintiendo y resintiendo en la esfera del círculo de lo que es y lo que no es. Lo que es momentáneo y lo que es simple y sencillo y esencia y reesencia…

– Igual que existe una matemática del caos, y la Naturaleza se explica por orden y caos, quizás nosotros dentro de nosotros, sea lo mismo. Y también aplicado a la sociedad, a la misma cultura, etc.

– Algunos individuos, colectivos, grupos, ideologías si pudiesen prohibirían el cristianismo. Para que éste se quede como un producto residual en la sociedad occidental y mundial. Y, para eso, se utilizan distintos instrumentos ya, ahora, es persecución, de un modo o de otro, abolir el cristianismo de los lugares públicos, que la población se vaya haciendo atea y agnóstica o creyentes siendo muy poco practicantes, que vayan creyendo la población en otras religiones no cristianas, las disidencias entre los cultos cristianos o iglesias cristianas diferentes, el aumento sensual y de las pasiones de los seres humanos, un mayor grado de inmoralidad en individuos y colectivos en nombre de la libertad y la autonomía, incentivar y mediatizar masivamente los escándalos dentro del cristianismo, desarrollar y potenciar las diferencias dentro de los cristianismos, atacar especialmente al catolicismo, prácticamente dentro del gran arte o la gran cultura o la gran literatura no existen obras que incentiven valores cristianos o el cristianismo, por lo general, la gran cultura, en casi todas las manifestaciones incentivan valores contra el cristianismo, etc.

– Soy parte de un todo que no entiendo bien, ni la parte, ni el todo.

– Miro las estrellas, sé que existen cientos de miles de galaxias, y me siento tan pequeño. Si no tuviese alma-espíritu sería aún más pequeño.

– Se destruye una persona y después, qué y quién la reconstruye.

– Hay, personas que ya antes de veinte años han colaborado en destruir total o parcialmente a otras personas. Lamentable y trágicamente.

– Los que provocan un grave problema, después te proporcionan la solución, los que han quemado el bosque, después dicen conocer la solución.

– El mundo es la lucha del Bien contra el Mal, y del Mal contra el Bien desde la noche de los tiempos. Es difícil creerlo, pensamos que es una metáfora, pero no lo es. Aunque el Bien es Infinito y el Mal es limitado en su poder.

– Sufriendo una pandemia, no son como las soportadas durante siglos, pero aquí somos y estamos, esperando que ese número de lotería no te haya tocado.

– Sé que he fracasado como pensador-filósofo-escritor-pintor. Pero también sé, que siempre he buscado mayores trozos de realidad-verdad-bondad-belleza-racionalidad. Quizás, no solo haya fracasado yo, yo en mí, sino en mí, parte de la sociedad.

– Escribo en frases y fragmentos para que cualquier persona pueda reflexionar-meditar durante unos minutos o unas horas, dentro de sí mismo, sea en el metro, sea en el caminar hacia el trabajo, sea antes de que venga el sueño…

– No me tome, por favor, superior a usted, no me tome, por favor, inferior a usted. Tenemos muchas características en algunas somos superiores, en otras, inferiores.

– Aplicamos una tabla de medir, pesar a los demás que a uno mismo, a algunos de los cercanos que a los demás.

– Queremos que los otros soporten lo que nosotros, no seríamos capaces de sufrir, ni un diez por ciento.

– Me pregunto, si mi sociedad se está autodestruyendo por dentro y por fuera.

– Si las instituciones públicas y las entidades sociales privadas se van degradando esa sociedad, al final, se caerá a trozos, y vendrán periodos de disolución, se pueden denominar revoluciones y contrarrevoluciones, en definitiva, tiempos de sufrimientos y penas y angustias, sino aún peores.

– Debo confesar, me he pasado toda la vida, queriendo ser escritor-pensador-filósofos-artista. Y que mi comunidad y sociedad, en mayor grado o en menos, así me considerasen, pero no ha sido así. Solo he cosechado silencios-vacíos-fracasos. He ofrecido mi modesto trozo de pan y sal y agua a mis coetáneos, pero lo que he construido-fabricado no les gusta, ni les agrada.

– Me asombro, que algunos geniales autores, con un solo libro, hayan pasado al misterio de la aceptación de la gran Cultura.

– El camino, mi camino, en parte es tuyo, en parte, de multitud de circunstancias, tiempos, épocas. Y, suponemos, si existe Dios, también el camino de Dios sobre ti y en ti.

– Trabajando ahora, en un lugar complejo, en relación a la pandemia, quién sabe si sus dardos no me tocarán, pero lo peor no es que me lleguen a mí, a mi corazón, sino que yo los transmita a otros, cercanos o lejanos.

– Siempre he pensado que existe libertad de conciencia, libertad de pensamiento, libertad de expresión, libertad de publicación. Por tanto, debido a esa libertad, debo indicar que deseo y creo y necesito que existe Dios. Por decir, esto, se me cierran puertas, no me meten en la cárcel todavía, pero se me cierran muchos caminos en el mundo de la cultura. Casi todos. Porque encima los que creen, no les interesa la producción cultural que he ido construyendo, aunque sea deficiente y limitada y deficitaria.

Se termina la fiesta y el de Portoplano regresa a su cubil-casa-hogar-vivienda, a calentarse en el fuego de su intimidad, esperando que quizás, una frase, igual que un alimento, sea y sirva para consolar algo la mente y el espíritu y el cuerpo.

http://twitter.com/jmmcaminero         © jmm caminero (13 febrero-22 julio 2020 cr).

Fin artículo 2.185º: “Lemas III de Juan de Portoplano”.

 

Print Friendly, PDF & Email