Recordando al gran Antonio Gala y sus charlas con Troylo, se me ocurrió que yo (guardando las distancias pues nunca podré llegar a la sabiduría y al bien hacer de ese gran poeta) podía hablar conmigo misma y contarme las penas o las alegrías, y así me serviría de terapia que en los tiempos que nos toca vivir, es un ahorro… ¡No necesitaría a un Psicólogo!!

Así que manos a la obra: Hoy, viendo las noticias de la caja tonta, me entero que a la hija del rey la han imputado por lo de su marido, cosa que me alegra… ¡¡Ya es hora que la ley sea verdaderamente justa!! Si ha hecho algo, que lo pague, si es la hija de un rey, que lo hubiera tenido en cuenta.

¡Ay Esperanza que tonta eres! ¿Tú crees que alguien poderoso va a pagar? ¡Pues claro que no! Véase el caso Bárcenas, los famosos Eres, los trajes de del Valenciano, y tantos y tantos corruptos como tenemos en esta España que dicen que es democrática…

Solo al pobre que roba para dar de comer a sus hijos, se les juzga, se le mete en la cárcel si es posible para toda la vida, para que los poderosos puedan andar robando a sus anchas.
Bueno, aun así, me queda la esperanza, y espero que algún día, esta España se vista de cordura y sea demócrata de verdad.

Espero y deseo, que las charlas de esta vieja inculta, os sirva de entretenimiento… ¡¡Yo seguiré escribiendo!! Aunque solo sea, para satisfacción personal.

Mil gracias a todos los que hacen posible esta publicación.

Print Friendly, PDF & Email