(Esperanza Mena) A veces la vida nos da duros golpes, y  a mi edad cuesta mucho más recuperar la normalidad, pero así y todo sigo diciendo que la vida es maravillosa y merece la pena vivirla.
Terminó este largo y demasiado cálido verano y todo empieza a funcionar, niños en colegios, de vuelta al trabajo y a la monotonía diaria… en fin tenemos que seguir el curso que la vida nos marca, y yo quiero seguir mis absurdas charlas conmigo misma, y si os apetece leerlas me encantaría saber que aunque os he fallado, seguís leyéndome.
Y para empezar bien, os pongo un poema…

                     ESA NEBULOSA…
Esa nebulosa negra, que ronda por mi cabeza
no me deja  ni pensar, y la llaman depresión
yo creo que solo es, que me duele el corazón.

De mi vida se ha adueñado esa maldita rutina,
donde nunca pasa nada,  solo me queda  desidia,
los días son como losas, y no le encuentro salida.

Yo fui  siempre una romántica, amante de la poesía
en ellas plasmo mis penas, y también las alegrías,
el amor y el desamor, los celos y las mentiras.

Mi vida es una carrera, y la meta es el amor
lo busco incesantemente, y nunca me cansaré
hasta que yo no lo encuentre, en carrera seguiré.

Yo necesito un amor, para que esa nebulosa
se marche de mi cabeza, y me cure el corazón
a ver si un día lo encuentro, y me vuelve la razón.

Print Friendly, PDF & Email