El 19 de diciembre de 2011, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la resolución en la que declaraba el 11 de octubre como el Día Internacional de la Niña, con el objetivo de reconocer los derechos de las niñas y los problemas excepcionales que las niñas afrontan en todo el mundo y a los que hace frente una niña en el mundo cada minuto. El día de este año, en su primera celebración, se centrará especialmente en el matrimonio en la infancia, una violación de los derechos humanos que afecta a los aspectos de la vida de la niña, según afirma la Asamblea de las Naciones Unidas. El matrimonio en la infancia deniega a las niñas su infancia, interrumpe su educación, limita sus oportunidades, aumenta el riesgo de violencia y abuso, pone en peligro su salud y por lo tanto constituye un obstáculo para la consecución de casi todos los Objetivos de Desarrollo del Milenio. Según confirman los datos, 1 de cada 3 mujeres jóvenes de 20 a 24 años, se casaron antes de cumplir los 18 años y una tercera parte contrajo matrimonio antes de cumplir los 15. Hoy, más que nunca, debemos de tener en cuenta la importancia de una educación digna al alcance de todos, ya que según confirman estudios diversos, las niñas con bajos niveles de escolaridad tienen más probabilidades de contraer matrimonio a una edad temprana y se ha demostrado que el matrimonio en la infancia significa en la mayoría de los casos, el fin de la educación de las niñas. Por el contrario, las niñas que han recibido una educación secundaria tienen hasta seis veces menos probabilidades de casarse en la infancia, lo que hace de la educación una de las mejores estrategias para proteger a las niñas y combatir el matrimonio en la infancia.

Desde Juventudes Socialistas de Alhaurín de la Torre, nos sumamos a esta celebración en defensa de los derechos humanos y de la igualdad entre niñas y niños.

Print Friendly, PDF & Email