Unas 1.800 familias podrán optar a las bonificaciones fiscales. Las ayudas directas, atenciones benéficas y de emergencia se duplicarán el año próximo.

Esta mañana ha quedado aprobado definitivamente el Presupuesto Municipal de 2013, tras haberse rechazado las alegaciones presentadas por los grupos de la oposición. El documento, que entrará en vigor justo a inicios de enero, ha sido defendido y elogiado por el alcalde, Joaquín Villanova, y el concejal de Economía y Hacienda, Francisco José Martín, por su “marcado carácter social y asistencial”, con más de tres millones de euros dirigidos a las distintas acciones y gastos para ayudar a las personas y colectivos en peor situación económica y más desprotegidos, especialmente por la crisis que atraviesa el país. Las cuentas anuales, como se recordará (ver nota de 9 de noviembre: ), rozan los 37,5 millones de €, un aumento de casi medio millón respecto a 2012. El 30% del total irá destinado a inversiones (7,6 millones) y gasto social (3 millones), “algo que es para estar orgullosos, porque apenas hay en España municipios saneados como nosotros y capaces de seguir dinamizando el municipio y prestando atención prioritaria a quienes más lo necesitan”.
Por su parte, la oposición (PSOE, IU-CA, UPyD y Electores), que no ha apoyado el punto, ha defendido sus alegaciones reproduciendo punto por punto sus críticas genéricas a las cuentas en diversos gastos, como los de la televisión municipal, la Fundación de las Canteras, los gastos de protocolo y publicidad o las gratificaciones al Personal. El equipo de gobierno ha desmontado estos argumentos y ha defendido el carácter equilibrado, sensato y realista del presupuesto, “algo que se comprueba en el día a día de este Ayuntamiento, en el ahorro de gastos corrientes pese a la subida de los precios de los suministros de energía y de los bienes y servicios. Somos previsores y no dejamos ninguna factura sin pagar, pero eso no lo valora la oposición, que prefiere seguir en su bucle anual de criticar las mismas cosas de siempre, pese a estar suficientemente justificadas y argumentadas”, ha añadido el alcalde.
Acerca del carácter social de las cuentas, el concejal de Hacienda ha desglosado sus partidas: El presupuesto de Bienestar Social roza el medio millón de euros, misma cantidad que supone el coste de su personal. A ese millón de euros se añaden otras otras partidas concretas relacionadas, entre las que destacan los dos millones de euros en bonificaciones fiscales de los que se benefician en torno a 1.800 familias. La mitad del presupuesto del área, es decir, 225.000 euros, se destinan a ayudas directas a familias: atenciones benéficas y asistenciales, compensaciones de rentas y ayudas de emergencia, cuando el año pasado fueron 110.000 euros. En ayuda a domicilio, se ha pasado de 140.000 a 146.000 euros.  Bienestar Social es, desde hace tres años, la única delegación con partidas abiertas, que son ampliables en cualquier momento ante cualquier contingencia. “En cambio, ante la claridad de estas cifras y de nuestras prioridades, la oposición pierde el tiempo reclamando el cierre de Torrevisión y de la Fundación de las Canteras, que suman entre ambas solo un 10% de lo que este Ayuntamiento destina a acción social. Creo que el pueblo sabrá valorar dónde está el interés del pueblo y dónde la demagogia”, concluye el alcalde.
Por otro lado, se ha procedido a la aprobación definitiva de las ordenanzas reguladoras de tasas y tributos, como ya explicaremos en próximas notas de prensa.

Print Friendly, PDF & Email