Que España es uno de los países más turísticos del mundo es algo que está fuera de discusión. Según los datos conocidos respecto al pasado año, el número de turistas extranjeros que visitaron nuestro país ascendió a 82,8 millones. Esto pone de manifiesto la importancia del turismo para la economía española.

La Formación Profesional se ha erigido como la formación preferida por quienes desean encontrar un empleo en este sector tan pujante, y es que nuestro país necesita profesionales cualificados que sepan administrar establecimientos turísticos, entre otros tipos de profesionales.

También durante el pasado año 2018 tocó techo la aportación de la actividad turística al PIB de España y al empleo. Y es que el turismo supone el 15% del PIB de nuestro país en la actualidad con un valor de más de 191.000 millones de euros, una cifra que por ejemplo triplica la de otro sector vital para nuestra economía como es la automoción, con el 5% del PIB y 60.000 millones.

19 empleos turísticos por cada millón de euros de negocio

Gracias a estos datos estamos ante un sector de actividad que está generando cientos de miles de empleos en los últimos años. Se estima que por cada millón de euros de actividad que genera la actividad turística se crean 19 puestos de trabajo directos, una cifra que permite que el sector genere empleo de forma intensa.

Y es que por cada millón de euros que genera el turismo, el PIB español logra crecer en 1,4 millones de euros. Esto supone un potencial que ningún otro sector se ha mostrado capaz de generar y que ha sido fundamental para explicar el crecimiento económico sostenido que nuestro país ha experimentado en el último lustro.

En total estamos hablando de un balance de 2.830.000 puestos de trabajo ligados a la actividad turística, lo que permite al turismo ocupar la segunda plaza como sector generador de empleo, tan solo detrás del comercio, con 3,19 millones de empleos. Pero supera sectores tan importantes como la salud, con 2,71 millones de trabajadores.

Esta gran cantidad de empleo generado se manifiesta tanto en los alojamientos y establecimientos hoteleros, como en actividades anexas al turismo, como empresas auxiliares y subsectores de actividad como la restauración. Es por tanto un segmento de nuestra economía muy intenso en cuanto a la creación de riqueza y empleo y por ello constituye uno de los sectores más interesantes para formarse en la actualidad.

Es en la Formación Profesional donde pueden encontrarse diferentes ciclos formativos de grado medio y superior relacionados con la actividad turística y miles de jóvenes españoles pujan cada año por acceder a una formación de estas características, ya que abre las puertas a un mercado laboral muy interesante y con bajas tasas de desempleo.

En resumen, estamos ante un sector en constante crecimiento, que no ha tocado techo y que los expertos auguran que seguirá creando empleo a buen ritmo en los próximos años.

 

Print Friendly, PDF & Email