El Sindicato Profesional de Policías Municipales en Alhaurín de la Torre (SPPME) denuncia ante la opinión pública la grave situación acontecida la tarde-noche del pasado domingo 17 de marzo cuando un agente se encontró solo para prestar servicio a todo el municipio. Este hecho, además de inadmisible, nos parece muy grave. El agente en concreto no pudo tomar otra determinación que permanecer en el interior de las dependencias policiales y afrontar la situación de la mejor manera posible. Desde este
sindicato, queremos denunciar que no es la primera vez que se produce dicha
circunstancia y que estamos asistiendo a una institucionalización por parte del
Ayuntamiento de la escasez de efectivos policiales. En el caso de que este agente se hubiese visto envuelto en una problemática de seguridad, ningún agente hubiese podido auxiliarlo puesto que era el único agente de servicio, comprometiendo gravemente no sólo la seguridad del municipio sino su propia integridad física. Este hecho viene a corroborar que el Concejal de Seguridad Ciudadana miente cada vez que afirma que en todos los turnos de trabajo existe como mínimo una unidad policial.
Por otro lado, este Sindicato esperaba alguna aclaración pública por parte del
Ayuntamiento acerca de la controversia surgida sobre las vallas publicitarias, siendo esta Sección Sindical víctima de una grave vulneración de su derecho a la libre expresión y al ejercicio de los derechos sindicales constitucionalmente reconocidos. El bando dictado por el Ayuntamiento en el que se concede un plazo de tres meses a los propietarios de las vallas publicitarias ya instaladas para proceder a la legalización de las mismas viene a corroborar lo denunciado por este Sindicato en comunicados anteriores cuando defendíamos que la práctica totalidad de las vallas publicitarias diseminadas por todo el término municipal se encontraban en idéntica situación legal, no siendo objeto de actuación ninguna de ellas salvo la contratada por esta Sección.
Toda la problemática laboral denunciada conlleva una carga adicional de tensión y
estrés que está teniendo las primeras consecuencias dentro de la plantilla, sufriendo varios agentes crisis de ansiedad y estrés durante el servicio. La profesión policial, según múltiples estudios realizados a nivel internacional, es una de las profesiones que conlleva una mayor carga de estrés y tensión, no beneficiando para ello, en absoluto, la situación que atraviesa el colectivo. Toda esta problemática ha motivado también que
varios agentes de otras localidades hayan rehusado incorporarse a la plantilla de nuestro municipio mediante comisión de servicios eligiendo otros Ayuntamientos como lugar de destino que presentan unas condiciones laborales mucho más favorables para sus intereses.
Por último, este Sindicato quiere dejar claro que su única finalidad es velar y luchar por la defensa y salvaguarda de los intereses del Cuerpo de la Policía Local y de todos los funcionarios de este Ayuntamiento. Esta ha sido su única finalidad desde su creación y así seguirá siendo por más que se pretenda desacreditar y desprestigiar nuestra labor.

Print Friendly, PDF & Email