Series de televisión y videojuegos son los principales protagonistas en casi todos los casos.

Hoy en día los niños tienen acceso a cada vez más elementos y dispositivos mediante los cuáles divertirse. El antiguo uso de figuras y muñecos de juguete como principal divertimento cada vez se ve relegado más a un segundo plano (sobre todo cuando éstos van creciendo) dejando paso a las series de televisión, los ordenadores y por supuesto las videoconsolas y los videojuegos.

Las series de televisión para toda la familia o sobre todo los “dibujos” de animación siguen siendo igualmente efectivos. La muestra está en series de televisión como Super Wings que además es un producto nacional (original de TVE), y que actualmente es todo un éxito siendo esta dirigida al público más joven. Tanto es así, que disponen de su propia línea de juguetes (super wings toys), ya que con cada nuevo capítulo de la serie cada vez una mayor cantidad de niños se hacen auténticos seguidores de la misma. Por tanto, no es de extrañar que se intente aprovechar de forma comercial dicho tirón con todo tipo de merchandising relacionado con los protagonistas de la misma (aviones con forma y estilos de vida humanoide).

Este tipo de contenido es además muy beneficioso para el joven, ya que normalmente se suele crear en pos de ofrecer ciertos valores morales y de vida, moralejas, etc. De cara a la correcta educación del mismo, y que influya de forma directa en su crecimiento. Por tanto, no es de extrañar que pese a los efectos visuales y cualquier otro tipo de influencia que pueda hacerlos atractivos de cara a dicho sector, los padres también sean grandes partícipes en el éxito de las mismas, incitando al pequeño a que los vea en pos de una correcta aportación de características a su posterior madurez.

 

LOS VIDEOJUEGOS, EL ENTRETENIMIENTO REY

¿A qué edad tuviste tu primer teléfono móvil? Es una pregunta que la mayoría de adultos en esta sociedad se hace cada vez que ven a un niño con uno de estos dispositivos entre sus manos como si nada. Y es que la responsabilidad con respecto a este tipo de teléfonos es muy alta, así como el peligro que supone. Por suerte, la gran mayoría los utiliza para jugar y ahí es cuando ya cambia la cosa, porque todos (quien más y quien menos) habremos tenido alguna consola a una temprana edad con la cual hemos pasado nuestra infancia. Y esa es la clave de todo: ya que los niños de hoy en día utilizan los dispositivos móviles como consolas portátiles para jugar a los videojuegos. Solo tienes que ver cuáles son los juegos de moda actuales (Clash Royale, Clash of Clans, Pokemon GO, Dream League soccer, etc.) Para ver que todos están orientados a dicho público, aunque también consiga enganchar a personas adultas.

¿Cuáles son los juegos más populares entre la juventud?

Como bien hemos mencionado anteriormente, son muchos los juegos creados con la intención de triunfar entre el público infantil, pero solo algunos consiguen su cometido y calar de forma muy superior al resto, y que por supuesto consideramos merecen una mención especial en este artículo. A saber:

Clash Royale: Las bases del juego son muy sencillas, pero a su vez igualmente adictivas: deberás de realizar un ataque sobre el castillo del rival mientras ejecutas una defensa exitosa con el tuyo ante cada turno del contrincante. Con cada aumento de nivel y el correspondiente aumento de recursos tendrás la posibilidad de mejorar tus unidades para hacerlas más efectivas, comprar nuevas y un largo etcétera de posibilidades en pos de mejorar cada vez más dentro del propio juego e ir alcanzando nuevas metas y objetivos. Como en casi todos los juegos online existen tramposos que a través de (en este caso) descargar Clash Royale Hack pueden llegar a ser competidores casi inalcanzables para ti, por lo que no te quedará más remedio que resignarte ante una batalla de estas características, ya que tendrán recursos casi ilimitados y una enorme cantidad de mejoras contra las cuales muy probablemente no puedas hacer nada. Aunque no desesperes, ya que este tipo de jugadores no suele quedar impune, siendo perseguidos por Telcel en todo momento.

 

Dream League Soccer: El simulador de fútbol más popular y divertido entre todos aquellos jugones que aprovechan al máximo sus ratos libres con el móvil. Podrás tomar el control de tu propio equipo de fútbol personalizable y por supuesto realizar todas las gestiones que consideres necesarias con respecto a ello: desde preparar tu plantilla realizando los fichajes pertinentes cada mercado de verano e invernal a remodelar el estadio de fútbol. Pero esto no queda ahí, ya que también podrás controlar a tus jugadores mientras juegas el partido, elegir al capitán del mismo, elaborar diversas tácticas de estrategia… Todo lo que cualquier amante del deporte rey busca en un simulador, y Dream League Soccer superará con creces todas tus pretensiones.

 

Tanta ha sido su popularidad, que ya es posible obtener Dream League Soccer para pc y ejecutarlo en tu ordenador personal, para que puedas jugarlo desde cualquier dispositivo y sin excusas.

 

Si hubiese que poner algún “pero” a estos nuevos videojuegos de hoy en día serían que en especial aquellos pertenecientes a los sistemas más vulnerables (como es el caso de los dos juegos para móviles anteriormente mencionados) son muy fáciles de hackear y modificar (tal y como podemos observar en webs expertas en el medio como hackjuegos.com), pudiendo avanzar en los mismos de forma mucho más rápida y sin apenas requerir esfuerzos. Ya sea a través de los bots que recolectan recursos o potencian tu personaje, cuenta… A través de la realización de acciones automatizadas, los famosos generadores de gemas para Clash Royale o de coins para otros tantos juegos, etc. La realidad es que los trucos están cada vez al alcance de más gente. Todo esto empaña por supuesto la experiencia global del juego, y se torna una situación muy injusta de cara al resto de jugadores que sí que acatan las mecánicas jugables del mismo y se ciñen a ellas, pudiendo llegar a ser frustrante. Pese a todo, sigue siendo uno de los métodos de entretenimiento más demandados y exitosos.