Con motivo de las injustas condenas impuestas a los presos políticos saharauis de Gdeim Izik, el grupo de Izquierda Unida de Alhaurín de la Torre ha presentado en el último pleno, celebrado el día 11 de agosto, una moción para denunciar la situación que padecen día tras día los saharauis que malviven en territorio ocupado. A través de esta moción solicitamos la anulación de los juicios por estar fuera de la soberanía, competencia y jurisdicción del Tribunal marroquí; revalorar dichas condenas y la ilegalidad que envuelve todo el proceso que no se acoge al derecho internacional, iniciar una investigación independiente, sancionar la constante violación de los Derechos Humanos en los territorios ocupados del Sáhara Occidental por parte del gobierno de Marruecos e instar al gobierno central español a intervenir para dar fin al conflicto y dotar a los saharauis de la posibilidad de celebrar un referéndum de autodeterminación.

Afortunadamente, todos los partidos que constituyen la mesa han votado a favor y ha sido aprobada por unanimidad. No obstante, desde IU esperamos que esta iniciativa no quede solo en buenas intenciones y que se pase a la acción sin demora.

Son siete los años que han pasado estos 25 activistas encarcelados de manera ilegal, sin pruebas de los crímenes de los que se les culpa. Desde el pasado mes de marzo que iniciase Marruecos el proceso judicial, han sido violados varios artículos recogidos en la Convención de Naciones Unidas contra la Tortura durante los interrogatorios con el beneplácito marroquí y el silencio cómplice de nuestro Gobierno.

La falta de pruebas, la celebración del juicio fuera del territorio de los acusados y las trabas puestas a organizaciones internacionales para evitar la asistencia de representantes en el juicio no hacen más que poner de relieve la ilegalidad del proceso.

Print Friendly, PDF & Email