El proyecto ha supuesto una inversión de 350.000 euros y ha incluido la creación de una treintena de plazas de aparcamiento y la reurbanización de las calles Noria y Lauro. Su reapertura permitirá reactivar el comercio de la zona

Los vecinos de la barriada urbana de Carranque están de enhorabuena. El alcalde de Alhaurín de la Torre, Joaquín Villanova inauguró ayer por la tarde la nueva plaza Molino de Romero, punto neurálgico de esta zona del casco, tras la profunda reurbanización que ha llevado a cabo la Concejalía de Obras e Infraestructuras del Ayuntamiento. Al acto asistieron, además del regidor, el edil responsable del área, Salvador Herrera, y otros miembros de la Corporación Municipal, así como numerosos vecinos residentes en este entorno, que elogiaron el acabado del nuevo espacio público y coincidieron en valorar que su reapertura permitirá reactivar el comercio y la hostelería de la zona.
En su alocución, Villanova agradeció la comprensión de los residentes durante el periodo en que se ha prolongado el proyecto de reurbanización, especialmente por algunos problemas surgidos durante la ejecución, que provocaron que se ralentizara. Por contra, destacó que la puesta en servicio del recinto supondrá un importante aumento de la calidad de vida de los vecinos y la modernización de las infraestructuras del barrio y la casi absoluta supresión de las barreras arquitectónicas. Coincidiendo con esta obra, el Ayuntamiento también han reurbanizado dos calles colindantes, Lauro y Noria, que serán inauguradas próximamente. La puesta a punto de este sector solo está a falta de la instalación de macetones para impedir que los coches no estropeen la plaza y el entorno, subrayó el alcalde.
Villanova admitió que el coste de la obra ha sido mayor de lo esperado debido a que ha sido necesario implementar diversas labores no previstas por las dificultades surgidas y, sobre todo, porque la superficie resultante ha sido mayor de la esperada, aunque “al final va a merecer la pena el esfuerzo, por el disfrute de los vecinos, por poder contar con más zonas diáfanas para su esparcimiento y porque los comercios van a revitalizarse indudablemente”, añadió.
Por último, el mandatario recordó la historia de este antiguo núcleo, que debe su nombre a la existencia de un viejo molino que había en el lugar, uno de los muchos que llegaron a conocerse en Alhaurín de la Torre durante finales del siglo XIX y buena parte del siglo XX.

LA PLAZA, EN DATOS
El proyecto de remodelación de la Plaza Molino de Romero, redactado y ejecutado por los servicios técnicos municipales, ha supuesto una transformación completa de la fisonomía del entorno, en un espacio de unos 2.500 metros cuadrados de superficie. La inversión ha sumado unos 350.000 euros: 300.000 euros en la plaza y 50.000 euros en las calles adyacentes Noria y Lauro.
Los trabajos han consistido en la reforma integral de la plaza Molino de Romero, con la colocación de un nuevo pavimento en el centro y en el perímetro, la instalación de bancos, nuevas farolas (con luminarias iguales a las del resto del casco urbano) y una fuente de agua potable, así como la construcción de una pérgola decorativa con vigas de hormigón armado y pilares sobre pedestal de ladrillo y mármol. Respecto a la solería, en la plaza se ha optado por gres cerámico y tiras de mármol blanco, y en la calle perimetral por hormigón impreso. Además, se han respetado los naranjos ya existentes, se han levantado muros de piedra y ladrillo para delimitar y mantener el nivel de la plaza con respecto a las aceras, y se ha colocado una baranda artística de fundición.
Respecto a las vías circundantes, se han reparado las aceras, que se encontraban muy deterioradas y presentaban barreras arquitectónicas. En la calle Noria, se ha ampliado el ancho del acerado y se ha sustituido el pavimento, mientras que en la zona más próxima a los bloques de la plaza de Andalucía se ha retranqueado la acera para habilitar nuevas plazas de aparcamiento en superficie, hasta 30. Igualmente, se ha protegido el desnivel de la zona exterior de la plaza de Andalucía con una nueva baranda.

Print Friendly, PDF & Email