El alcalde, Joaquín Villanova, anuncia en el estreno del recinto que próximamente se construirán otros dos espacios temáticos más, que se sumarán al Jardín Oriental y al abierto hoy.

Alhaurín de la Torre cuenta desde esta mañana con un nuevo parque para toda la familia, que lleva por nombre ‘La Zambrana’. Hoy se ha procedido a la inauguración oficial de este espacio de ocio para uso y disfrute ciudadano, aunque está especialmente acondicionado para los más pequeños, y caracterizado con ambientación de tipo medieval. Al acto de apertura han acudido decenas de personas, sobre todo, vecinos de los barrios cercanos, así como el alcalde Joaquín Villanova y otros miembros de la Corporación Municipal. Esta novedosa zona verde se ha adecuado con trabajos de jardinería, montaje de mesas y bancos, además de una amplia variedad de plantas que hacen de este entorno un espacio con una destacada apuesta por la convivencia con el medio ambiente. La ejecución de estas tareas ha estado coordinada por la Concejalía de Servicios Operativos, bajo la dirección de Abel Perea, a quien el regidor ha felicitado especialmente como cabeza de todo el equipo.

El Parque La Zambrana, que roza los 12.000 metros cuadrados, está situado entre las urbanizaciones Los Manantiales y el sector Ermita del Cerro-Juncos de la Ermita, junto al complejo municipal de pistas de pádel ‘Francis Ceballos’. El recinto cuenta con una llamativa área de juego de decoración medieval, junto al cual se ubica otra para niños de más corta edad. La zona de juegos es, sin duda, una las joyas de este proyecto, que se ha venido desarrollando por fases desde que el Ayuntamiento recuperara esta antigua parcela para su uso ciudadano.

Para su construcción se han llevado a cabo tareas de jardinería, plantación de especies arbóreas e instalación del sistema de riego, además del montaje de una zona de mesas y bancos para picnic. También cuenta con unos paseos y una plaza circular que se diseñaron en su momento respetando los árboles que ya existían en la zona: higueras, chopos, olmos, nísperos y otras especies frutales.

A estos ejemplares se suman una docena de palmeras washingtonias de gran porte que fueron cedidas por el Aeropuerto Pablo Ruiz Picasso y, además, se han plantado cocoteros, palmitos y césped. Todos los árboles y arbustos se riegan con un manantial de agua no potable existente en la zona. La actuación se ha completado con la instalación de mesas con tablero para jugar al ajedrez o al parchís, farolas y un aseo.

En cuanto a las mesas y bancos para picnic, se pretende que sirva para que pueda albergar almuerzos y meriendas al aire libre, aunque no se permitirá encender barbacoas. El parque cuenta asimismo con un vallado perimetral, varias entradas entre las calles Alameda y avenida Pau Casals y horario de apertura, para mantenerlo cerrado por la noche y evitar actos vandálicos.

El regidor de Alhaurín de la Torre, Joaquín Villanova, ha querido aprovechar la ocasión para felicitar y agradecer a la plantilla de trabajadores que han desarrollado la construcción y el embellecimiento de este singular lugar. También ha destacado la apuesta del Ayuntamiento por ofrecer continuamente espacios infantiles, pues hay más de medio centenar repartidos por todo el término municipal, dada la importancia que tienen los pequeños en la población alhaurina. Villanova, por último, ha adelantado que se construirán al menos otros dos parques temáticos más en las próximas fechas hasta llegar a un total de cuatro, después del Jardín Oriental Bienquerido y el recién estrenado Parque La Zambrana.

Más noticias en: www.alhaurindelatorre.es y www.torrevisiontelevision.es.

Print Friendly, PDF & Email