Unos 500 alumnos de cinco años de una docena de colegios participan en la iniciativa, organizada en colaboración con el Instituto Andaluz de la Mujer para fomentar los valores de igualdad y de la no violencia entre los más pequeños

Cerca de 500 escolares de una docena de colegios de Alhaurín de la Torre han participado estos días en la Campaña del Juego y del Juguete No Sexista y No Violento, organizada por la Concejalía de Igualdad y Bienestar Social del Ayuntamiento en colaboración con el Instituto Andaluz de la Mujer. La iniciativa, que ha ido dirigida fundamentalmente a los niños del tercer curso de infantil, de cinco años de edad, cumple con esta edición una década tratando de fomentar los valores de igualdad y de la no violencia entre la población infantil de la localidad.

El concejal responsable del área, Pablo Montesinos, ha destacado la importancia de este proyecto para romper con los estereotipos de los juegos por sexo, y para evitar el uso de pistolas y armas de juguete como divertimento. El edil visitó ayer el colegio Maruja Mallo, que acogió el último de los talleres que se han desarrollado dentro de esta campaña a cargo de los monitores adscritos a la empresa Factory Ocio, que gestiona el programa de ocio y tiempo libre de Alhaurín de la Torre.

Fue en 2003 cuando se puso en marcha esta actividad, al detectarse que seguían existiendo  menores que aún tenían muy interiorizados los tópicos de asignar a las niñas juegos con muñecas, cocinas o tareas domésticas. Desde entonces, se ha comprobado que la tendencia ha empezado a inclinarse por la integración y la supresión de esos roles, pues en algunas ludotecas de colegios, ya se ven más juegos educativos y una mayor apuesta por la no distinción de juguetes por sexos.

Pablo Montesinos insistió en que hay que ir avanzando en la idea de que, además de la escuela, el principal entorno donde los niños han de percibir la ruptura de los estereotipos y la exclusión de los juguetes bélicos es la familia, pues si ellos reciben correctamente el mensaje, serán capaces de exponerlo a sus propios padres, orientando así el tipo de juguete que pedirán en Navidad. Por este motivo, se ha entregado a los alumnos un formato de carta de los Reyes Magos donde se especifican los criterios que deben cumplir estos juguetes: como que puedan jugar indistintamente niños y niñas, que favorezca la ayuda entre iguales y no la rivalidad o que potencie las capacidades de pensar y de resolver problemas, entre otros. La Concejalía valora muy positivamente el hecho de que esta campaña tenga tan buena acogida entre el profesorado y los equipos directivos de los colegios del municipio.

La actividad ha consistido en un cuenta-cuentos, talleres de dibujo y pintura, canciones y otros juegos, siempre con la idea del fomento de valores de paz e igualdad. Además del Maruja Mallo, la campaña se ha desarrollado en los siguientes centros: San Sebastián, Zapata, El Peñón, Torrijos, Santa Ana, San Juan, Manantiales, El Romeral, Clara Campoamor, Isaac Peral y Zambrana.

Print Friendly, PDF & Email