(Jmm Caminero) ¿En qué puede contribuir la filosofía para la paz o, y la no paz en el mundo? ¿En qué y para qué, y qué debe hacer la filosofía para que sea un saber más racional y más universal, y no una enorme torre o plaza de toros con opiniones de todo y para todo y en todo…?

Demasiadas personas hablan de filosofía sin conocer suficiente de filosofía. Es bueno que hablen de filosofía porque los temas de filosofía son universales y para todas las personas, pero también deberían o deberíamos ser conscientes de nuestra ignorancia en Filosofía, igual que somos conscientes de nuestra ignorancia en matemáticas o en biología o en química…

Los humanes tienen preguntas y cuestiones que les resuelven las ciencias, pero tienen otras que todavía las ciencias no pueden contestarlas. Éstas a medias, las pueden resolver la filosofía, o al menos, enseñarles un periplo posible de ellas.

Si no se enseña la filosofía a la inmensa mayoría de la población en las aulas, o, y a través de los medios de comunicación y otros sistemas, se deja a esa población inerme ante el mundo, porque llevarán preguntas filosóficas en sus corazones, pero no conocerán las respuestas, y cualquiera podrá convencerlos de tal o cual.

Habría que analizar y estudiar si personas en Occidente, por ejemplo, se convierten a tal o cual ideología, sea religiosa o sea no religiosa por no conocer suficiente filosofía. O un mínimo de filosofía.

No hay tema humano, incluso científico que se fundamente o tengan principios filosóficos, y al mismo tiempo tenga consecuencias sobre cuestiones o proyecciones filosóficas.

No se comprende como la filosofía en Occidente ha llegado al descrédito que tiene, cuándo la inmensa mayoría de las convicciones que los humanes tienen, además de ser afectiva o emocionales o conceptuales, además de ser de ciencias naturales o sociales, o humanísticas o culturales o éticas o morales o religiosas o de cualquier ámbito, tienen una proyección filosófico, un fundamento filosófico, en parte, o en gran parte, y unas consecuencias filosóficas teóricas y prácticas…

Enseñando cada profesor de filosofía, sea de secundaria o sea de universidad lo que cree conveniente de Filosofía, es un flaco favor para el desarrollo de la filosofía. Porque los mismos profesores de filosofía llenan de dudas a los interlocutores… En Física o en matemáticas no enseña cada profesor lo que quiera, pueden diferir en algunos temas, pero no en todos. Pero en filosofía la profesión y sus profesionales, generalmente forman y conforman como un rebaño de opinadotes y de avispas cada uno con sus aguijones. Ponerse de acuerdo y diferir en lo que haya que hacer, pero no en todo, por búsqueda innecesaria de novedad o de originalidad o de creatividad o de fama o de poder o de…

Buscar formas sistemáticas de redactar los temas de filosofía y sus diferentes razones y argumentos a favor o en contra. Esto supondría un avance esencial en la filosofía. Y por tanto, en la búsqueda de la verdad y del bien-bondad para la sociedad, para la humanidad, y para el propio pensador o filósofo.

La fama, el poder, el dinero, la soberbia, la vanidad, o defender traumas o heridas no puede ser la razón esencial, para defender una idea u otra en la filosofía, sean especialistas o sean profesores o sean personas normales interesadas en estos temas…

Si la filosofía y los especialistas en filosofía y los enseñantes de filosofía no encuentran un método de racionalización de la enseñanza y aprendizaje de la filosofía, y un corpus mínimo de enseñar dicha materia, la filosofía se convertirá cada vez en ensayo y en ensayo literario, y la filosofía en una disciplina dependiente de la filología y de la literatura. Lo cual se hará un flaco favor y será un mal para la humanidad y la sociedad, ya que los humanes tienen problemas filosóficos, hasta que estos se vayan resolviendo por las metodologías científicas.

Los temas que hayan resueltos las ciencias, se expliquen de ese modo. Y no seguir y continuar con razones o ideas de hace un milenio o dos, que ya están superadas por las respuestas de la metodologías científica. Los temas que todavía no hayan resueltos ni las ciencias, ni la filosofía, pues la filosofía puede continuar con sus pesquisas, ideas, opiniones, razones, etc.

No se puede en los sistemas de selección del profesorado exigir mucha memoria en el saber filosófico, y después plantear que el sistema educativo de la enseñanza reglada, sea no memorístico. Es una contradicción de términos y conceptos.

En cuanto al acceso al profesorado de la universidad, se deberían buscar modos y formas, de que persona que hayan escrito y pensado, una docena de libros de filosofía, que planteen nuevas soluciones a problemas de filosofía, y no simples tratados históricos sobre un tema, o refritos o combinados de cuestiones de filosofía, o plantear una cuestión e irla desarrollando históricamente. Sino personas que en cada cinco páginas plantean nuevos problemas filosóficos o nuevos datos o nuevas razones… quizás de forma sistemática o quizás de forma asistemática, la enseñanza universitaria debe buscar algún cauce, para que esas personas puedan trabajar en la universidad de profesores, para que puedan desarrollar con más tiempo y más medios su labor de investigación y no solo doxográfica como la mayoría hacen en las universidades.

Dicho de otro modo, si se encuentra a persona que buscan de verdad nuevas cuestiones, nuevos datos, nuevas soluciones, y tienen el valor de plantearlas por escrito, en publicaciones aunque sean muy modestas, los sistemas universitarios deben intentar atraerlos y darles un trabajo en sus departamentos. Que es lo que hicieron con Einstein, sacarlo de su oficina de patentes y llevarlo a la universidad de Berlín. Evidentemente sin que nadie de la filosofía se pueda comparar con Einstein…

Puede suceder que personas que están intentando investigar y buscar nuevas soluciones en filosofía, en preguntas y respuestas, no sean capaces de aprobar una plaza de secundaria en filosofía, ni menos aún que le den un contrato en la enseñanza universitaria, para poder tener tiempo y continuar sus búsquedas e investigaciones, que quizás no sean doxográficas, ni históricas, sino más bien buscando datos y argumentos y razones, a multitud de temas… Pero…

Saber en un territorio, sociedad, país, región, provincia cuántas personas se dedican a la escritura y a la investigación filosófica. Cuántas personas se dedican con titulación o sin ella a la filosofía o tienen la titulación y por tanto, son profesionales de la filosofía, en mayor o menor grado, aunque no se dediquen a ella profesionalmente, pero si ocasionalmente, en mayor o menor medida. Conocer cuántas especies animales existen y así conocer lo que existe y lo que pueden contribuir, y que no se pierda, la mucha o poca contribución, sea muy origina o sea poco original, muy creativa o poca…  De alguna manera eso se hace en matemáticas, permitiendo la publicación de cualquier teorema de cualquiera que tenga un mínimo de metodología. Pero en las ciencias humanísticas y en filosofía estos criterios suelen ser más complejos… Este mismo artículo que busca nuevas soluciones, no sería aceptado por ninguna revista académica de filosofía. Pero si admiten tratados y libros de filosofía de autores ya clásicos, de estos dos o tres o cinco siglos, que tienen todavía menos artilugios académicos filosóficos…

Twitter.com/jmmcaminero         © jmm caminero (12 diciembre 2015-13 enero 2017  cr).

Fin Artículo 726º: “Sobre la Filosofía y sus posibles crisis como saber, II”.

*

Print Friendly, PDF & Email