(Jmm Caminero) Después de realizar varias miles de fotos en estos últimos años, quizás se deba reflexionar un poco sobre qué es la fotografía artística y documental, como la entiendo o como la percibo o como la realizo o cómo la puedo construir.

Parto del hecho, de una construcción fotográfica, con una máquina doméstica muy limitada, e incluso limito sus posibilidades aún más. En la cual, diríamos el error, errores estéticos, errores conceptuales o de cosmovisión, errores de todo tipo, entran en la conformación de ese acto, momento del disparo. Además del azar.

La fotografía según mi concepción es o puede ser un arte del momento desenfocado, o del momento erróneo, o del momento desnublado. Es decir, todos los errores posibles, pueden entrar en ella. Sin negar, otras realizadas con maneras y formas más clásicas o más según la ortodoxia.

Fotografiar lo pequeño, lo que no tiene importancia. Lo que casi nadie se fija. Lo olvidado. Una mancha en la pared, un bolígrafo tirado en el suelo, etc.

De todo ello nacen unas fotografías, con errores y otras con menos errores, y otras con más errores. Pero eso es lo que se busca, una foto estética y artística y documental de cosas pequeñas, de trozos de paredes, de jardines, de flores, de cosas tiradas en la calle.

Me gustaría realizar de personas y de rostros, pero en mi ciudad, esto es imposible. Las personas enseguida se molestarían. Por lo tanto, diríamos que fotografío la huella de esos seres humanos, la huella de una sociedad, la huella de un lugar, la huella de un momento histórico en una ciudad de mediano tamaño en un lugar del planeta, semiolvidado…

Realizo fotografías adrede mal, con algún defecto ya en la concepción del momento de la fotografía, sea en luces, sea en movimientos, sea en encuadres, sea en color, sea en movimiento, etc. Además, por lo general de realidades o trozos de realidades defectuosos, en muchos casos.

No puedo competir, ni el aparataje que llevo, ni los resultados, ni nada con toda la tecnología artística y estética que hoy se utiliza en la fotografía. Pero tampoco lo quiero hace. Sino que deseo mostrar otros aspectos de la realidad.

Toda fotografía es una interpretación de lo real. No existe lo que fotografías. O mejor dicho, al hacer la foto la cambias la realidad. La transformas por eso es arte, en cuanto se produce esa transformación, y es documento, en cuanto captas algo de esa realidad.

Soy consciente, de dos realidades, siempre he deseado hacer fotografías, de forma rutinaria y constante, incluso compré hace muchos tiempo, algunos elementos esenciales para ello, cámara, buena para aquel tiempo, treinta años o más, varias, y compré cinta de fotografía en blanco y negro, pero por diversas razones, no lo hice de forma sistemática. Diríamos que era una realidad que siempre quise hacer. Ahora, en estos años de la fotografía digital, y que mis circunstancias lo permiten, diríamos he vuelto a ese deseo e intención. Y ahora, ya he realizado varios miles de fotos. De cosas anodinas. Pero ahora con un material fotográfico muy limitado, en parte, o en gran parte adrede. No iría o no sería capaz de ir por ahí haciendo fotografías con una cámara grande… Solo me atrevo y no siempre, con una cámara doméstica, de un valor y de un contenido material muy limitado. pero me digo, las grandes fotografías clásicas y de los clásicos de hace cien años, de hace setenta años, incluso después de la segunda guerra mundial, hasta los años cincuenta, las cámaras de esos grandes fotógrafos eran inferiores a la que yo utilizo, a la cámara doméstica de nivel bajo que adrede utilizo… O al menos hasta ahora…

A veces, pienso que realizo fotografías, en tendencia, para que sea más fácil, ser captado sería una combinación de arte expresionista, arte impresionista, arte bruto, arte informal. Si combinas todos esos estilos y tendencias estéticas, aplicada a todas las artes, ahora aplicadas a la fotografías se captaría lo que quiero realizar y constituir…

Como siempre, véanse los manifiestos estéticos y artísticos que durante décadas he ido escribiendo y publicando. Una foto tiene su valor en sí. Pero además un valor junto con todas las fotos realizadas. Per además con todas las demás obras de arte. Además con todos los escritos. Todo conforma una única obra, obra de arte total u obra total. Creo que el autor tiene derecho a dar una concepción concreta y material y estética que quiera…

Es muy sencillo, todo forma o conforma como una gran catedral mental. En la que hay distintas habitaciones y distintos pasillos…, en unas, existen fotos, en otras pinturas, en otras escritos, en otras…

También tengo que indicar, que ya tan mayor como soy, me da vergüenza ir haciendo fotos, a cosas sin importancia. La gente que me vea, dirá o pensará qué hago haciendo una foto a una puerta tirada en un contenedor de basura, a una caja al lado de una pared, a una pintada, a una pared de un edificio, a un escaparate que considerarán sin importancia.

Es más, las personas que se dedican, con un afán estético y artístico a este género plástico, pues pensarán lo mismo, qué hago yo, que no soy de los de ellos, que no pertenezco a ninguna de esas asociaciones de fotografía que existen, existen ya en cualquier ciudad de más de cinco mil o diez mil habitantes del mundo…

Tengo claro, una cosa, no utilizo la fotografía, para hacer daño a nadie, ni entrar en la intimidad de nadie. Hago fotografías, primero, porque lo deseo, segundo, para obligarme a andar, para ir recogiendo algunos momentos o cosas, diríamos sin importancia, mientras que camino por algún lugar, para ir acompañado como otros del perro, la cámara me obliga a salir un poco, y por tanto, a caminar un poco, y que me dé un poco el aire de la tarde o de la mañana o la lluvia… Porque ya soñar, que alguien valore la fotografía artística-documental que realizo, creer que alguien le va a importar, ya a estas alturas de mi existencia, cuándo he intentado tantas cosas, y en todas, iba a decir en casi todas, la producción artística y literaria y filosófica ha ido a parar al mar del silencio. Al menos hasta ahora.

Twitter.com/jmmcaminero     © jmm caminero (03 diciembre 2016-22 enero 2017 cr).

Fin artículo 733º: “En la fotografía, I”.

Print Friendly, PDF & Email