El alcalde, Joaquín Villanova, destaca la importancia de este proyecto para incrementar la capacidad de evacuación del agua de lluvia en el entubado del arroyo Blanquillo y evitar inundaciones y hundimientos. La calle reabrió al tráfico a finales del pasado mes de marzo.

El Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre está finalizando las obras de reforma de las escalinatas de acceso al recinto ferial desde la calle Mezquita (a la altura del Parque de los Patos), unos trabajos que forman parte del proyecto de remodelación integral de la zona, que incluía la mejora de las infraestructuras de pluviales del arroyo Blanquillo. El alcalde, Joaquín Villanova, destacó la importancia de esta gran obra de ingeniería, cuya parte principal concluyó en marzo, lo que supuso la reapertura al tráfico de este eje.

Villanova felicitó al Departamento de Obras e Infraestructuras del Consistorio por cumplir los plazos previstos, que marcaban que el grueso de los trabajos estaría terminado para Semana Santa, si bien finalmente no se pudieron celebrar los desfiles procesionales por el coronavirus. “Ha quedado muy bien, dejando una calle muy amplia y una trama urbana homogénea y diáfana”, ha remarcado el regidor.

Además de la escalera, queda pendiente el soterramiento de los cables de telefonía que pasan por esta zona, algo que tendrá que acometer la compañía suministradora del servicio. Estas actuaciones forman parte del plan del equipo de gobierno para convertir el eje entre el Parque Municipal, el recinto ferial y El Algarrobal en un gran espacio de disfrute y uso ciudadano, teniendo en cuenta la reciente construcción de la nueva Biblioteca o el fututo teatro, además del circuito de ciclismo urbano, entre otros proyectos.

El primer edil valoró no obstante la renovación del entubado del arroyo Blanquillo que pasa por la zona para multiplicar la capacidad de evacuación del agua de lluvia y evitar inundaciones: “Estas actuaciones en la infraestructura subterránea son importantes, aunque no se vean, no luzcan y no dé votos; porque cualquier problema en el subsuelo, causado por fugas de agua y filtraciones por tener una red averiada, propicia el reblandecimiento del suelo y, llegado el caso, ocasionaría derrumbes de viviendas y edificios, cosa que aquí no va a pasar. Es dinero bien gastado”.

El objetivo era garantizar el correcto funcionamiento del sistema de recogida en un punto que concentra abundante agua torrencial en caso de lluvias fuertes. La finalización de estos trabajos supuso la reapertura al tráfico rodado de la calle Mirador de Bellavista, una vía clave en las comunicaciones del centro urbano, en su tramo entre la plaza de San Sebastián y el Parque Municipal. El año pasado culminó la primera etapa dentro de esta fase, que se desarrolló en la calle Mezquita y una parte de Mirador de Bellavista (la más cercana a la zona de la Feria), y en marzo se terminó la segunda parte.

El Ayuntamiento pide disculpas por las molestias ocasionadas, pero recuerda que se trata de un proyecto complejo y muy importante para prevenir daños, inundaciones o hundimientos en caso de precipitaciones torrenciales como las que han tenido lugar en los últimos años. Para ello, fue necesario ejecutar una gran zanja para la instalación de los tubos, que cuentan con unas dimensiones de 1.800 milímetros de diámetro y prácticamente duplican la capacidad de evacuación del agua pluvial respecto a la canalización anterior. La inversión ha rondado el medio millón de euros. El nuevo entubado reduce notablemente la velocidad del agua incluso en caso de lluvias fuertes. El arroyo Blanquillo atraviesa el casco urbano de Alhaurín de la Torre de sur a norte y su antiguo colector presentaba varias dificultades que hacían necesaria esta intervención por motivos de seguridad y eficiencia.

El tramo afectado ha sido de unos 140 metros longitudinales entre el parque y hasta aproximadamente la mitad de la cuesta de la calle Mirador de Bellavista. Tras la colocación de los tubos, el proyecto se remató con una nueva capa de rodadura con asfalto, y la correspondiente señalización horizontal y vertical. Las nuevas escaleras de acceso al parque ferial y su correspondiente plataforma para personas con problemas de movilidad culminarán esta intervención.

Print Friendly, PDF & Email