(UATAE-Andalucía)  califica como ilegalidad esta actividad de transporte de mercancías

  • Entidades como Fenadismer o Elite Taxi Sevilla ya han denunciado esta iniciativa
  • Pepe Galván pide “mano dura contra las VTC por competencia desleal”

La Unión de Autónomos UATAE-Andalucía ha denunciado la actividad de la empresa Cabify al intentar adentrarse en el sector del transporte de productos con su iniciativa ‘Cabify Envíos’. Los autónomos andaluces explican la ilegalidad de esta medida y han pedido a la Junta de Andalucía que no permita su aplicación en nuestro territorio.

Entidades como Fenadismer ya han calificado la actividad como competencia desleal y la propia asociación Élite Taxi Sevilla ha enviado un escrito al director general de Movilidad de la Consejería de Fomento, alertando de esta situación y pidiendo que se vigile de cerca la posibilidad de que se extienda a Andalucía.

La iniciativa está denunciada ante la Comunidad de Madrid, ya que supone el ofrecimiento de servicios de transporte de alimentos, medicamentos y cualesquiera otros productos, es decir, un servicio de paquetería para el que Cabify carece de la pertinente autorización.

A pesar de las denuncias y del requerimiento a que cese en este proceder, la VTC ha anunciado que extenderá este servicio a otros lugares de España, aunque quizá con otro nombre y personalidad jurídica; y es que Cabify podría utilizar otra cobertura legal, su filial ‘Prestige and Limousine’, para sortear críticas y denuncias. Por todo ello, según Pepe Galván, Secretario General de UATAE-Andalucía, “la Consejería de Fomento debe estar muy atenta para evitar esta ilegalidad en nuestro territorio, debe extremar el control para impedir el despliegue de ‘Cabify Envíos’ o cualquier variante en Andalucía”.

Galván desgrana razones para fundamentar esta alerta, ya que “no se pueden realizar transportes de mercancías con vehículos VTC especialmente autorizados para el transporte de viajeros, en cuyos permisos de circulación se refleja tal uso y actividad, lo que les excluye de realizar otras actividades, siendo, además, los conductores de los vehículos con autorización VTC  de conductores de pasajeros y no de mercancías”.

 

 

 

 

Por otra parte, las mercancías transportadas no pueden ser consideradas envíos, pues en los vehículos de transporte discrecionales de viajeros como son las VTC, solo pueden acompañar al pasajero sus equipajes, pero debe ir el pasajero en el vehículo, no el equipaje o mercancía sin pasajero.

 

También se advierte de los envíos que está realizando otra VTC, en este caso, Uber, transportando alimentos por la ciudad de Sevilla sin autorización legal alguna y sin respetar la estricta normativa al respecto. UATAE-Andalucía pide a las autoridades sanitarias y de consumo de la Junta de Andalucía que investigue de oficio las posibles infracciones en que este servicio de transporte de alimentos de Uber pudiera haber incurrido.

Estas prácticas serían una nueva agresión de estas VTC a sectores como el transporte, la paquetería o el taxi, por lo que desde UATAE-Andalucía se pide “de una vez, mano dura con estas empresas que realizan competencia desleal y no aportan fiscalmente lo que debieran a la Hacienda pública española”, según Galván.

Print Friendly, PDF & Email