En todos los ámbitos demostramos cuidar más las formas y tanto en lo práctico como en lo simbólico, las sociedades evolucionan y la nuestra, como es normal también.

En pleno siglo XXI la sociedad española forma parte de lo que llamamos el mundo desarrollado. Siendo uno de los países avanzados, la llamada globalización extiende sus efectos a todos los ámbitos, por lo que somos sensibles a las novedades y avances provenientes de otros lugares.

Cuando decimos que los españoles tenemos más gusto por el detalle, no es que antes no lo tuviésemos, pero que ahora nos cuidamos más que antes. Si viésemos un informe de lo que se gasta en higiene personal en la década de los años 60 y ahora, veríamos una distancia considerable, pero sin irse tan para atrás en el tiempo, incluso respecto a décadas como los años noventa, se ha notado un avance.

 

Está claro que el gasto en artículos como cuchillas de afeitar siempre ha existido, pero ahora las hay de infinitos tipos, precios y marcas, adaptadas a todo tipo de clientes. Lo mismo podemos decir de la depilación láser. En este caso, bastante reciente y donde además de ir a las típicas clínicas de depilación, también ha comenzado a extenderse la depilación láser en casa con la que de forma cómoda no necesitas ir a ninguna clínica y puedes disfrutar de los efectos de una buena depilación. Este avance correspondiente al sector de la depilación, es complementario al de los gustos sociales, ya que actualmente tanto hombres como mujeres tienen una mentalidad muy diferente a la antigüedad, y el llevar un estilo de vida metrosexual, en el cual se debiliten los pelos lo máximo posible hasta el punto de desaparecer completamente es lo que realmente gusta entre ambos géneros, por lo que gran cantidad de personas no solamente acuden, sino que regalan sesiones depilatorias debido a lo útil y prácticas que son.

 

El gusto por el detalle hace que nazcan nuevos productos

 

Los productos y por tanto, los fabricantes, se adaptan a las necesidades de los clientes, que con la evolución y el avance de la sociedad anteriormente descritos, ofrecen resultados muy cambiantes y variados que, en ocasiones, no se sabe hacia dónde tienden. Es complicado en ciertos sectores de adivinar, pero lo que está claro, es que la tendencia ha cambiado en los últimos años y ahora quien manda es el cliente, respondiendo los negocios y el comercio a sus necesidades.

 

Una manera clara de ver esto, lo puedes observar en las calles españolas. En especial en las grandes urbes, puede verse cómo han brotado multitud de negocios de tiendas para decorarte las uñas. Las uñas han dejado de pintarse en un solo color únicamente y existen multitud de posibilidades de lucir uñas decoradas de lo más atractivo.

 

Este tipo de negocios, tienen muy buena salida, porque además suelen prestar otros servicios aparejados, por lo que parece un negocio con bastante futuro, aunque no sea nada nuevo realmente.

 

El gusto por el detalle tiene infinitos caminos, incluso nacen nuevas tendencias para campos tan poco dados a la innovación como el funerario. Todos sabemos que en la sociedad en la que vivimos, la muerte es algo que se evita. Pocas veces sale en los medios, ya que nadie quiere pensar en un fin que antes o después nos llega a todos.

La sociedad de consumo en la que vivimos, parece orientada, al menos en los medios de comunicación a la juventud, que pese a no ser eterna, si que parece ser la fuente de inspiración comercial. ¿Cuál es el cambio ahora? pues actualmente ha entrado en el mercado una tendencia de otros mercados internacionales de poder llevar las cenizas de tu ser querido en una joya.

 

Las joyas para cenizas son una inteligente opción para aquellos que no les es suficiente con tener a su ser querido en el cementerio o en su casa en una urna. Algunas personas piden más y necesitan llevar a esas cenizas de su ser querido en todo momento para, de alguna manera sentir su presencia y que están siempre a su lado.

 

Desde luego que es una solución práctica y a la vez bonita, porque más allá de los gustos personales, se puede llevar una joya de este tipo y que solo esa persona sepa lo que significa para ella sin que otras personas que ella no quiera tengan que saberlo.

 

El detalle cada vez nos importa más y las soluciones para cubrir las nuevas necesidades que vamos teniendo nacen en los nuevos negocios que aparecen en el mercado.

Print Friendly, PDF & Email