En 2019 se diagnosticaron en Málaga cerca de un centenar de nuevos casos

La anticipación, mediante el reconocimiento de los síntomas y la realización de revisiones ginecológicas, es clave en la lucha contra el cáncer de ovarios, ya que este tipo de cáncer es, según datos de la Asociación Española Contra el Cáncer, el sexto más frecuente entre las mujeres y representa entre el 4% y el 5% de los tumores femeninos. En cuanto al número de nuevos casos anuales, según la AECC, estos ascienden a 205.000 a nivel mundial.

La Unidad Intercentros de Oncología Médica en Málaga ha recogido durante 2019 el diagnóstico de casi un centenar de nuevos casos: 33 en el Hospital Regional, 37 en el Hospital Clínico y 17 en el Hospital Costa del Sol. A éstos, en distintas fases de estadío, hay que sumar una veintena de casos de malignidad borderline que son seguidos y tratados por ginecología. Para 2020 se esperan unos 130 casos nuevos en Málaga.

La Delegada del Gobierno, Patricia Navarro, junto al delegado territorial de Salud y Familias, Carlos Bautista, en esta jornada de conmemoración del Día Mundial del Cáncer   de   Ovario   han   querido   transmitir   un   mensaje   de   esperanza   y reconocimiento, tanto a pacientes como a sanitarios.

“Son casi 400 los casos en la provincia, según los datos que maneja la Asociación de Afectadas por Cáncer de Ovario (Asaco), pero hay muchas malagueñas que superan   con   éxito   esta   enfermedad,   por   lo   que   quiero   hacer   público

mi reconocimiento además a los magníficos profesionales sanitarios y a la investigación” contra este tipo de cáncer, ha manifestado la delegada del Gobierno andaluz en Málaga.

Carlos Bautista, por su parte, ha hecho hincapié en la necesidad de reconocer los síntomas, “que son unos síntomas inespecíficos que todos podemos tener en algún momento de nuestra vida, pero que es necesario conocer para poder anticiparse, que es lo más importante para poder tratar el cáncer de ovario”.

Además, Bautista ha recordado la necesidad de mantener unos hábitos de vida sana y ha incidido en la importancia de realizar las correspondientes revisiones ginecológicas para poder llevar a cabo el tratamiento más adecuado.

Finalmente, tanto Patricia Navarro como Carlos Bautista han agradecido la labor que la Asociación de Afectadas por Cáncer de Ovario (ASACO), y especialmente a su presidenta, Ana Avellaneda, lleva a cabo en Málaga.

Print Friendly, PDF & Email