(Francisco Javier Zambrana Durán – Alhaurín de la Torre)

Uno de los secretos mejor guardados por los corredores es el de la alimentación. Esta varía según dónde nos dirijamos y según el profesional al que miremos, pero realmente todos los trucos convergen en el mismo punto: comer de forma sana.

Es por ello por lo que en este nuevo repaso de distintos aspectos que debemos tener en cuenta para salir a correr por los caminos de la montaña nos centramos en las propiedades de un alimento poco conocido. El té, considerado como una de las bebidas más consumidas en Asia, y datada de casi 5.000 años de antigüedad (desde el 2737 a.C.), puede darnos beneficios en la duración y en el rendimiento de nuestras actividades.

Nos proporciona un mejor gasto de energía

El té aumenta la oxidación de las grasas, gracias a sus sustancias antioxidantes, las cuales ayudan a intensificar el gasto energético y proporcionan una pérdida de calorías en grasa para el organismo. Este aspecto sirve de gran ayuda para un corredor de ultra distancia, al hacer que su rendimiento se vea sumamente mejorado por una distribución más adecuada de los carbohidratos y las grasas ingeridas normalmente.

Contiene cafeína, en menor medida que el café

Generalmente, cuando uno se enfrenta a una carrera teme el qué beber previamente a ella para mantenerse bien despierto. Sin embargo, el consumir el té verde nos regala la oportunidad de tener cafeína en el organismo (en un nivel menor que la otorgada por el café) que nos ayudaría a liberar mayor dopamina y mejorar la concentración.

Esto nos hace estar más alerta y tener más en cuenta cada paso que damos, algo sumamente importante en grandes recorridos.

Previene enfermedades inflamatorias

Las propiedades del té evitan que la persona en cuestión pueda sufrir enfermedades inflamatorias como la artritis. Su fuerza analgésica y con capacidad de calmar la inflamación, ayuda a que estos aspectos comunes en los corredores no ocurran.

El único problema: Demasiados efectos secundarios

En cualquier caso, puede que el té no nos beneficie en exceso, sino que nos perjudique en nuestra gran cita. El caso es que entre los efectos secundarios de este figuran dolores de cabeza, diarrea, irritabilidad, aumento del ritmo cardíaco (algo negativo que se podría equilibrar al correr dependiendo de las pulsaciones de cada uno), mareos, y, sobre todo, una alteración de la acción diurética. Esto se traduce, básicamente, en el aumento de la producción de orina que nos llevaría a la deshidratación.

Print Friendly, PDF & Email