(José Moreno Vela) Hermanos y Hermanas “Pollinicos”, hoy es Domingo de Ramos.

Es nuestro gran día.
El que llevamos esperando durante todo el año con la ilusión y la alegría de disfrutar en la calle de nuestra Estación de Penitencia.

Hoy es el día por el que también durante todo el año hemos trabajado duro, pero con entusiasmo, para ver en las calles de nuestro pueblo a los Sagrados Titulares de nuestra congregación: Nuestro Padre Jesús de la Paz y el Amor y Nuestra Madre Bendita, María Santísima de la Esperanza.

Pero hoy, como consecuencia de la grave situación sanitaria y ante el estado de alarma decretado por la pandemia del Covid-19, hoy no podremos salir a las calles.

Es cierto que no será el Domingo de Ramos que todos hubiésemos deseado, pero sigue siendo Domingo de Ramos.

Por ello, con la tristeza de no poder vivir juntos los maravillosos momentos de nuestro día grande, pero con la fé y la esperanza de saber que todo pasará pronto, me dirijo a vosotros para enviaros este mensaje de ilusión, de cariño y de agradecimiento por la fantástica labor que habéis llevado a cabo durante todo este tiempo.

No olvidéis que hoy es Domingo de Ramos.

Que en nuestros pensamientos el Cristo Pollinico sale a las calles de nuestros corazones a pasear bendiciendo a cada uno de nosotros con su mano alzada, a lomos de un pollino.

Ese Hombre, hijo de Dios Padre, de torso esbelto y de rostro divino que, como todos nosotros, es Pollinico y Alhaurino.

Y sentirla también a ella, Madre, Reina y Señora que pasea majestuosa por el alma de un pueblo al que sonríe coqueta y al que le abre sus manos benditas para darle fuerzas cada día. Para llenarnos de fé y sobre todo, de Esperanza.

Ya queda menos.
Pronto volveremos a vernos.
Y volveremos a trabajar para el año que viene.

Y lo haremos duro, pero con la misma ilusión de siempre, incluso mayor.

Porque el año que viene, cuando llegue el momento, nos abrazaremos llorando más fuerte que nunca, y gritaremos “vivas” hasta quedarnos sin voz a nuestro Cristo y a nuestra Madre, a nuestra niña de ojos de caramelo a la que diremos, con más sentido ese grito de ¡Esperanza, a tus pies!.

Hermanos y Hermanas, recemos porque hoy es nuestro día grande.

Hoy, con más motivo, seamos ejemplo de buenos cristianos.

Recemos porque esta tragedia se acabe pronto.

Recemos por los miles de personas en el mundo que sufren por la pandemia, porque su recuperación sea buena y pronta.

Recemos por aquellos que velan por nuestra salud y por nuestra seguridad.

Y recemos también por el alma de aquellos que no pudieron vencer a la enfermedad.
Todos ellos están ya al lado de Nuestro Señor, dispuestos a esperar todo un año para ver, desde el balcón del Cielo, nuestra procesión.

Amigos y Amigas, hombres y mujeres, niños y niñas todos hermanos, celebrar rezando y sintiendo en vuestros corazones que hoy…
¡¡Hoy es Domingo de Ramos!!.

Que Dios os bendiga.
José Moreno Vela, Hermano Mayor.

MENSAJE DEL HERMANO MAYORHermanos y Hermanas "Pollinicos", hoy es Domingo de Ramos. Es nuestro gran día. El que llevamos esperando durante todo el año con la ilusión y la alegría de disfrutar en la calle de nuestra Estación de Penitencia. Hoy es el día por el que también durante todo el año hemos trabajado duro, pero con entusiasmo, para ver en las calles de nuestro pueblo a los Sagrados Titulares de nuestra congregación: Nuestro Padre Jesús de la Paz y el Amor y nuestra madre bendita, María Santísima de la Esperanza. Pero hoy, como consecuencia de la grave situación sanitaria y ante el estado de alarma decretado por la pandemia del Covid-19, hoy no podremos salir a las calles.Es cierto que no será el Domingo de Ramos que todos hubiésemos deseado, pero sigue siendo Domingo de Ramos. Por ello, con la tristeza de no poder vivir juntos los maravillosos momentos de nuestro día grande, pero con la fé y la esperanza de saber que todo pasará pronto, me dirijo a vosotros para enviaros este mensaje de ilusión, de cariño y de agradecimiento por la fantástica labor que habéis llevado a cabo durante todo este tiempo. No olvidéis que hoy es Domingo de Ramos. Que en nuestros pensamientos el Cristo Pollinico sale a las calles de nuestros corazones a pasear bendiciendo a cada uno de nosotros con su mano alzada, a lomos de un pollino. Ese Hombre, hijo de Dios Padre, de torso esbelto y de rostro divino que, como todos nosotros, es Pollinico y Alhaurino.Y sentirla también a ella, Madre, Reina y Señora que pasea majestuosa por el alma de un pueblo al que sonríe coqueta y al que le abre sus manos benditas para darle fuerzas cada día. Para llenarnos de fé y sobre todo, de Esperanza. Ya queda menos. Pronto volveremos a vernos. Y volveremos a trabajar para el año que viene.Y lo haremos duro, pero con la misma ilusión de siempre, incluso mayor.Porque el año que viene, cuando llegue el momento, nos abrazaremos llorando más fuerte que nunca, y gritaremos "vivas" hasta quedarnos sin voz a nuestro Cristo y a nuestra Madre, a nuestra niña de ojos de caramelo a la que diremos, con más sentido ese grito de ¡Esperanza, a tus pies!.Hermanos y Hermanas, recemos porque hoy es nuestro día grande.Hoy, con más motivo, seamos ejemplo de buenos cristianos. Recemos porque esta tragedia se acabe pronto.Recemos por los miles de personas en el mundo que sufren por la pandemia, porque su recuperación sea buena y pronta.Recemos por aquellos que velan por nuestra salud y por nuestra seguridad. Y recemos también por el alma de aquellos que no pudieron vencer a la enfermedad.Todos ellos están ya al lado de Nuestro Señor, dispuestos a esperar todo un año para ver, desde el balcón del Cielo, nuestra procesión. Amigos y Amigas, hombres y mujeres, niños y niñas todos hermanos, celebrar rezando y sintiendo en vuestros corazones que hoy… ¡¡Hoy es Domingo de Ramos!!. Que Dios os bendiga.José Moreno Vela, Hermano Mayor.

Publicada por Cofradía de la “Pollinica” de Alhaurín de la Torre en Sábado, 4 de abril de 2020

Print Friendly, PDF & Email