Y es que no es nuevo que en La Finca El Portón sea escenario de grandes veladas de música, arte o cultura, hace muchos años, cuando aun nuestros protagonistas lucían su ya casi olvidado manto de pelos cabelludo, ellos, nos deleitaban con tan solo dos guitarras, en mano, con conciertos para pasar bien el mal trago del calor alhaurino.

En ese mismo escenario, todo un símbolo de la cultura alhaurin y malagueña, La Finca el Portón, donde ahora en un marco inmejorable habita la concejalía de Cultura, con Culturalh como emblema del arte en Alhaurín de la Torre, donde en estos últimos días de julio hemos visto pasar artistas de fama internacional del mundo del Jazz, Blue e incluso Big Band, ahí, hace 20 años, actuaban nuestros amigos, Andrew e Isidro.

 

 

 

En el año 94, con todo un mundo de cambios por realizar en El Portón, ya se podía disfrutar del mas variopinto de los carteles, Grupos como “La Fuga”, donde ya hacían sus pinitos los grandes participes del futuro musical de Alhaurín de la Torre, como Pablo y Sebastián García Vega, Música Clásica de Cámara,  con todo un Cuartero Ruso,  por supuesto Jazz, con el grupo  Tune Up de Málaga, y nuestra pareja de Guitarras quienes amenizaban con temas desde Bach, Falla, Albéniz, Granados o el mismísimo Vivaldi.

 

 

 

Tanto Andy, como Isidro, nos contaba como por supuesto el público era mucho menor en número, pero no por ello menos interesado, de echo, se tenían que improvisar sillas de plástico para poder compensar la demanda de seguidores. no existía el auditorio como lo conocemos, por lo que el lugar de actuación era el lateral de la Antigua Casa del Portón, en su lado norte. Estos amigos, en la actualidad con distintos empleos, siguen siendo amantes de la música y por supuesto, La Guitarra, Isidro, entre patrulla y patrulla aun sigue haciendo sus pinitos para el mejor publico y mas exigente, sus amigos y familia, y Andy, quien no solo se limito a tocar el instrumento, pues el mismo llego a fabricar guitarras para los grandes maestros mundiales, como Miles Davis  o Paco de Lucia, actualmente perfecciona su toque con Eléctrica para emular al mismo David Gilmour. Y es que estas noches de espectáculo también fueron un trampolín para ellos, obteniendo actuaciones en diversas localidades andaluzas y otros tantos lugares desde ferias hasta iglesias, como su actuación en Monda, un año después de su “Debut” en El Portón, en la Iglesia Parroquial Santiago Apóstol.