ladron1(A.J. Jiménez) El periodo de verano es la época del año en la que más se suele salir de vacaciones dejando las viviendas solas durante los días que pasamos fuera y, por tanto, relativamente desprotegidas.

En este periodo vacacional es cuando más alto está el índice de robos en viviendas, puesto que los ladrones actúan buscando las viviendas deshabitadas para así poder desvalijar las casas sin temor a que nadie aparezca.

Para evitar sorpresas a la vuelta de este periodo, tan esperado por todos, se deben de tomar una serie de medidas de precaución con las cuales se lo pondremos más difícil a los intrusos que pretendan entrar en nuestro domicilio.

En primer lugar es importante no dejar de cara al exterior de la vivienda señales de que no nos encontramos en ella, ni lo vamos a hacer durante un periodo prolongado de tiempo, como son dejar todas la persianas bajadas por completo ya que no es lo que solemos hacer el resto del año, tenemos que cerciorarnos que las ventanas están bien cerradas pero no bajar del todo las persianas.

No desconectar el timbre de la puerta ya que es señal inequívoca de que no estamos y hemos cortado la luz y si podemos, pedirle al vecino, amigo o familiar que nos recoja la correspondencia y folletos publicitarios del buzón, de esta manera no se verá lleno, ya que éste es otra “pista” de que dejamos el domicilio vacío durante un tiempo.

Algo muy importante es aparentar que la vivienda está habitada, esto lo podemos hacer con unos enchufes de reloj, que podemos encontrar en cualquier ferretería, de modo que enchufamos a ellos una lampara, una radio etc, programándolo para que funcione durante las horas que mas nos interesen, en este caso, radio durante el día y luz durante la noche en periodos de intervalos intermitentes.

Si queremos ser las personas más precavidas del vecindario, lo mas efectivo, es añadir a lo anterior, un sistema de alarma, no teniendo que estar contratado a ninguna empresa de seguridad.  Podemos encontrar estos sistemas que en vez de avisar a la central de alarmas comunican directamente al propietario, en caso de que se produzca alguna intrusión en el domicilio. Estos sistemas son muy eficaces y resultan más económicos.

Otra opción muy útil es la de poner carteles que indiquen que nuestra vivienda cuenta con algún sistema de alarma, eso siempre resulta ser una buena medida disuasoria para los individuos que tengan intenciones de robar.

Estos consejos de fácil adopción, nos pueden ayudar a pasar unas vacaciones más tranquilas y placenteras.

(Policía Local  A.J. Jiménez)

Print Friendly, PDF & Email
Compartir
Artículo anteriorEL PILDORAZO
Artículo siguienteEL PILDORAZO