Superada ya la semana de parón, el grupo V de la Segunda División B vuelve al ruedo. El Kent vuelve a casa tras caer en su visita a Peligros (4-0) a mediados del pasado mes de enero. La racha de cuatro victorias y cinco encuentros consecutivos sin perder son el principal argumento de un equipo que no pierde en Alhaurín de la Torre desde el 20 de octubre contra el Futuro Carmonense (2-3).

3-2 fue el resultado de aquel partido en Melilla entre el Melistar y el Victoria Kent. Tercera jornada y tercera derrota consecutiva de los amarillos, que lograron puntuar por primera vez una semana más tarde ante Bujalance (4-3). Ahora la situación es diferente. De hecho, ambos están mucho mejor tras un inicio más que complicado. Unos que aspiran a jugar la Copa; otros que buscan (y están consiguiendo) mantener una renta cómoda sobre el descenso para, así, no tener que sufrir hasta el final.

El buen hacer del Kent tiene una explicación que se puede comprobar, ratificar y verificar con la estadística y los registros de los goles en contra. Si bien es, con diferencia, el equipo que menos anota con 32 tantos, es decir, 13 menos que Carranque y Bujalance, que son los que siguen a los de Alhaurín en este sentido, en el lado opuesto, ha encajado 52, solo tres más que el propio Melistar -cuarto clasificado- y uno menos que la Coineña -quinto en la tabla-. De hecho, cuenta con la séptima mejor defensa de la competición.

El partido, que se disputará a las 17:00 horas el sábado en el pabellón Blas Infante -por el encuentro de la Challenge Cup entre el Rincón Fertilidad y el Istogu, que se medirán ese mismo día (18:30) y el domingo (11:00) en El Limón-, puede colocar al Melistar en el tercer puesto si el Cádiz Virgili no gana y al cuadro dirigido por Víctor Quintero hasta 11 puntos por encima del descenso, según resultados. De esta forma, los amarillos podrían asomarse de lleno a la zona media de la tabla.

Print Friendly, PDF & Email