El objetivo de este nuevo modelo es mejorar la accesibilidad de los pacientes y permitir la elección directa y adaptada a sus necesidades específicas

El consejero de Salud, Aquilino Alonso, ha explicado hoy en la comisión de salud del Parlamento de Andalucía que se ha iniciado una evaluación de la satisfacción de profesionales sanitarios y pacientes sobre un nuevo modelo de dispensación de agujas para la insulina en oficinas de farmacia, que finalizará el 31 de marzo de 2017. “Una vez finalizado el análisis y si, como se espera, es positivo, se podrá extender el modelo al resto de las provincias andaluzas, comenzando con la provincia de Málaga”, ha dicho.

“El objetivo de este nuevo modelo es mejorar la accesibilidad de los pacientes a las agujas de insulina”, ha explicado Aquilino Alonso, que hasta ahora son suministradas en los centros de salud, y “permitir la elección directa y adaptada a las necesidades específicas de los usuarios, sobre dos modelos de agujas, ambas de calidad contrastada en un estudio desarrollado de forma específica para su valoración”.

Print Friendly, PDF & Email