El katsina fue entregado al jefe hopi y a líderes religiosos de la tribu por el abogado Pierre Servan-Schreiber y Jean-Patrick Razon, de Survival International (no se permitió sacar fotografías de la entrega). © Survival

En una ceremonia histórica que tuvo lugar el fin de semana pasado se devolvió a los hopis uno de sus objetos sagrados,después de que decenas de sus katsinam (‘amigos’) se subastaran en París el pasado mes de abril a pesar de las repetidas peticiones y litigios.

Representantes de la organización de derechos indígenas Survival International y el abogado Pierre Servan-Schreiber devolvieron a los hopis uno de sus katsinam.

Los katsinam tienen una importancia religiosa y cultural para los hopis. Estos se opusieron vehementemente a su venta y solicitaron a la casa de subastas parisina Neret-Minet Tessier & Sarrou que cancelara la puja, dado que dichos objetos tienen un significado sagrado para la tribu.

Después de que la casa de subastas ignorara la petición de los hopis, el abogado Servan-Schreiber de la firma Skadden Arps (París) presentó, en representación de Survival International y los propios hopis, documentación legal para que la venta de los katsinam se paralizara hasta que fuera esclarecida la legalidad de la colección.

Sin embargo, un tribunal de París desestimó todos los intentos de detener la subasta y la venta de decenas de estos objetos sagrados salió adelante el día 12 de abril, en lo que el dirigente indígena LeRoy N. Shingoitewa calificó como una “vergonzosa hazaña”.

Shingoitewa añadió: “Estamos profundamente entristecidos y descorazonados por esta decisión (…) Es triste pensar que los franceses tolerarán que la tribu hopi sufra por los mismos robos religiosos y culturales, denigraciones y explotaciones que ya experimentaron en la década de los años 40. ¿No causaría estupor que artefactos del Holocausto, reliquias papales o manuscritos coránicos fueran subastados… al mayor postor? Yo pienso que sí”.

El actor de Hollywood Robert Redford también había pedido que se detuviera la subasta. “Subastar estos [objetos] sería, en mi opinión, un sacrilegio, un gesto criminal de graves repercusiones morales”, dijo.Durante la subasta, el abogado Servan-Schreiber adquirió un katsina para poder devolver a los hopis al menos uno de sus objetos sagrados. “Es mi forma de decirle a los hopis que solo hemos perdido una batalla, pero no la guerra. Estoy convencido de que en el futuro prevalecerán quienes piensan que no todo está a la venta. Mientras tanto los hopis no lo habrán perdido todo, ya que dos de sus objetos sagrados* se han salvado de ser vendidos”, explicó el abogado.

Stephen Corry, director de Survival International, declaró: “La venta de los katsinam de los hopis nunca hubiera sido posible en los Estados Unidos, gracias a que la ley de este país reconoce la importancia de estos objetos ceremoniales. Es una verdadera lástima que la legislación francesa demuestre tanto atraso. Nos alegra que, al menos, dos katsinam se hayan salvado y puedan ser devueltos a sus legítimos propietarios.”