image

Aqualauro ejecuta dos nuevas tuberías de fundición para reemplazar las antiguas tuberías de fibrocemento. Se mejorará el suministro en Viñagrande, Platero, El Alamillo y Altos de Viñagrande. La inversión es de 47.156 euros   03 de julio de 2013.-   La empresa municipal Aqualauro, dependiente de la Concejalía de Aguas que dirige Gerardo Velasco, está llevando a cabo una doble actuación que vendrá a garantizar el abastecimiento a cuatro urbanizaciones del municipio: Platero, Viñagrande, Altos de Viñagrande y El Alamillo. Se trata de un proyecto que se inició hace ya algunas semanas y que se encuentra en su recta final. La inversión en total asciende a 47.156,20 euros, y las obras en cuestión supondrán la instalación de dos nuevos tramos de tuberías de suministro que suman más de 600 metros de longitud. En concreto, por un lado se ha habilitado una canalización de fundición dúctil de 150 milímetros de diámetro y 310 metros de longitud, que llega hasta Viñagrande. Por otra parte, en estos momentos se está trabajando en la ejecución de otra tubería de 315 metros en la calle El Sauce, en su intersección con la avenida Joaquín Blume. En este caso, entroncará con la red que ya se instaló durante la reciente obra de reurbanización de Joaquín Blume. El grosor es de 100 milímetro y el material también es de fundición dúctil. La puesta en marcha de estas nuevas infraestructuras permitirá anular las antiguas canalizaciones de fibrocemento que abastecían agua a la zona, con lo que se garantiza un servicio de calidad, al eliminarse el riesgo de fugas en la red. La actuación servirá para completar las conexiones de este entorno del casco urbano con los depósitos municipales situados en Pinos de Alhaurín, aunque con alternativas para enganchar con otros pozos y asegurar el suministro en todo momento. El concejal delegado del área, Gerardo Velasco, ha destacado la importancia de este proyecto y ha recordado que para su ejecución se han utilizado los materiales de máxima calidad que hay en el mercado, con la intención de alargar en todo lo posible el tiempo de vida útil de las tuberías, logrando así que el agua llegue en las mejores condiciones a las viviendas.

Print Friendly, PDF & Email