(Francisco Javier Zambrana Durán) Antonio Cayetano Ortega nos desglosó la preparación que hay que realizar para competir en una Maratón Alpina como la de Jarapalos, pero, además de ello, nos desveló sus puntos de vista sobre la situación de este deporte. Sus impresiones, sus creencias sobre el posible futuro cercano, su rutina de nutrición, sus manías, sus entrenamientos semanales, incluso sus secretos más preciados, nos acompañan en este diálogo.

¿Es Alhaurín una capital de Trail?

  • Es algo muy pretencioso. Jarapalos es una carrera muy importante, es una de las que más tiene más importancia. Luego existen otras carreras como Sierra Elvira, la Ultra Trail Valle del Genal, y a nivel de España, pues está Zegama, Penyagolosa, está la Maratón Alpina Madrileña… Es cierto que Alhaurín es muy importante, pero no la capital del Trail.

¿Qué le recomendarías a alguien que quiere comenzar con el Trail?

  • Que no se agobie con los ritmos. Correr con montaña no tiene nada que ver con el asfalto. Mucha gente se agobia con esto. Correr por montaña es correr por sensaciones. Cuando uno empieza debe disfrutar de correr por la naturaleza. Sobre todo, hay que tener mucho cuidado en los terrenos técnicos y no agobiarse por ir más lento que el resto.

Hay que disfrutar, no agobiarse con la posición, ni con el ritmo que uno lleva.

¿Qué hace al Trail distinto del Running aparte del terreno por el que se practica?

  • Aparte del terreno y del ritmo, creo que el Trail se diferencia por el compañerismo. En las carreras de asfalto, la gente corre y conoce a alguno, pero en el Trail hay compañerismo. Durante la carrera se saluda, se comenta la jugada, etc. Es muy diferente al asfalto.

Las personas se ayudan en carrera si hay algún problema… Hay mucho compañerismo y eso se agradece.

Si hay lesiones cuando estás corriendo, ¿sigues o decides parar para prevenir?

  • Si cuando estás corriendo ves que estás lesionado, hay que irse al puesto de avituallamiento más cercano y retirarse. No aconsejo para nada a nadie que siga corriendo, porque eso a la larga puede dar lugar a una lesión aún más grave y quedarte sin correr mucho más tiempo.

Si no es una lesión grave, como un arañazo o una torcedura, puedes seguir. En cambio, si ves que estás con un problema físico, vete a casa, que carreras hay muchas.

Antonio en uno de sus entrenamientos por montaña. / Fuente: Antonio Cayetano Ortega Orozco.

¿Es más propenso este terreno para tener lesiones?

  • Eso es una buena pregunta. En una de las carreras de las que más me ha costado recuperarme es de la Maratón de Málaga, porque es asfalto. Todo lo que sea asfalto termina por destrozarte las piernas, aunque lleves unas buenas zapatillas.

Ahora bien, correr por montaña tiene su peligro. Lógicamente, cuando te adentras en zona de mucha piedra puedes resbalarte, caer, abrirte brechas, etc. Pero lo bueno es que el terreno no es tan duro, porque los músculos no se resiente en una pista forestal.

Por un lado, sí, se tienen más lesiones porque puede haber más caídas que en asfalto, pero el terreno es menos duro y los músculos se resienten menos.

¿Qué miras más del reloj al correr? ¿Pulsaciones? ¿Kilómetros realizados? ¿Tiempo?

  • Como dije en la anterior entrevista, corro por sensaciones. El pulsómetro nunca lo llevo puesto en carrera, y el ritmo tampoco lo llevo. Muchas veces lo que miro, y resultará raro, son los metros de desnivel positivo que llevo. Los kilómetros que llevas son importantes, el tiempo que llevas es importante, efectivamente. Pero es mucho más importante el desnivel que llevas hecho.

Una carrera como Jarapalos tiene 2.800 en positivo y llevas 1.000 metros y vas reventado, y todavía te quedan 1.800 metros por subir, pues no va bien. Así que, suelo mirar mucho el desnivel positivo.

¿Corres normalmente en grupo o en solitario?

  • A mí me gusta correr en solitario. Bueno, si tengo un entrenamiento suave, o de vez en cuando, claro que me gusta correr con mis amigos y hablar con cada uno. Pero si estoy en un entrenamiento específico o de carrera, sí que me gusta correr solo.

Me conozco muy bien y sé cuando tengo que apretar, cuándo tengo que estar más tranquilo, cuando tengo que recuperar… Prefiero no depender de nadie y que nadie dependa de mí. Prefiero correr a mi ritmo, solo, que es, en definitiva, lo que a mí me gusta.

¿Tomas geles para mejorar el rendimiento en los entrenamientos?

  • Nunca, nunca, nunca tomo geles en entrenamientos. Hay entrenamientos de dos, tres horas en los que solo bebo agua. Me gusta acostumbrar al cuerpo a darle caña para que aguante el tema de la comida, y para que, luego, en las carreras, me tome un gel, me haga el efecto que me tiene que hacer.

Si llevo algo son algunos orejones o algunos dátiles, pan de higo… Pero lo que son geles, nada.

Finalmente, ¿qué aporta el Trail a la vida de una persona?

  • A mí, correr por el monte, o el Trail, lo que me aporta es principalmente un bienestar. Me elimina los pensamientos negativos, me hace tener pensamientos positivos de mi vida…

Yo comencé a correr cuando me quedé en desempleo. Un día decidí salir a correr por el paseo marítimo, y ya las cosas las veía de otra manera. Poco a poco correr ha sido para mí un revulsivo de ver la vida de manera positiva. Siempre que estoy un poco agobiado o estresado por el trabajo, corro y hago mis entrenamientos, y llego a casa nuevo.

Es una terapia que me ayuda, digamos, a enfocar la vida de una manera positiva y a estar siempre proactivo.

¿Cómo sería uno de tus entrenamientos?

  • Lunes y miércoles: Dos horas de bicicleta en los que realizo 30 kilómetros. A la semana salen 60 kilómetros.
  • Miércoles y jueves: 10 o 12 kilómetros de carrera.
  • Fin de semana: Dos horas el sábado y tres horas el domingo. – 50 kilómetros.
  • Total: Son 70-80 kilómetros corriendo y 60 kilómetros en bicicleta. Aparte voy y vengo en bicicleta a Torremolinos. Finalmente, terminan saliendo 120 kilómetros en bicicleta.
  • Extra: Me gusta mucho saltar a la comba, y es algo que hago cada día. Un cuarto de hora saltando.
Print Friendly, PDF & Email