image

En marcha dos nuevas obras que mejorarán las infraestructuras en el entorno de la travesía urbana, frente al Parque Oriental Bienquerido, y en Retamar, en la confluencia de las calles Santa Mónica y Catamarán, para evitar inundaciones y balsas de agua

El servicio municipal Aqualauro, dependiente de la Concejalía de Aguas que dirige Pablo Montesinos, tiene en marcha dos nuevas actuaciones dentro del plan que se viene ejecutando para mejorar la red de pluviales y aumentar así la capacidad de evacuación del agua de lluvia. Una de ellas es la que se lleva a cabo en la confluencia de las calles Santa Mónica y Catamarán, en la urbanización de Retamar, cerca del límite con Santa Clara, y con la que se busca prevenir inundaciones y balsas de agua en la zona.

Las obras se encuentran ya muy avanzadas y consisten en la instalación de una tubería de pluviales de 800 milímetros, complementaria a otras mejoras recientes en ese mismo sector. Durante la ejecución de los trabajos, el tráfico de vehículos se ha visto ligeramente afectado. Por otro lado, Aqualauro también acomete la instalación de nuevas rejillas con buzones, conectadas con el embovedado del arroyo Bienquerido, en la travesía urbana, a la altura del Parque Oriental Bienquerido.

Mediante este proyecto se busca evacuar cerca de 6.000 litros por segundo del agua pluvial que llega por la travesía desde la zona de Cortijos del Sol y de la calle Moriles de la urbanización El Lagar. De esta forma, se busca prevenir en un futuro, cuando se producen lluvias torrenciales, que el agua salte por el acerado de la travesía y llegue hasta las calles Galeón y Goleta, el colegio Algazara y el IES Galileo.

Estos proyectos se enmarcan dentro del plan que viene ejecutando Aqualauro en todo el sistema de pluviales del casco urbano, para mejorar su funcionamiento en aquellos puntos que presentan más incidencias en caso de fuertes precipitaciones. El alcalde, Joaquín Villanova, ya avanzó que se dará prioridad a aquellos trabajos de carácter preventivo para evitar que el agua afecte a viviendas y edificios públicos, mediante la ejecución de nuevas rejillas, canalizaciones e infraestructuras, principalmente en las zonas de Cortijos del Sol, Capellanía o Retamar, entre otras. Recientemente ya se han realizado obras de este tipo en Retamar, en el entubado del Arroyo del Gato a la altura de Fuensanguínea y en la urbanización Finca San Francisco.

Otra de las actuaciones más importantes que está en marcha es la que se desarrolla en el entorno de la rotonda de Cortijos del Sol y Capellanía, concretamente en el cruce con las calles Joaquín Turina y Maestro Rodrigo. Allí se están instalando otras tuberías nuevas de 800 milímetros de diámetro y una serie de rejillas, además de la conexión de las redes de las citadas calles con las de la avenida de Málaga. El proyecto servirá para multiplicar por cuatro la capacidad de evacuación en ese punto.

Print Friendly, PDF & Email