(Jmm Caminero) Esta serie de publicaciones, bajo el epígrafe de Humor-Cómic, la mayoría muy lejanas ya en el tiempo, intentaron reflexionar con estos dos subgéneros, en aspectos literarios, filosóficos, estéticos, metafísicos, existenciales, vivenciales. Es decir, utilizar un instrumento como el humor y el cómic para intentar entender la realidad humana.

Por vicisitudes de la existencia, diríamos que quedaron paralizados, aunque el humor gráfico, fue el primer subgénero, que publicaron en un periódico en papel hace más de treinta años. Como en toda la producción realizada por este autor, todas forman parte o son un cuaderno más de la obra Cuadernos o Cuadernos de la Mancha.

De las partes o cuadernos que han sido dadas al público, en forma de emisión periodística o en formato libro, sea en papel o en digital, podríamos indicar, que han tenido los siguientes subtítulos: Humor, I, de JMM con D.l. Cr-1171-1986. También con el título: Cómics. Mercado, I de JMM con D.l.-Cr‑1068-2015 en un Cd. Y también Cómics. Oráculo de Delphos, I de JMM con D.l.-Cr‑332-2014.

Como siempre son publicaciones, muy modestas, con muy pocas copias, gratuitas.

– Al final, olvidamos que un libro con hojas de oro, y un libro con páginas fotocopiadas, son ambos igualmente libros, porque sean las páginas de oro o de papel, existe una realidad que es el texto y el contenido. O dicho de otro modo, que ambas realidades, son libros, legalmente constituidos, si en la actual legislación vigente, tienen depósito legal.

Realidad que hay que recordar, porque las verdades simples se olvidan, y que un libro equis, es tan libro, si se han hecho diez copias, como si se han publicado un millón de ejemplares. O si el autor, es desconocido, y su trabajo cultural, y todos saben o desean o presumen, que su producción cultural será perdida y destruida por las manos humanas y los avatares de la existencia, ese es tan libro como el otro, aunque saben que pasará a la memoria cultural humana, y seguirá estudiándose dentro de mil años.

Todas estas simplezas, diríamos axiomas o principios, que el saber popular, diría que son de Perogrullo. Todas estas realidades se olvidan. Cómo también, que la historia ha mostrado y demostrado, hasta la saciedad, que hay producciones culturales, que en el momento de su creación, apenas son valoradas, y cien años después, son geniales.

Ciertamente, ocurre, que solo podrá ser reevaluado, revisitado, reestudiado, aquellas producciones culturales, que sean capaces de soportar cien o trescientos años. ¿Y qué sucede? Que la inmensa mayoría, a no darle importancia sus coetáneos, al final, ni los mismos autores las valoran, menos sus descendientes, al final, se pierden o se destruyen.

En definitiva, de mil páginas de un autor, por ejemplo, quedan cincuenta. Y con esa cantidad no es suficiente para percibir todo el trabajo y toda la realidad cultural.

– En la producción cultural del Humor y del Cómic, donde está inserta en esta obra, que hemos denominado Cuadernos o Cuadernos de la Mancha, se intenta analizar, con dibujos o líneas, pero también con palabras, aspectos esenciales y existenciales, vivenciales de la actividad humana, interior y exterior.

Ciertamente, algunas páginas de humor gráfico o de cómics, están muy alejadas ya en el tiempo. Es decir, se realizaron hace décadas. Es una actividad, que siempre he deseado volver a realizar, y algo se ha construido después, pero poco. Incluso ahora, me digo y me pregunto si  debería continuar. Y volver a esa unión entre humor gráfico y potencialmente algún periódico digital. Pero ya me resulta difícil poner la cabeza en esa posición y perspectiva mental.

Diríamos que ya la mente-conciencia-psique-cerebro, está a y en otro nivel de acercamiento a la realidad. Cosa enormemente importante, diríamos que no solo captamos lo real, o lo que creemos real, sino de algún modo, tenemos una perspectiva-dimensión psicomental, que orienta ese esfuerzo de ver-percibir-sentir-pensar-ser, diríamos es un sistema apriorístico enorme, que de alguna manera nos supera, y que está más allá, más dentro, está más esencialmente incrustado en nosotros, que lo que el genial Kant nos indicó.

– Bueno es, como parece ser, se está realizando, que algunas iniciativas, de recoger, datos y si es posible, obras de toda la historia de las viñetas, de las historietas, de los tebeos que se han realizado en nuestra geografía. Bueno es, que existan varios museos sobre el humor gráfico y sobre el cómic. Bueno sería, que se continuase con esta labor, se extendiese en cantidad, es decir, más museos y fundaciones sobre esta temática, este arte, que algunos ya le ponen número y lo clasifican como un arte más.

Pero sobretodo que se valore, lo modesto y lo humilde, el pequeño dibujo de humor, la pequeña viñeta de historieta, y quizás la pequeña firma, sin demasiado renombre de cientos o de miles de autores, que han respirado-plantado, come el aire-árbol de y en un pequeño lugar perdido en el mundo o en Europa.

¡Porque lo pequeño, suele ser grande, y lo aparentemente grande pequeño! ¡Paz y bien!

http://www.facebook.com/cuadernossoliloquiosjmm  © jmm caminero (19 julio-01 sept. 2019 cr).

Fin artículo 1.775º: “Humor-Cómic”.

Print Friendly, PDF & Email