(Jmm Caminero) Existen corrientes de opinión, y por consecuencia ideológicas, que expresas que existen fuerzas externas a Europa e internas, que tienen como fin, dividir y secesionar Estados Nacionales actuales, para así de ese modo construir unos Estados Unidos de Europa más fácilmente…?

¿O dicho de otro modo, que los veintiocho Estados que forman la Unión Europea, actualmente veintisiete, en un plazo de tiempo corto, puedan convertirse en una docena más, es decir, en unos cuarenta, por secesión de Estados actuales, como España, Italia, Gran Bretaña, etc.?

– Desde el ámbito de la estrategias y tácticas políticas, ni de las organizaciones político y económicas, ni desde otros planteamientos tocaré estos temas, solo rozaré este pequeño y modesto análisis, pero si, expresaré algunas pinceladas, desde la filosofía de la política y desde la filosofía de la historia e Historia.

Ya Carlomagno, mostró y demostró, que era necesario para la estabilidad de su imperio, crear marcas. Dichos territorios serían, diríamos los grandes diques ante las eventualidades exteriores.

Roma, en todo su apogeo, en su inmensidad, tenía un defecto estratégico, es que disponía de muchas fronteras, es decir, no tenía suficientes marcas. Y debido, a este tipo de factor y a otras variables, ya sabemos lo que sucedió.

Si Europa, de verdad, quiere ser, unos Estados Unidos de Europa, debe intentar, que todos sus puntos difíciles y débiles, todas sus fronteras, con problemáticas especiales, dadas a presiones externas graves, sean los más fuertes posibles, para que así de ese modo, el núcleo de Europa, Centroeuropa, tenga estabilidad suma, y a si mismo, la estabilidad del centro se reparta por las periferias o extremos.

La primera y la segunda guerra mundial, cierto, en una situación diferente, mostró y demostró este principio. Europa, al ser una península tiene una enorme cantidad de fronteras, no sucede lo mismo con Estados Unidos, que está encajonado entre dos océanos, y el Norte no es problema, y algo, algo diríamos el Sur.

Por lo cual, si existe, de verdad voluntad, que se formen, seria y profundamente los Estados Unidos de Europa, y si existe voluntad en Norteamérica que estos se formen y conformen, lo antes posible, porque no existe tanto tiempo, es necesario, que lo hagan lo antes posible, y que no se entre en un proceso, que aún más se divida Europa, los actuales Estados, sino que se unan definitivamente en un Único Estado Europeo.

Es más, pienso que para los avatares del futuro, para la misma supervivencia de Estados Unidos de América, necesitan a medio plazo, no solo a Gran Bretaña como socio preferente, que ya con el Brexit lo han conseguido, sino una Europa Unida y Fuerte, y cohesionada con los mismos Estados Unidos de América, una especie de bastión, de gran marca al Este de Estados Unidos, que sea el parapeto para todas las presiones de todo tipo que puede que surjan, que ya se perciben en el horizonte que pueden venir y devenir.

– A mi modesto, entender y comprender, es un error táctico y estratégico, a y en todos los sentidos, quien haya diseñado, que la unidad de Europa, que tiene que ser lo antes posible, porque el tiempo se nos termina, pasa por secesionar la Península Ibérica, que ya la conforman en dos Estados, a corto plazo, se conviertan en tres o cuatro o cinco Estados, y de hecho, se cree una cadena o la estrategia del dominó, que otras zonas de Europa hagan lo mismo.

Porque al final, habríamos perdido un tiempo esencial que se necesita, quizás, una generación o más, veinte o treinta o cuarenta años, y después, aunque parezca contradictorio, cada nuevo Estado, con identidades nuevas, surgirán presiones de todo tipo, ante la totalidad de los futuros Estados Unidos de Europa, porque si no han sido fieles con los Estados que estaban unidos, durante siglos, en algunos casos, no lo van a ser con la Nueva Entidad, además de presiones y problemas con otros territorios del antiguo Estado. Sus antiguos Estados que son los que les han permitido ser y estar durante siglos. Es decir, se pueden balcanizar regiones de la misma Europa.

Sin tener en cuenta, que existen en todas las fronteras de Europa, enormes presiones de todo tipo, culturales, ideológicas, económicas, sociales, demográficas, históricas.

– Para terminar y no cansar más, dicen que existen no solo presiones dentro de Europa, para secesionar los actuales veintisiete Estados que lo forman y conforman, sino además, que existen grupos de presión externos, que dicen vienen del mismo Occidente, no solo de otras zonas del mundo, para que nos dividamos en entidades políticas más pequeñas, porque así creen que será más fácil formar el puzzle, es decir, destruir para después construir, crear piezas más pequeñas, aunque en más cantidad, para después formar una unidad Superior más fácil.

Pero bajo mi modesto entender y comprender, es un grave error, porque existe el tiempo, Europa no dispone de tanto tiempo, para formar un Estado en sentido estricto y serio. Y, creo, modestamente, que Alemania y otras potencias de centro Europa, junto con Estados Unidos de América, debe ser consciente, que o hacemos Europa como Estado en los próximos veinte años, en la actual generación, o quizás, después ya será demasiado tarde… Destruir o secesionar para después construir, un enorme puzzle, pienso que es un riesgo enorme de mentes, que se creen casi Dios, estén en las praderas de Norteamérica o estén en las meseta de Europa…

Los grandes grupos ideológicos o grupos de presión, que estén diseñando este plan, o que lo hayan hecho, de formar o conformar más de veintisiete Estados en Europa, en un plazo corto de tiempo, para después unirlos en un único Estado, suponiendo que ese sea el fin que quieran de verdad, han caído, todos sus diseñadores de geoestrategia social y política y económica y de defensa en un grave error. Error, que quizás, sean conscientes, cuándo sea demasiado tarde. A Europa, es absolutamente necesaria, si queremos sobrevivir, formar y cerrar ya definitivamente, la última fase de la Unión, pero ya es ya.

Y, a Estados Unidos de América, tiene enormes horizontes de incertidumbre en el futuro, le interesa tener un socio fuerte en su Este, para de ese modo, vivir y sobrevivir. Porque, lamento decir, si Europa no se conforma en unos Estados Unidos de Europa, ya, es decir, en los próximos quince o veinte años no lo hace, el horizonte de los mismos Estados Unidos de América, y, del mismo Occidente, se llena de más incertidumbre, porque tendría que hacer frente potencialmente a muchas variables que no puede controlar solo, a muchas presiones mundiales que no será capaz de resolver solo…

Bien harían, los grandes ideólogos de estos problemas, que existan en Norteamérica y en Europa, que quieren secesionar Europa en más trocitos nacionales, que piensen mejor lo que han diseñado o están llevando a cabo, porque no tienen suficiente conocimiento de Europa, ni del mundo. Nosotros que llevamos aquí, siglos y siglos de enfrentamientos y de sufrir presiones en todas las fronteras de Europa, lo sabemos y conocemos hasta la saciedad. Paz y bien para la humanidad.

http://articulosperiodisticosjmm.blogspot.com.es      © jmm caminero (03 febr.-13 marz 2020 cr).

Fin artículo 2.030º: “¿Cómo construir los Estados Unidos de Europa?”.

Print Friendly, PDF & Email