(Jmm Caminero) Sintetizar en una frase con una docena de palabras un estado de la mente y un estado de la realidad externa a la mente, y que sea verdadera y bondadosa y útil, y además, refleje multitud de aptitudes-actitudes-vivencias-existenciales de posibles seres humanos, creo sencillamente que es imposible, pero es nuestra obligación como organismos racionales y, esperemos espirituales, no solo corporales, intentar encontrar formulaciones lo más precisa sobre multitud de aspectos de lo real, tanto interno como externo, tanto en esa dialéctica de lo interior-exterior, interioridad-exterioridad, del individuo-colectivo, de lo uno-múltiple, de la persona-sociedad-cultura, de lo inmanente-Trascendente.

Aquel día le dolía una pierna, cansada ya de los años, le dolía el alma, veía que su sociedad-país se estaba encaminando hacia un suicidio sociopolítico, y él, detrás del muro de una aldea-barrio-pueblo-localidad-ciudad no podía hacer nada o casi nada. Recitaba frases que a nadie o a casi nadie alimentaba, endulzaba, sugería. Veía como una sociedad iba hacia la pendiente de la decadencia-debilidad-vulnerabilidad-incertidumbre, y en la debilidad-vulnerabilidad, aparecen multitud de males. Abrió su puerta y se encaminó hacia la tasca-bar-chiringuito-taberna y allí frente al periódico de noticias de pájaros en tinta negra, y en la otra mano su bebida, negra en esa ocasión, con un churro alargado intentaba encontrar una frase que aliviara el posible sufrimiento del futuro, se volviese al beso de la paz de uno mismo en y con la sociedad.

– La soledad del que piensa y busca mayores trozos de verdad y de bondad en las palabras, en sus gestos, en sus actos, en sus miradas. La soledad de la verdadera utilidad.

– En mundos que se han perdido tantos sentidos del ser-existir-estar, se endereza a los individuos-grupos-colectivos-sociedades hacia ideales sociopolíticos, que los identifican como individuos y grupos, es pastorear a las personas-colectivos hacia determinados fines-metas sociopolíticas. Parece que al principio favorecerán, pero después a medio plazo será peor para todos.

– Tú, siempre modestamente intentando hacer el bien, y tú, tantas veces, recibiendo ninguneos, maledicencias, zancadillas… Y ellos o ellas pasan por buenos, y tú, tú por malos.

– Dividir un Estado y sociedad, que lleva siglos unido, que es democrático y constitucional y está situado en el Estado de derecho y del bienestar, sería o es, un mal enorme, dividir una mano con cinco dedos en cuatro dedos independientes es un mal a medio y largo plazo de tiempo.

– Es un misterio que sean las regiones más desarrolladas e industrializadas, las que quieren secesionarse del Estado y separarse del todo, y dejar a las regiones menos industrializadas y desarrolladas a su suerte del tiempo y de la historia.

– En un Estado que lleva siglos unido como Estado, ninguna región se ha industrializado más, sin las aportaciones del resto de los territorios y del Estado durante generaciones y siglos. Es como una industria familiar, que el hijo más listo y rico, se independiza de los demás, y se lleva para él la parte más importante de la industria familiar heredada-hecha-construida durante siglos.

– ¿En un mundo globalizado con miles de millones de seres humanos, querer o desear formar o constituir Estados de quince millones de personas, no es una locura…?

– Cómo los árboles estás atado a la tierra y al tiempo y a la sociedad y a la cultura y a la geografía y a la historia.

– ¿Qué hacer si tú crees que parte del pueblo ha caído en una especie de semilocura colectiva?

– Distinguir entre lo conveniente y lo necesario, entre lo esencial y lo accidental, entre lo justo y lo no justo, entre la acción y la omisión.

– Nos han llenado y nos hemos llenado de deseos-pasiones-emociones-sentimientos y de necesidades de todo tipo, que dentro de nosotros formamos-conformamos una guerra enorme de nosotros mismos con nosotros mismos.

– No encontrarás a nadie o a casi nadie, que esté contento consigo mismo, que esté contento con la sociedad-época-tiempo-cultura.

– Encontrar la paz contigo mismo y en ti mismo, en tu sociedad-ambiente, no dejar de aspirar a desarrollar tus capacidades y tus talentos, pero hacerlo con mesura y racionalidad y prudencia.

– No tienes que para aspirar a más, ir pisando a nadie.

– Comparamos todos los deseos y necesidades que tenemos dentro, con todo lo que tiene el que está al lado, o emerge por la televisión y al compararnos, nos sentimos tristes y humillados, porque la otra persona tiene algo que tú no tienes. Y olvidas que posiblemente esa otra persona o el resto de la sociedad carecen de cosas que tú si tienes.

– Encontrar el equilibrio entre aspirar a desarrollar más los talentos y las capacidades y al mismo tiempo, conformarse con lo que se es y se tiene. Encontrar ese equilibrio es muy difícil.

– Todo el día, todo el año, todos los años desde el nacimiento se te está bombardeando con miles y docenas de miles de ideas, conceptos, deseos, pasiones, emociones, imágenes, posibilidades que es imposible que ninguna persona tenga todas, que ningún individuo encuentre el equilibrio dentro de si mismo. La solución no es marcharse de la sociedad, sino encontrarse-habitarse de forma correcta a si misma. Aspirar a desarrollar las capacidades-talentos-potencias de uno mismo, sin obviar-olvidar que nadie es la mujer o el hombre cien.

– Sé prudente, existen muchos seres que si pueden se aprovecharán de ti, te podrás sonreír o no, pero para muchos seres humanos no eres una persona sino eres un objeto.

– No todo el mundo es malo, ni todo el mundo tiene maldad, ni es malo en todo, ni es malo con todas las personas, ni es malo en todas las ocasiones. Ni es bueno siempre.

– ¿Vivimos en un mundo de personas que están perdidas, están dentro o fuera de la caverna de Platón, pero perdidas y entristecidas y angustiadas? ¡La solución no es irse a oriente, no es alejarse de la sociedad, no es hacerse ermitaño en un monte perdido, no es rechazar a la sociedad-cultura, simplemente cumplir con tus deberes y derechos de forma más racional y más sosegada y más moral…!

– No solo te fijes en la tristeza del mundo, sino en la alegría del mundo.

– Cada persona arrastra en lo más profundo sus anhelos y sus temores.

– Muchos males nacen en las personas, por creerse superiores a los demás, por creerse inferiores a los demás. No te sientas-creas-pienses superior a los demás, ni inferior a los demás, en unos factores-variables-realidades-potencias estarás por encima, en otros por debajo, en la mayoría en la media…

El de Portoplano después de unas horas de silencio-soledad-reflexión-meditación-ensimismiamiento-pensamiento volvió en silencio tranquilo y sosegado, con un dolor de la pierna, por las calles de su localidad, de su interioridad, y antes de que el máximo de calor empezase a despertar en el paisaje se incrustó en su cueva-casa-hogar-vivienda. Esperando que otras horas atravesasen su intersección entre su cuerpo-mente-alma. Al final todo es cuestión de combinar de forma correcta substantivos-verbos-adjetivos…

http://filosliterarte.blogspot.com.es   © jmm caminero (12 agosto-27 octubre 2017 cr).

Fin artículo 975º: “Antipalabras de Juan de Portoplano”.

Print Friendly, PDF & Email