image

(Junta de Andalucía) Una red de 700 profesionales ofrece formación a formadores y recursos a las familias para prevenir y controlar la obesidad infantil   Un total de 159.670 alumnos se han beneficiado durante el curso escolar 2012-2013 del ‘Programa de Alimentación Saludable y Ejercicio Físico en la Escuela’ que desarrolla la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales en colaboración con la Consejería de Educación, Cultura y Deporte. Así lo ha dado a conocer la consejera del ramo, María José Sánchez, durante una rueda de prensa en la que ha informado sobre las líneas de actuación del Plan Integral de Obesidad Infantil (PIOBIN) que se desarrolla en Andalucía desde 2007.   Sánchez Rubio ha recordado que la obesidad -una epidemia mundial tanto por el volumen de personas afectadas, como por las previsiones de crecimiento futuro- constituye “un problema especialmente preocupante en el caso de los niños y niñas”.   De hecho, según los últimos estudios realizados (Encuesta Andaluza de Salud de 2011), el 40% de los niños y el 36% de las niñas menores de 15 años tienen exceso de peso. Asimismo, durante el primer semestre de 2013, en los centros de atención primaria andaluces se han diagnosticado problemas de exceso de peso a un total de 37.161 niños y niñas con edades comprendidas entre 6 y 14 años. Los datos también revelan que sólo la mitad de los niños andaluces come frutas y sólo el 27% ingiere verduras diariamente. Frente al escaso consumo de frutas y verduras, más del 90% de los menores consume cuatro raciones de dulces y golosinas y el 92% toma refrescos y bebidas azucaradas cada día. Además, el 26% de la población infantil no realiza ningún ejercicio físico y el 37% pasa dos horas diarias viendo la televisión.     Además de problemas de salud -como hipertensión, diabetes, patologías osteomusculares y cardíacas, síndromes metabólicos, algunos tipos de cáncer o trastornos del sueño – la obesidad infantil conlleva también desigualdad, pues es más prevalente en los grupos socioeconómicos más desfavorecidos y en los menores con discapacidad, por lo que se trata de un problema que requiere de un “tratamiento transversal e integral con diversas herramientas”, en palabras de la titular del ramo.   Programa en la Escuela   Así, en el marco del PIOBIN, el ‘Programa de Alimentación Saludable y Ejercicio Físico en la Escuela’ tiene como objetivo favorecer una alimentación sana y equilibrada y fomentar la práctica de actividad física de los alumnos y alumnas de educación primaria.   Para el desarrollo del Programa de Alimentación Saludable en la Escuela, los centros educativos disponen de materiales y recursos didácticos y son los profesores los encargados de implementar de manera transversal, y en colaboración con profesionales sanitarios, las actividades propuestas en el currículo educativo. Además de actividades en el entorno escolar, se desarrollan actuaciones con las familias.   Concretamente, el Programa de Alimentación Saludable en la Escuela se compone de cuatro unidades didácticas en las que se tratan los alimentos como fuente de nutrientes, la pirámide de la alimentación, las ‘chuches’, y el desayuno. También cuenta con una unidad didáctica para el fomento de la actividad física. Todo este material está disponible, en formato interactivo, en la web de la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales.   Los centros educativos adscritos de manera voluntaria a este programa ascienden a 1.075, de los cuales 301 lo han hecho por primera vez en el curso 2012-2013. Esto supone que cuatro de cada diez centros públicos de educación primaria han realizado las actividades incluidas en este programa.   Por provincias, el total de centros participantes en el programa se distribuyen de la siguiente manera: Almería (115), Cádiz (170), Córdoba (140), Granada (116), Huelva (60), Jaén (97), Málaga (176) y Sevilla (202), mientras que el alumnado lo hace así: Almería (19.269), Cádiz (21.246), Córdoba (16.190), Granada (15.226), Huelva (8.881), Jaén (12.922), Málaga (32.227) y Sevilla (33.709).   Comedores Saludables   Los centros escolares que participan en este programa cuentan también con otros recursos complementarios, como la web Comedores Saludables (http://www.comedoressaludables.org/) en la que se ofrece a la ciudadanía información y consejos sobre menús saludables, programación de menús e incluso un servicio de consulta sobre la calidad de los menús planteados. Asimismo, a través de esta web, se puede resolver dudas sobre la alimentación saludable para personas diabéticas o celíacas, entre otras.   Esta web nació en 2007 para asesorar a los padres y responsables de comedores escolares sobre pautas de alimentación equilibrada para niños y adolescentes. Posteriormente, se incluyó este servicio para personas con discapacidad y para personas mayores. El principal objetivo de este portal, que cuenta con la colaboración de la Sociedad Andaluza de Nutrición Clínica y Dietética (SANCYD), es ofrecer información a los responsables de los menús de manera que sean equilibrados y cubran las necesidades alimenticias de estos grupos de población.   La web incorpora un servicio de asesoramiento para que los responsables de los centros pueden hacer consultas a un equipo de nutricionistas de la SANCYD.  Así, durante 2012, el equipo de nutricionistas recibió un total de 60 consultas y realizó 870 asesoramientos sobre menús. En el primer semestre de 2013, se han realizado 135 asistencias a centros escolares.       Lactancia materna   Durante su intervención, la consejera ha expresado la necesidad de “combatir la obesidad desde todos los frentes y en todas las etapas de la infancia, incluso desde el nacimiento”.   En este sentido, Sánchez Rubio ha recordado la celebración de la ‘Semana de la Lactancia’, una forma de alimentación natural y que previene la obesidad, y que por tanto también centra los esfuerzos del Plan de Obesidad Infantil. Para ello, los centros sanitarios acogen actividades de concienciación y de formación para que las madres conozcan cómo realizar la lactancia de la forma más adecuada para ellas y sus hijos. En concreto, más del 90% de los centros sanitarios vienen realizando actividades individuales y colaboran con los grupos de apoyo a la lactancia.     284 millones de pasos   Con el objetivo de fomentar el ejercicio físico entre los menores y sus familias, para combatir el sedentarismo y prevenir la obesidad, el proyecto Por un Millón de Pasos se ha sumado al entorno familiar y educativo. Concretamente, un total de 16.226 menores y 2.939 padres y madres de 154 centros educativos públicos de Andalucía han dado juntos 284 millones de pasos durante el curso escolar 2012-2013. Además, este curso, se han adherido al proyecto diferentes escuelas infantiles, institutos de Enseñanza Secundaria, centros de menores y centros Guadalinfo.   Red de profesionales   Con el fin de favorecer la participación de los profesionales sanitarios en la prevención y el control de la obesidad infantil, el PIOBIN, en colaboración con la Escuela Andaluza de Salud Pública, puso en marcha en 2011 una red de profesionales que ya cuenta con 700 profesionales en toda Andalucía, de los que el 78% pertenecen al ámbito de la Atención Primaria y 13% a Atención Especializada.    La actividad de esta red, denominada Red de la Sandía, se centra en compartir ideas, experiencias, recursos y preocupaciones sobre el manejo de la obesidad infantil, así como en proporcionar formación a formadores sobre el control de la obesidad, y reorientar y desarrollar el abordaje de la obesidad infantil en Andalucía.   Así, la red de profesionales cuenta con una plataforma virtual (http://www.lareddelasandia.org/) que, desde agosto de 2011 hasta junio de 2013, ha recibido más de 8.000 visitas para consultar recursos, o intercambiar opiniones con otros participantes a través de las líneas de debate abiertas acerca de cuestiones relacionadas con la obesidad infantil.   Por otra parte, la red desarrolla una estrategia de formación de formadores, que combina la formación presencial y la virtual, a través de la cual más de 100 profesionales se han podido formar durante 2012. Actualmente existen tres actividades de formación activas dirigidas a 150 profesionales. A ello se suma un programa de formación en los centros sanitarios que ha llegado a 785 profesionales durante el primer semestre de 2013.   La Red de la Sandía trata de ser también un recurso para las familias preocupadas por los estilos de vida de sus hijos o por su exceso de peso. Para ello, se ha habilitado una sección orientada a las familias donde éstas pueden encontrar recursos para llevar una alimentación saludable, aumentar la práctica de ejercicio físico y establecer cambios en su dinámica familiar, que les permitirá ayudar a sus hijos a prevenir el exceso de peso o a manejarlo de forma adecuada si ya lo presentan. En concreto, ya se han producido 185 consultas a los recursos ofertados por la red por parte de las familias.   La Red de la Sandía ha sido reconocida un Accésit en la última convocatoria de los Premios de la Estrategia NAOS (Estrategia para la Nutrición, Actividad Física y Prevención de la Obesidad) del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.