El genial pianista gaditano hechiza al público en una brillante actuación, en la que presentó su último trabajo: ‘Flamenco Sketches’, nominado a los Grammy y donde versiona al mítico artista norteamericano. Moscatel Jazz Band actuó como grupo telonero dentro del primer concurso de talentos

Los sonidos de jazz y flamenco salidos del piano de Chano Domínguez hechizaron anoche Alhaurín de la Torre en el primero de los conciertos del Festival Portón del Jazz 2013, que cosechó un gran éxito de público, que prácticamente llenó el auditorio al aire libre de la Finca Municipal El Portón. Fue una velada inolvidable, donde el genial músico gaditano, uno de los artistas españoles más prestigiosos del género, demostró su agudeza y su virtuosismo, con una actuación vibrante y mágica que deleitó a los presentes. La cita había despertado gran expectación y no defraudó. El propio autor, de 53 años y uno de los máximos exponentes de la fusión de flamenco y jazz, había anunciado días atrás que se escucharían cosas nunca oídas antes, producto de su visión artística, siempre abierta a explorar nuevos campos. Por ello, aprovechó para presentar en Alhaurín de la Torre varios temas de su último trabajo: ‘Flamenco Sketches’, una revisión de los cánones emblemáticos del jazz, ya que se trata de una versión muy particular del álbum ‘Kind of blue’, que editara en 1959 el mítico Miles Davis.
La actuación del talentoso pianista, que junto con el guitarrista Robert Cray (12 de julio) era uno de los principales reclamos de la presente edición del ciclo, sirvió para reivindicar la conexión de la obra de Davis con la música española, y demostró por qué el trompetista y compositor norteamericano ha sido siempre una referencia constante en la carrera de Chano Domínguez. Más allá de ‘Flamenco Sketches’, trabajo que ha sido nominado a los premios Grammy, el concierto funcionó como una magnífica reinterpretación del jazz y su vinculación con otros géneros. El mismo Chano se ha definido a sí mismo como “extraño” y “ecléctico”, fruto probablemente de las influencias que le han alimentado desde que empezara a tocar música cuanto tenía solo ocho años. Desde entonces, la música folclórica, el rock sinfónico o la copla han dejado su impronta en su carrera, hasta convertirlo en uno de los máximos exponentes de lo que se conoce como el jazz latino.
Ayer en el Portón del Jazz, sus sones de piano estuvieron perfectamente acompañados por el bajo de Gary Willis y la batería de David Gomes, además del baile de Daniel Navarro, cuya coreografía sobre el escenario fue otro de los momentos más impactantes y emocionantes de una noche en la que el público respondió con entusiasmo, aplausos y una cerrada ovación al finalizar el espectáculo. Sorprendió también el pasaje en el que la estrella andaluza dejó a un lado su piano de cola y agarró un keytar (piano colgante), que tocó con maestría y entusiasmo, dejando patente su perfecto dominio de todos los registros y modalidades del instrumento que le ha dado fama. En definitiva, fue un espléndido montaje en el que Chano Domínguez sobresalió como la figura de primer nivel que es, y que constituyó el mejor arranque posible del ciclo que organiza la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento.

I CONCURSO PORTÓN DEL JAZZ
Previamente al concierto, la plaza Antonio Romero, situada también en El Portón, acogió la primera de las actuaciones enmarcadas dentro del I Concurso ‘Portón del Jazz’, iniciativa pionera del área que nace para dar a conocer a grupos del género y para promocionar actividades paralelas al evento en sí. Dentro del certamen participan cinco bandas, que actuarán como teloneros durante las tres primeras veladas del festival. Ayer fue el turno de Moscatel Jazz Band, una formación compuesta por seis jóvenes componentes que lleva dos años funcionando, y que dominan la fusión son swing, samba o bossa nova. Sus miembros son Vicente Domenech (batería), Alfonso Miranda (saxo alto y tenor), Michel Torres (guitarra), Ramón Maura (bajo), José Alberto Martín (guitarra) y José María García (clarinete).
Fue un estupendo espectáculo que contribuyó a ambientar más una agradable velada en la Finca El Portón, donde se abrieron hasta medianoche sus dos salas de exposiciones para que los asistentes pudieran disfrutar de las dos muestras pictóricas que se exhiben estos días: la de Cristóbal León y la de José Antonio Diazdel, quien es precisamente el autor habitual de los carteles anunciadores del ciclo de jazz desde su creación. Un servicio gratuito de ludoteca que se repetirá durante las próximas citas del programa permitió que las familias pudieran dejar a sus hijos mientras disfrutaban de la música.

RESTO DEL PROGRAMA
Las entradas para el resto de los conciertos del Portón del Jazz están ya a la venta, y pueden adquirirse en la misma Finca El Portón, en la central de entradas de El Corte Inglés y en la página web www.mientrada.net. El precio es de 10 euros, salvo para la actuación de Robert Cray, que es de 15.

La segunda de las citas será el 12 de julio con Robert Cray, guitarrista y cantante estadounidense de blues y soul.  Creció escuchando a artistas como Ray Charles y discos de Gospel, pero en los años 70 el rock psicodélico también entró en sus gustos e influencias. En el año 74 fundó la  ‘Robert Cray Band’, que en 1980 sacó su primer álbum: Who’s been talkin. En el año 1983, la banda hizo su primera gira por los Estados unidos, acompañando a John Lee Hooker y Willie Dixon, en un show presentado como ‘Los reyes del Boogie’. Al mismo tiempo hicieron de grupo soporte del legendario guitarrista Muddy Waters. En el año 1985 se edita el álbum False Accusations, que alcanza el número uno en ventas en los rankings de Estados Unidos y también en Inglaterra. Ese año también vio la luz su trabajo Showdown, donde Cray toca junto a los guitarristas Johnny Copeland y Albert Collins. Esta unión les aporta 3 premios Grammy.
Su trabajo Strong Persuader, en 1986, fue un exitazo y llegó a ser Disco de Platino y portada en la revista Billboard. Ese mismo año grabó junto a Stevie Ray Vaughan y a Eric Clapton Live Ballads in Dallas.A partir de entonces es considerado uno de los referentes del blues actual junto con Eric Clapton, BB King y otros. Entre sus álbumes con mayor éxito se incluyen Some Rainy Morning (1995),  Take your shoes off(1999), Time will tell (2003), y Twenty (2005). Ha participado en importantes festivales como el  Croosroad Guitar o el  Festival de Jazz de Montreux.

El tercero de los conciertos del Portón del Jazz será el 19 de julio y estará a cargo de la AJM Big Band, que se integra dentro de la  Asociación de Jazz de Málaga. Esta entidad se constituye en el año 2011 como una asociación cultural sin ánimo de lucro con la intención de potenciar el jazz en la ciudad a través de formación, organización de talleres, seminarios, conciertos y festivales. En menos de dos años, muchos músicos de jazz de España hablan ya de la AJM y se trasladan a nuestra capital. La AJM Big Band está compuesta por los jovenes malagueños Ernesto Aurignac,  Jose Carra, Tete Leal, Enrique Oliver y  el valenciano Arturo Serra.
Ernesto Aurignac es hoy día uno de los saxofonistas más destacados en España. Licenciado en saxofón clásico en el Conservatorio Superior de Málaga, a continuación se instala en Barcelona. Ha actuado en toda España y en medio mundo. Jose Carra, pianista y compositor forma parte de la nueva generación de músicos de jazz españoles. Pero su formación como músico clásico, especialmente volcada a la composición, hace de él un músico particular, en el que se dan la mano jazz y clásico. Tete Leal empieza a estudiar saxofón con 7 años y en diez años termina sus estudios con la titulación de profesor superior. Paralelamente estudia flauta y flamenco de forma autodidacta. Ha tocado con numerosas agrupaciones.
Enrique Oliver comienza en nuestra tierra sus estudios musicales a los 8 años, estudios que completa en diversos puntos de España y el extranjero. Ha participado en numerosos conciertos y festivales: Málaga, Córdoba, Madrid, Sevilla, Canarias, Getxo, Pontevedra, Lisboa, Birmingham , Frankfurt…
Arturo Serra tuvo su formacion como percusionista en el Conservatorio Superior de Valencia. Sus inicios en el mundo del jazz empezaron formando parte  de la Big Band de Sedavi (Valencia). Ha estudiado con profesores como Gary Burton, Ed Saindon, Jerry Bergonzi o David Santoro y ha participado en masters class.
Con esta Big Bang actuará el saxofonista alto Perico Sambeat, quien  es considerado como uno de los grandes músicos de jazz españoles y uno de los de mayor proyección internacional. Se ha ganado a pulso un enorme prestigio por su extraordinaria carrera profesional de mas de 20 años, dentro y fuera de España. Con más de una veintena de discos como líder y cerca de un centenar como acompañante, además de numerosos galardones, destacan sus trabajos con grandes figuras como Brad Mehldau, Kurt Rosenwinkel, Tete Montoliu, Michael Brecker, Pat Metheny… Y ha colaborado con Dave Douglas, Bob Sands, ChrisKase, George Colligan, Chano Domínguez, Llibert Fortuny, Lluís Vidal , Albert Sanz…

El 26 de julio, Andrea Motis y Joan Chamorro pondrán el broche de oro con el último de los conciertos. Ellos son considerados la revelación del jazz catalán, cuyo circuito en el género es reconocido por su viveza y gran movimiento. El multiinstrumentista Joan Chamorro acumula una gran y reconocida trayectoria, tanto desde el punto de vista de la interpretación y la dirección, como desde el lado formativo. Se considera la big band más joven de Europa. Al frente de la Sant Andreu Jazz Band se cruzó con una niña de 12 años, con la que ya ha publicado dos discos. Aquella chica era Andrea Motis, cantante, saxofonista y trompetista  cuya precocidad sobre la escena y personalidad llama la atención por méritos propios y que a sus 18 años conjuga juventud y virtuosismo.
La dilatada trayectoria de Chamorro como saxofonista le ha llevado a trabajar con los grandes: Tete Montoliu, Slide Hampton, Bebo Valdés, Randy Brecker, The Manhattan Transfer, Stevie Wonder, Dave Mitchell… El elenco de músicos con los que ha trabajado es impresionante, sin descuidar su preocupación formativa.

Print Friendly, PDF & Email