esperanza-mena (Esperanza Mena) Esta mañana al despertarme me dije, Un día más para vivir y luego pensé, que tonta, será un día menos: Así llevo más de cuatro años, diciéndome todas las mañanas lo mismo, pues desde que estuve enferma, no hay un solo día que no piense que es un regalo de Dios que siga viva; hay tanto que gozar, que aunque solo sea un día, merece la pena vivirlo, y aprovechar cada instante.

 No entiendo como la gente está siempre renegando de esta vida, ya sé que no es un camino de rosas, y que hay veces que todo se tuerce y no vemos la luz a la salida del túnel, pero sí que la hay, y se sale de esa oscuridad que parece interminable; y cuando encontramos la salida, todo lo dejamos atrás y seguimos adelante. Es la única forma de poder ser un “poco” feliz, pues la felicidad no es eterna, y en la casa del pobre mucho menos…Por eso, os recomiendo que como yo, digáis, que aunque sea un día menos, merece la pena vivir.

 

 

Compartir
Artículo anteriorTú eres mi viento.
Artículo siguienteVVF Vive Fotografría