Estamos entrando en otoño e ir por la calle con los cabellos húmedos dejará de ser una opción. En verano somos muchas las que optamos por salir a la calle con el pelo mojado dejando que se seque al aire libre y dándole libertad para que se moldee a su gusto. A partir de septiembre las cosas cambian. La temperatura baja y muchos volvemos a la oficina, cosa que nos obliga a arreglarnos un poco más el pelo y empezar a cuidarlo más. Pero no basta con pasar el cepillo y secarlo, necesitas un buen secador de cabello para no estropear tu cabello y para que sea cómodo hacerlo día tras día. Todos hemos utilizado malos secadores y malos productos que nos han quemado el pelo y que nos han obligado a cortarlo un poco más de la cuenta. En este artículo queremos darte algunos consejos para que compres el secador ideal para ti.

No se trata de escoger el más caro del mercado ni el que tiene el mejor diseño, sino uno que acierte con su funcionalidad, que sea del material adecuado y que no nos maltrate el pelo. Si bien es cierto que la mayoría de los secadores baratos pueden cuidar menos el pelo tampoco hace falta comprar el de mayor precio del mercado para conseguir uno que sea bueno. Lo importante es el cuidado del pelo y conseguir un cabello hidratado y un cabello luminoso. ¿En qué cosas debemos fijarnos a la hora de escoger el secador?

Elige la potencia adecuada para tu cabello. Cuanta más potencia tiene un secador más rápido suele secar el pelo y más probabilidades de que pueda quemar más el pelo. Aunque la temperatura no es lo primordial la potencia si lo es. ¿Te has preguntando por qué los secadores de las peluqueras tienen tanta fuerza y funcionan en tan poco tiempo? Pues precisamente porque son secadores de alta calidad con un potencia fuerte. Si tu cabello es grueso, tienes mucho y te pasas horas secándolo necesitas un secador de una potencia más alta a 1.800w y podrás conseguir resultados rápidos.

Considera el peso del secador. Quieres que sea rápido y eficiente pero no que pese tanto que no puedas cargarlo en ningún lugar o que no te permita sostenerlo en mano más de cinco minutos. Parece una tontería pero es un consejo importante. El peso del secador debe ir indicado en su envoltorio. También es cierto que más allá del peso lo que nos puede importar es el tamaño. Los secadores profesionales suelen ser los de tamaño grande, eso no significa que pesen muchísimo, todo depende del modelo. Ahora bien, si lo que buscas es un secador para llevarlo en tu maleta, entonces quizás te interesa uno de tamaño pequeño. Eso sí, no te despistes y compres uno de gama baja, también los hay pequeños y con mucha calidad. Aprovecha para cuidar tu pelo incluso cuando estás de vacaciones.

Escoge un secador que tenga una amplia variedad de ajustes de calor. Rechaza aquellos que solo tiene el botón de encendido y apagado y decántate por aquellos que al menos te dejan escoger entre tres fuerzas de calor. Dependiendo el tipo de pelo escogerás uno o el otro. Si tu cabello es fino y no tienes mucha cantidad, con la fuerza de calor mínima es suficiente, cuanto más grueso o más largo, más calor le daremos para que se seque más rápido. Muchos secadores nos permiten además no solo moderar el calor sino la velocidad o la potencia, esto también es importante tenerlo en cuenta. Una vez más dependiendo del tipo de pelo deberemos usar una modalidad u otra.

¿Qué material es el adecuado? Esto dependerá una vez más del tipo de pelo. Escoge un secador de titanio si tienes mucho cabello o lo tienes muy grueso, se calientan mucho y te facilitaran el secado. Para cabellos finos o secos recomendamos un secador de cerámica o porcelana. El calor que emiten es menos fuerte y consistente y cumplen su función a la perfección. Y aún hay una opción más, si tu cabello suele encresparse mucho, porque tienes el pelo rizado o porque ya de por sí suele quedarse así, te recomendamos un secador iónico o de turmalina, un material que ayuda a que el pelo se seque más rápido sin darle tiempo a encresparse. Para conseguir un resultado perfecto, un cabello suave y sano, ten en cuenta todas estas cosas.

Todo ello es importante para el cuidado del pelo pero para un resultado perfecto no solo es importante el secador sino también la forma de utilizarlo. Recuerda que no debes acercarlo a más de cinco centímetros de tu pelo para no quemarlo y considera sacar siempre el exceso de agua con una toalla, para que cuando le apliquemos el aire ya no esté goteando sino simplemente húmedo. También te recomendamos utilizar algún tipo de sérum para darle un resultado final perfecto.

Print Friendly, PDF & Email