Anoche reflexionaba sobre la aparente importancia que Joaquín Villanova, alcalde de Alhaurín de la Torre, le da a la Educación en nuestro municipio. Parece que le preocupa y lo manifiesta con las distintas reuniones que está intentando tener con madres y padres de nuestros centros educativos.

Algunas de las personas asistentes nos comentaban a los concejales socialistas que, lejos de abordar la situación con criterio técnico, se limitaba a crear alarmismo, a atacar a los ediles del PSOE y a la Junta de Andalucía. Y esto fue lo que pudimos comprobar ayer. Desde el área de Educación del Ayuntamiento se había hecho circular un mensaje de Whatsapp aludiendo a una supuesta “preocupación de padres y madres” para convocar una reunión abierta en el Salón de Plenos, a la cual acudimos los concejales socialistas preparados con datos para escuchar y aclarar algunas cuestiones educativas.

Pero Joaquín Villanova decidió marcharse del Salón de Plenos y trasladar la reunión a su despacho y así imposibilitar nuestra presencia. Así que entendemos que esta reunión lejos de querer arrojar claridad en este asunto, era la de tratar de alarmar a las familias.

Quienes conocemos a Joaquín Villanova sabemos que cuando se ve cuestionado tiene esa actitud de “dueño del cortijo” que ayer demostró, que nada se mueva sin su consentimiento. Es una actitud que muestra incluso con los propios concejales del Partido Popular, y, especialmente, con los miembros de la Oposición. Esa actitud soberbia es aún más significativa en algún asunto como el de la Educación, donde nuestro criterio es más solvente técnicamente.

Esta actitud de desprecio es muy llamativa frente al Consejo Escolar Municipal, que no se renueva desde 2005. Esta negativa a convocar el Consejo Escolar Municipal que él preside es por su falta de control de este órgano, que es elegido democráticamente. Joaquín no lo oculta y lo dice públicamente: “¿para qué voy a convocar un consejo escolar que no me van dar la razón?”. Además, públicamente en el Pleno arremete contra todos los equipos directivos de los colegios e institutos de Alhaurín de la Torre, a los que llega a calificar de “adoctrinados o comisarios políticos”, en sus palabras. Y es que tras décadas de poder, Joaquín Villanova ha caído en la tentación de pensar que todo aquel que no le dé la razón es el enemigo.

David Márquez, concejal del Grupo Municipal Socialista de Alhaurín de la Torre y Jefe de Servicio de Ordenación Educativa de la Delegación Territorial de Educación, Cultura y Deportes

Print Friendly, PDF & Email