La búsqueda de identidad a la hora de elegir nuestros atuendos sigue evolucionando, rompiendo cánones y patrones propios de las llamadas ‘tribus urbanas’ hacia un terreno más propio e individual. Descubre cómo elaborar y confeccionar tu propio estilo.

Que hay una muy esparcida tendencia a considerar las ropas que vestimos en nuestro día a día algo más que una simple combinación de colores y formas es algo que llevamos viendo todas nuestras vidas, y es que el sector de la moda está reconocido como la parte del arte de uso práctico. Cambiar el corte de una camiseta para resaltar un tatuaje, escribir una frase que todo el grupo de amigos utiliza a modo de grito de batalla, combinar distintos tejidos en una misma prenda, mostrar guiños a vestimentas icónicas de tus artistas favoritos como parte de una propia pieza… Todo ello es motivo de personalización cuando hablamos de confeccionar una camiseta o cualquier otro tipo de prenda.

Algunos diseñadores confeccionan nuevas piezas de estilismo con esta premisa, aunque otros prefieren hacerlo dándole su propio toque como una simple expresión artística dispuesta a ser mostrada en una pasarela con modelos que desfilan con elegancia y atrevimiento; a sabiendas de que para muchos espectadores no es simplemente un museo que entra y se escapa de nuestra vista: es más bien una fuente de inspiración sobre la que apoyarse para hallar un estilo que exprese todo lo posible sobre nuestra personalidad con un simple vistazo.

Bajo esta premisa se han basado la mayoría de las modificaciones o customizaciones que vemos a diario por la calle o en tiendas. Hoy día, está tan incluido en nuestro concepto del ‘cómo vestir’ que incluso podemos encontrar algunas empresas que han decidido romper el concepto del aburrido y sobrio estilo del uniforme de trabajo. Ya es posible así diseñar la ropa laboral que queremos mostrar cuando nuestro equipo se desplaza hacia el cliente. Y es que en el mundo de los negocios ya se sabe que es renovarse o morir, por eso han surgido empresas especializadas en dar ese toque moderno al uniforme de trabajo para favorecer la percepción que nuestra empresa da al cliente para el que se dedica.

Sin embargo, más allá del uso empresarial que se le puede otorgar a la customización de nuestra ropa, no podemos olvidar el uso principal y más extendido en nuestra cultura occidental: el estilo.

 

Un look a medida

Salta a la vista que el mundo de la moda urbana no ha parado de evolucionar, y los adolescentes de hoy en día tienen un sentido del estilo que puede ser descrito como mucho más inconformista. No sólo han recuperado prendas y abalorios que las generaciones previas ya consideraban extintas; sino que además buscan la de identidad  personal dentro de sus respectivos grupos sociales afines. No es extraño ver un incremento de popularidad de camisetas personalizadas con variadas referencias a sus videojuegos, películas o series favoritas. A veces, para algunos, es suficiente con comprar el merchandising oficial de los anteriormente mencionados; pero para los más inconformistas y creativos diseñar y planear la confección de su camiseta, desde el color, pasando por el corte e incluso hasta la ilustración del estampado es un proceso intrínseco a la hora de elegir su nueva adquisición de vestuario.

 

Creatividad sin límites también para complementos

Este espíritu creativo que se manifiesta a través de un excéntrico gusto por la moda tiene cabida más allá de las piezas de ropa principales. Un buen ejemplo de confección de complementos customizables son las bolsas mochila personalizadas, que sirven para mantener vivo el estilo que se adapta mejor que ningún otro a este creciente tipo de consumidores. Gracias a la creación de complementos que aportan este tipo de empresas, los consumidores finales pueden encontrar más variables para revelar su gusto personal incluso yendo de viaje o, simplemente, en situaciones donde no tiene cabida llevar la ropa preferida ya sea por comodidad, tiempo, etcétera.

 

Y no todo acaba aquí. La versatilidad que hoy se ofrece a la hora de elegir ropa y complementos personalizados sigue expandiéndose hacia todo tipo de confección. Ya es posible crear a través de estas tiendas mucho más de lo que podría imaginarse. Hay de todo. Desde zapatos de tacón, trajes de baño, chaquetas de cuero hasta incluso sombreros personalizados. La variedad de opciones abarca tanto como la imaginación de cada uno; todo se basa en saber dónde buscar.

Print Friendly, PDF & Email