survival_septiembre_2013(Survival International) El Tribunal Supremo de Botsuana asesta un duro golpe a los bosquimanos del Kalahari, que podría significar el fin del modo de vida de esta tribu. El Tribunal Supremo de Botsuana ha echado por tierra el intento de los bosquimanos del Kalahari de obtener libre acceso a su tierra ancestral, y su decisión hace temer con más fuerza que esto pueda significar el fin de los últimos bosquimanos que dependen de la caza.

Los bosquimanos de la Reserva de Caza del Kalahari Central (CKGR, según sus siglas en inglés) llevaron al Gobierno ante los tribunales por la medida que los obliga a solicitar permisos para entrar en la reserva, a pesar de que en una histórica sentencia de 2006 el Tribunal Supremo garantizó el libre acceso a todos los bosquimanos de la CKGR.

El permiso de entrada solo dura un mes y únicamente se emite para aquellos bosquimanos con familiares en la reserva: una política o movimiento claramente diseñado para disminuir paulatinamente el número de bosquimanos que pueden acceder a su tierra. Los bosquimanos viven con el temor constante de exceder la duración de los permisos, en medio de la represión que ejercen los guardas forestales y la policía paramilitar.

Pero el Gobierno ha conseguido que el caso sea desestimado por tecnicismos y porque ha negado que todos los solicitantes de permisos residieran en la reserva cuando se produjeron las expulsiones de 2002. El juez ha dictaminado que los solicitantes tendrían que volver a juicio y demostrar que sí vivían en ella.

Este es el segundo revés que afrontan los bosquimanos en este juicio, tras la polémica prohibición a su abogado Gordon Bennett de acceder al país para representarlos durante el juicio.

Los bosquimanos prometen seguir luchando por los derechos territoriales a pesar de este revés legal.

En declaraciones a Survival International, el bosquimano Jumanda Gakelebone comentó: “El dictamen del Tribunal Supremo no tiene en cuenta lo mucho que los bosquimanos aman a su tierra. Ofrece una imagen clara del Gobierno de Botsuana y cómo utiliza la opresión. Pero esto no es ninguna sorpresa para nosotros, y no es la primera vez. Lucharemos por nuestros derechos hasta que consigamos lo que estamos buscando”.

Varios bosquimanos también han sido detenidos y torturados recientemente por cazar, que es crucial para su supervivencia en la CKGR.

Survival International ha condenado los desvergonzados intentos del Gobierno de Botsuana de destruir el modo de vida de los bosquimanos impidiéndolos cazar y acceder libremente a su tierra, y mantendrá su campaña para apoyar su derecho a vivir en paz en su tierra.

El director de Survival International, Stephen Corry, declaró hoy: “El Tribunal Supremo ha asestado un duro golpe a los bosquimanos, pero la batalla por su tierra no se detiene aquí. Survival no descansará hasta que los derechos de esta tribu no se restauren. Están girando las ruedas de una nueva campaña internacional a gran escala”.

Nota para los periodistas:

– Los bosquimanos de Botsuana son los últimos cazadores bosquimanos que sobreviven en el sur de África. El Gobierno los expulsó a la fuerza de su tierra ancestral en la CKGR entre 1997 y 2002. En una histórica victoria judicial en el año 2006, los bosquimanos ganaron su derecho a regresar y el tribunal dictaminó que las expulsiones habían sido “ilegales y anticonstitucionales”. Sin embargo, en la actualidad el Gobierno solo permite el acceso libre a la reserva a los 186 bosquimanos que demandaron, así como a sus hijos menores de 16 años. En un primer momento, el Gobierno había asegurado que el resultado de la sentencia se aplicaría a unos 700 bosquimanos.