image

Formarán parte de las comisiones de Medio Ambiente y Cultura de la Federación, que agrupa a los municipios de España. Alhaurín refuerza su presencia en las organizaciones municipalistas, tras la elección de Joaquín Villanova como vicepresidente de la FAMP

17/03/2016.-
Dos concejales del Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre, Marina Bravo y Manuel López, han sido elegidos como representantes de la FEMP (Federación Española de Municipios y Provincias), el organismo que agrupa a todas las entidades locales del país: ayuntamientos, diputaciones, consejos y cabildos insulares. En concreto, Marina Bravo, edil de Medio Ambiente y de Patrimonio Histórico, forma parte de la Comisión de Medio Ambiente de la Federación, mientras que Manuel López, primer teniente de alcalde y concejal de Economía y Hacienda, se integrará como vocal de la Comisión de Cultura.

Alhaurín de la Torre refuerza así su representantividad en las organizaciones municipalistas, después de que el alcalde, Joaquín Villanova, fuera nombrado el pasado mes de noviembre vicepresidente de la Federación Andaluza, la FAMP. En el caso de Marina Bravo, también diputada provincial en Málaga, la Comisión de Medio Ambiente ya está constituida, con Alfonso Villares, alcalde de Cervo (Lugo) como presidente. Cuenta con unos 25 representantes, todos ellos ediles de todos los partidos políticos y diferentes zonas geográficas.

En la comisión se debatirán políticas e iniciativas medioambientales para aplicar a los ayuntamientos, y servirá también como herramienta de asesoramiento y de intermediación entre entidades locales y otras de ámbito estatal, como el Ministerio de Medio Ambiente. Se tratarán además normativas, fórmulas para la aplicación de la legislación europea en materia medioambiental o convenios con los gestores de tratamiento de residuos, como Ecovidrio o Ecoembes.

La Comisión de Cultura, de la que formará parte Manuel López, se constituirá próximamente. Entre sus objetivos, están la construcción de herramientas útiles para la planificación cultural y la evaluación de las políticas culturales locales, así como la puesta en común de buenas prácticas en estos ámbitos, proponiendo, al mismo tiempo, acciones formativas, dotando a los gestores culturales locales de foros de encuentro e intercambio de conocimiento.

image

Print Friendly, PDF & Email